AGMER celebra el nuevo fallo de la Justicia contra los agrotóxicos

AGMER celebra el nuevo fallo de la Justicia contra los agrotóxicos

El decreto del Ejecutivo que redujo las zonas de exclusión y restricción para las en cercanías de escuelas rurales fue declarado nulo por inconstitucional e ilegal. Así lo estableció el fallo por el amparo colectivo que como promovimos.

La Comisión Directiva Central de AGMER manifiesta su satisfacción ante el nuevo fallo judicial que declara inconstitucional del decreto del Ejecutivo provincial por la aplicación de en cercanías de las escuelas rurales. Se trata del quinto fallo consecutivo con que la Justicia da la razón a las organizaciones sociales que venimos planteando nuestras preocupaciones y advertencias frente a un modelo productivo irrespetuoso de la salud y los derechos ambientales de toda la población.

[bctt tweet=»El decreto del Gobierno de Entre Ríos que redujo las zonas de exclusión y restricción para las fumigaciones en cercanías de escuelas rurales fue declarado nulo por inconstitucional e ilegal.» username=»emisoraregional»]

El juez Virgilio Galanti declaró la nulidad por inconstitucionalidad e ilegalidad del Decreto provincial 2239 con que el poder Ejecutivo redujo sustancialmente las distancias de zonas de exclusión y restricción al momento de arrojar agrotóxicos –sea vía aérea o terrestres -en cercanías de escuelas rurales.

Desde la Comisión Directiva Central de AGMER sostienen que: «Como impulsores del amparo colectivo que promovimos en resguardo de las comunidades educativas, entendemos que este nuevo fallo es un triunfo en la disputa que venimos dando. Es momento ahora de avanzar en una discusión pública respecto del modelo productivo que nuestra provincia y nuestro país están dispuestos a sostener, en vez de dilatar la implementación de políticas en este sentido con apelaciones y nuevas instancias judiciales.»

En el nuevo fallo conocido Galanti establece que las distancias de fumigación se redujeron “sin la previa realización de los estudios” que permitan fijar pautas para el uso racional de agroquímicos. Y consideró que los artículos 2, 3 y 4 del decreto deben ser declarados inconstitucionales e ilegales. Se trata justamente de aquellos que fijan las zonas de exclusión y de restricción para la realización de fumigaciones.

[bctt tweet=»La Justicia consideró que los artículos 2, 3 y 4 del decreto deben ser declarados inconstitucionales e ilegales. Son que fijan las zonas de exclusión y de restricción para la realización de fumigaciones.» username=»emisoraregional»]

La CDC de AGMER afirma en el texto enviado que: «Una vez más, hemos ganado una batalla, aportando a un debate público impostergable que se está dando en todo el país. En ese debate, la lucha que llevamos adelante en Entre Ríos contra un modelo que envenena se ha convertido en modelo y referencia, sentando jurisprudencia que hoy se cita en los tribunales de todo el país, especialmente donde se sufren los efectos dañinos de este modelo de producción.»

El comunicado de AGMER lleva la firma de su Secretario General, Marcelo Pagani, Ana Delaloye, Sec. Adjunta, Guillermo Zampedri y Mario Bernasconi, Secretario de  de la Comisión Directiva Central.

Fundamento del fallo judicial

En el Articulo 2º del decreto gubernamental se buscaba establecer como “zona de exclusión”, en donde no se pudieran realizar aplicaciones de plaguicidas, a un radio de cien (100) metros para el caso de aplicaciones terrestres y quinientos (500) metros para aplicaciones aéreas, respecto del casco de las escuelas rurales.

En el Artículo 3º, se pretendía establecer un “área de restricción” en donde se prohibieran las aplicaciones terrestres de productos fitosanitarios dentro del radio de quinientos (500) metros contados desde el límite de los cien (100) metros, establecidos en el Artículo 2º.

En tanto, el Artículo 4º, también declarado nulo e ilegal, se intentaba establecer un “área de restricción” donde se prohibieran las aplicaciones aéreas de productos fitosanitarios de clase toxicológica Ia, Ib y II dentro del radio de tres mil (3.000) metros contados desde el límite de los quinientos (500) metros, establecidos en el Artículo 2º, en esta Área podrán realizarse aplicaciones aéreas de productos fitosanitarios de clase toxicológicas III y IV conforme la nomenclatura proporcionada por el SENASA.

Argumentos

Entre las justificaciones, Galanti sostiene que en Artículos anteriormente mencionados no se respeta lo dispuesto en los puntos 1º, 2º y 3º de la sentencia del Vocal de Sala II de la Cámara Civil y Comercial, Oscar Benedetto, en lo que consigne a la protección ambiental y de derechos humanos.

Además, asegura que los Artículos en cuestión “transgreden en primer término los arts. 1, 5, 65, 186, 203 de la Constitución de Entre Ríos; los arts. 1, 18, 75 inc. 22 de la Constitución Nacional, y art. 25, pto.2 inc. c) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y 33 de la Ley General del Ambiente”.

Por último, sostiene que transgreden “los derechos humanos y de protección ambiental que dimanan del mismo fallo firme contenidos en lo dispuesto en los arts. 41 y 33 de la Constitución Nacional; Ley General del Ambiente Nº 25.675; arts. 18, 19, 22, 83, y 84 de la Constitución de la Provincia de Entre Ríos; y arts. 3, 24 inc. e) y concs. de la «Convención de los Derechos del Niño»; arts. 4 inc 1., 5 inc. 1, y 19 y conc. de la «Convención Americana de Derechos Humanos»; art. 12 del «Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales»; arts. 1º, 2º, 3º, 5º, 8º, 21º y conc. de la Ley nacional Nº 26061, y Ley provincial Nº9861 de Protección Integral de los Derechos de las niñas, niños y adolescentes; y arts. 2, 3, 14, 1710 y 1711 y concs. del Código Civil y Comercial” (Emisora Regional)

Envia tu WhatsApp