Más de medio millón de empleos en peligro

(BAE Negocios) Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (), basados en los registros de la Aduana, las exportaciones de ropa cayeron 6,4% en el primer semestre de 2018 respecto a igual periodo de 2017.

El rubro textil quedó exento de los recientes recortes en los reintegros a la exportación que oficializó el Gobierno el 21 de agosto a través del decreto 767/2018. Pero este paliativo no parece ser suficiente. A principio de año, entidades como la Asociación de Curtidores de la Provincia de Buenos Aires, la Fundación Protejer, la Federación de Industrias Textiles y Asociación Obrera Textil, advertían que la caída del poder adquisitivo, el aumento de las importaciones y la fuga hacia el consumo externo, ponía en peligro más de medio millón de puestos de trabajo en el sector textil.

«El costo para los textiles es cada vez más alto y la presión más fuerte, lo que lleva a una pérdida de competitividad en el mercado provocando cierre de empresas, suspensión y de personal textil», expresa Kahale. «Consideramos necesario un tratamiento impositivo que estimule el fortalecimiento de las pymes», agrega el empresario.

Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: