Cáceres cruzó fuerte a la UCR por el pedido de emergencia educativa

El diputado provincial y ex vicegobernador, José Cáceres, interpretó que en el contexto de un año electoral, el radicalismo “se pelea por ver quién le pega más al Gobierno peronista”. Dijo que la ONG Argentinos por la es una “usina del neoliberalismo” y “sigue los lineamientos del Banco Mundial”.

José Cáceres salió a cuestionar los dichos de la UCR al solicitar que se declare la emergencia educativa en la provincia. Según el ex vicegobernador, “el radicalismo trata de sacar algún rédito electoral de la dramática situación que estamos viviendo y traslada sus peleas internas a la política provincial, por eso se pelean por ver quién le pega más al Gobierno peronista”.

En ese sentido es que interpretó que “en uno de los sectores, toman el papel de defensores de la educación cuando todos sabemos que han sido, en los gobiernos de la Alianza y luego Cambiemos, verdugos de los docentes y de la educación pública”.

“A las órdenes de la nueva asonada de abran las escuelas, proponen la declaración de emergencia educativa en Entre Ríos, como un golpe de efecto, perdiendo de vista irresponsablemente el contexto de pandemia en que la vida de los argentinos hoy se desarrolla”, sostuvo se quejó de que, “por un lado arengan desde el oportunismo a algunos ciudadanos a que presionen por la vuelta a la presencialidad en el sistema educativo y por el otro sostienen que el estado de las escuelas y de la educación entrerrianas hace imposible que eso suceda. La única coherencia que se puede encontrar en su discurso es la de atacar una y otra vez, no importa cuál sea el fundamento para las barbaridades que dicen, al gobierno provincial y nacional”.

También criticó a Argentinos por la Educación, organización cuyo informe sobre la provincia es citado en el comunicado de la UCR, a la cual calificó como “una de esas organizaciones con piel de cordero tan típicas y presentes durante el gobierno de Cambiemos, cuyo fundamento son los lineamientos del Banco Mundial para los países en desarrollo. Su directorio y equipo, integrado por empresarios y Ceos de empresas multinacionales y nacionales del área de servicios, de bancos privados; por expertos formados en el ámbito de la educación privada y ex funcionarios del PRO en la ciudad de Buenos Aires y el gobierno nacional durante la presidencia de Mauricio Macri, pintan de cuerpo y alma a esta organización que se define como apolítica”, señaló.

“El principal insumo de esta usina del neoliberalismo para elaborar el informe que la UCR de Entre Ríos usa como argumento para denostar a la educación pública provincial y sus trabajadores, son los operativos Aprender que se desarrollaron en el país entre 2016 y 2019” cuestionó y dijo que, “esos operativos fueron cuestionados y resistidos por la comunidad educativa que los radicales dicen ahora defender. Los propios gremios docentes los rechazaron por tratarse de modelos estandarizados, enlatados y producidos en el extranjero que tratan de establecer una medición que no da cuenta de las particularidades y diferencias que integran nuestra escuela pública”, citó y continuó: “El objetivo de estos relevamientos fue estigmatizar y desprestigiar a la educación pública y sus trabajadores y de esa manera avanzar en reformas que tienden a poner a la educación al servicio del mercantilismo. Está claro porqué los empresarios forman este tipo de organizaciones que producen los discursos que luego, los partidos políticos como la UCR adoptan como verdades reveladas”.

“Nuestra provincia y el Gobierno peronista de Gustavo tienen un profundo compromiso con la educación pública y sus trabajadores, situación que no está exenta de las crisis económicas y, por supuesto, del impacto que la pandemia tiene en todos los ámbitos de la vida”, aseguró. “Lo mismo sucede con el Gobierno nacional de que, además de haber devuelto la paritaria nacional a los docentes, trabaja en la vuelta a clases presenciales pero con seriedad y realismo, sabiendo que no se puede jugar con la salud de la población. Desde luego, ese compromiso está lejos de la perspectiva individualista y meritocrática que propone la UCR. Para este gobierno, la educación es un derecho y una herramienta de inclusión y justicia social, basada en valores como la solidaridad y el respeto por las diferencias, donde el aprendizaje es un proceso de formación ciudadana y no un bien cuantificable bajo preceptos regidos por organismos internacionales”, finalizó Cáceres.