La CGT insiste en que la marcha del 7 de marzo es inamovible

Juan Carlos Schmid , uno de los dirigentes que integran el triunvirato que conduce la , afirmó ayer que la marcha convocada por los gremios para el 7 de marzo es “prácticamente inamovible” y pronosticó que si bien la convocatoria al es posterior ese día la movilización al Ministerio de derivará en “algún cese de ”.

La marcha fue convocada la semana pasada por el consejo directivo de la CGT, que también resolvió realizar un paro, aunque no fijó fecha. La protesta se hará el 7 de marzo, un día después de la fecha prevista para el comienzo de clases en la mayoría de las jurisdicciones del país.

“La medida de fuerza del 7 de marzo es prácticamente inamovible. El 7 de marzo habrá una movilización de protesta con algún cese de actividad, con epicentro en el Ministerio de y Producción”, sostuvo Schmid, quien afirmó que el reclamo se centra en el malestar de los gremios por los crecientes .

El titular del sindicato de Dragado y Balizamiento atribuyó la caída del a “la apertura de la importación” y adelantó que, dado que “el quiere sostener ese enfoque, seguramente habrá confrontación”.

En declaraciones a Nacional, Schmid se refirió también al aumento de la desocupación a escala mundial y consideró que “no habría mayores inconvenientes” en abrir una discusión con el Gobierno destinada a modificar los convenios laborales, “sin que ello implique flexibilización”. Insistió en que en la el principal problema “es la distribución de los ”.

Preocupación de Francisco

El legislador porteño Gustavo Vera (Bien Común), quien viajó al Vaticano para participar de un seminario, dijo que el papa Francisco “está sorprendido por la cantidad de despidos” que hay en la Argentina. “No me habló del paro que definió la CGT, pero está muy al tanto de la situación social, porque le llegan informes de las arquidiócesis”, señaló.

Fuente: Voz Federal