Paro nacional: La Multisectorial marchó hasta Casa de Gobierno

La movilización fue convocada para resistir y repudiar el modelo económico que impulsa la gestión del presidente de Mauricio Macri.

“Hoy estamos nuevamente en la calle en unidad de acción, en esta Multisectorial, junto a las organizaciones sindicales que nuclean las CTA, las organizaciones de trabajadores desocupados bajo el sello de “los cayetanos”, más de 80 gremios de la CGT, asociaciones vecinalistas y otras organizaciones del pueblo, a lo largo y ancho del país, ante un Gobierno nacional que forma parte de la oligarquía más conservadora, extranjerizante y antiobrera que hemos visto en los últimos tiempos”, leyeron en el acto que se desarrolló en la Plaza Mansilla, de espaldas a la Casa Gris.

“Si el ajuste no es mayor ha sido por las innumerables luchas que el pueblo protagoniza continuamente”, se destacó además. “Este Gobierno nacional, de rancia estirpe oligárquica, no comete errores: el sufrimiento de las grandes masas es la necesaria consecuencia de su plan político y de gestión”.

Luego se indicó: “Reafirmamos el rechazo a la adhesión de la Provincia al Pacto de Responsabilidad Fiscal y el apoyo dado por los legisladores entrerrianos a la reforma de la ley previsional y al Presupuesto Nacional 2019”.

“También denunciamos a la gestión municipal, representante en Paraná de estas políticas contra el pueblo, donde todo es negocio para pocos. Como ejemplo citamos el grave retroceso en derechos ciudadanos como el transporte público digno y accesible, el abandono de numerosos espacios públicos para provocar la entrega a privados”, se enumeró.

Para finalizar se expresó: “Por la historia de la clase trabajadora, por nuestros derechos cercenados y por una sociedad de la dignidad obrera convocamos todos los trabajadores ocupados, desocupados, activos y jubilados, organizados y no organizados a realizar todos los esfuerzos que hagan a un movimiento unitario en defensa real del pueblo entrerriano y argentino”.

Documento completo

A continuación se transcribe el texto completo de la Multisectorial:

“…salen de sus celdas. Se dan la mano, sonríen. Les leen la sentencia, les sujetan las manos por la espalda con esposas, les ciñen los brazos al cuerpo con una faja de cuero y les ponen una mortaja blanca como la túnica de los catecúmenos cristianos. Abajo está la concurrencia, sentada en hilera de sillas delante del cadalso como en un teatro… Firmeza en el rostro de Fischer, plegaria en el de Spies, orgullo en el del Parsons, Engel hace un chiste a propósito de su capucha, Spies grita: “la voz que vais a sofocar será más poderosa en el futuro que cuantas palabras pudiera yo decir ahora». Les bajan las capuchas, luego una seña, un ruido, la trampa cede, los cuatro cuerpos caen y se balancean en una danza espantable… José Martí -, Noviembre 13 de 1887 corresponsal en Nueva York del diario La Nación.

Hoy recordamos a los mártires de Chicago: George Engel, Adolf Fischer, Albert Parsons, August Spies, Louis Lingg muertos en la horca, y a Samuel Fielden, Oscar Neebe y Michael Schwab condenados a largos años de prisión en 1.886 bajo un juicio basado en la mentira, el prejuicio de clase y por el terror que generaba en los poderosos que el pueblo trabajador se levantara en defensa de sus derechos, en ese momento por las ocho horas de trabajo. En memoria de nuestros mártires, el 1º de Mayo es para nosotros una jornada de lucha donde reafirmar nuestros derechos como clase y convocar a luchar contra el gobierno y las patronales para conseguir tantos otros derechos que nos faltan.

132 años se cumplirán pronto desde aquella jornada en la que con terror las clases dominantes buscaron silenciar la lucha obrera y popular. Decimos con orgullo que han fracasado en su propósito. Desde esos días hasta hoy, la clase trabajadora ha dado inmensas peleas y logrado grandes conquistas. Junto a otros sectores oprimidos y explotados, ha encabezado los procesos de transformación social más importantes de la historia, como la Revolución Rusa de 1.917, la Revolución China, Revolución Cubana y otros tantos.

En nuestro país no podemos dejar de mencionar algunas de esas duras pruebas del pueblo trabajador de las que solo a modo de ejemplo valen recordar las de los almacenes Vasena, las de la Forestal y la Patagonia Rebelde, el 17 de octubre, el Cordobazo, Rosariazo, Villazo, la resistencia contra la dictadura genocida, y más cerca en el tiempo, las jornadas del 19 y 20 de diciembre de 2001 que pasaron a la historia como el Argentinazo.

En Entre Ríos recordamos la organización obrera de inicios del siglo XX y la furiosa represión que el 1ero de Mayo de 1921 en Gualeguaychú sufrieron los obreros de la entonces Federación Obrera Regional de parte de la Liga Patriótica del fascista Manuel Carlés. Y, más cerca, la lucha multisectorial durante la ley de de Moine (8.706) y el Argentinazo de 2.001, con su secuela de muertes aún impunes que en el país nos dejó 35 asesinados y en Entre Ríos las del militante de la Corriente Clasista y Combativa José Daniel Rodríguez y las casi niñas Eloísa Paniagua y Romina Ituraín a manos de la Policía, en ese entonces a las órdenes políticas de Sergio Montiel y su ministro Enrique Carbó.

Hoy estamos nuevamente en la calle en unidad de acción, en esta multisectorial, junto a las organizaciones sindicales que nuclean las CTA, las organizaciones de trabajadores desocupados bajo el sello de “los cayetanos”, más de 80 gremios de la CGT, asociaciones vecinalistas y otras organizaciones del pueblo, a lo largo y ancho del país, ante un gobierno nacional que forma parte de la oligarquía más conservadora, extranjerizante y antiobrera que hemos visto en los últimos tiempos. Un gobierno que afina y confirma su rumbo antipopular, tratando de estirar los tiempos de su agotamiento con anuncios de medidas de estabilización de precios y provisión de productos de primera necesidad que centralmente es propaganda mediática y masiva que ya casi ni expectativas generan

La dolarización de las tarifas, el crédito imposible por el interés usurario, la destrucción de las economías regionales, de la industria local y de cientos de miles de puestos de trabajo, junto a una inflación descontrolada licúan los magros salarios y los ingresos formales e informales de millones de personas.

La brutal transferencia de recursos a los sectores más concentrados de la economía –bancos, empresas de servicios públicos, petroleras, exportadores, etc – ha determinado un generalizado saqueo social y el descalabro en las condiciones de vida de millones de habitantes, haciendo que más del 35% de los argentinos se encuentren debajo de la línea de la pobreza, en tanto que la indigencia roza el 8%.. Para los sectores populares significa hambre, vuelta de enfermedades erradicadas, imposibilidad de educación para nuestros gurises y destrucción del empleo por cierre de pymes, industrias y comercios

Al contrario de las penurias populares, un sector privilegiado -de la que el gobierno nacional forma parte- sin ningún tipo de límites fugó en lo que va de la gestión macrista el escándalo de más de 60 mil millones de dólares, la gravedad es de tal magnitud que esa cifra es mayor que el préstamo de salvataje que Macri obtuvo del FMI bajo condiciones de subordinación absoluta.

Si el ajuste no es mayor ha sido por las innumerables luchas que el pueblo protagoniza continuamente, pero a la fecha este gobierno ha destruido 200.000 puestos laborales en blanco y el cierre de alrededor de 10 mil pymes. Además ha producido miles de despidos en el Estado Nacional provocando, no solo la indefensión de los trabajadores, sino la destrucción o desmantelamiento de áreas claves para el desarrollo o el cuidado de la educación y la salud pública, como son los órganos dedicados a la investigación científica y tecnológica, la promoción de las economías regionales y de control de plagas, la previsión social, la salubridad en los alimentos o posibles epidemias.

Este gobierno nacional, de rancia estirpe oligárquica, no comete errores, el sufrimiento de las grandes masas es la necesaria consecuencia de su plan político y de gestión, cuya principal responsabilidad trata de esconder bajo mentirosos argumentos de propaganda mediática, como el del déficit fiscal producido por los subsidios a las tarifas, de la falta de competitividad empresarial, de los costos laborales, etc y echando culpas siempre a otros en vez de asumir las propias.

La pretendida reforma laboral no pudo pasar hasta ahora como efecto de las multitudinarias jornadas del 14 y 18 de diciembre de 2.017, pero se demostró allí con total crudeza la política represiva estatal con la militarización del congreso nacional y una brutal cacería de manifestantes por las calles de Buenos Aires. Todo ello para aprobar una reforma previsional que constituyó una vil estafa hacia los jubilados.

La política de represión a la manifestación popular, el gatillo fácil y la promoción de la disgregación social y el individualismo, es consecuente con el manejo demostrado en la desaparición forzada seguida de muerte de Santiago Maldonado por la gendarmería, el asesinato de Rafael Nahuel por la prefectura, la insistencia por parte de la ministra Bullrich en la llamada doctrina Chocobar, al tratamiento que se le da en forma pública a la inmigración especialmente de hermanos latinoamericanos, al reciente fallo en el caso del médico Lino Villar Cataldo y la pretensión de la baja de la edad de imputabilidad penal.

En la coyuntura actual seguimos peleando un duro capítulo del ajuste, la inflación imparable eleva a precios inalcanzables los bienes y servicios necesarios para la vida, donde cualquier negociación paritaria inmediatamente se queda corta, transformándose no en un elemento de mejoramiento de los ingresos de los trabajadores y de las condiciones laborales, sino en una carrera casi perdida de mantenimiento de los valores alcanzados

En este contexto las Organizaciones Sociales vienen luchando por trabajo genuino, consiguiéndose por las inmensas y continuas movilizaciones la Ley de Emergencia Social, para paliar la situación de desocupación creciente en el país, pero que aún falta y exigimos la aprobación de la ley de Emergencia Alimentaria, en Adicciones, de Urbanización de Barrios Populares y la de Títulos de Propiedad de los lotes donde se vive o trabaja para hacer realidad la consigna de TIERRA, TECHO Y TRABAJO.

La negativa del gobierno nacional a convocar a paritarias salariales a los docentes, además de violar toda legalidad, es un avasallamiento de derechos conquistados y una actitud que profundiza el ajuste sobre los salarios junto al congelamiento de financiamiento infringieron recortes a programas educativos, becas, comedores, recortaron las Becas Progresar, partidas para transporte, con lo que siguen golpeando a la escuela pública.

Saludamos la persistencia en la lucha de la comunidad educativa del partido de Moreno a la vez que denunciamos que siguen intactas en las escuelas del país las condiciones de precarización que se cobraron las vidas de los compañeros Sandra Calamano y Rubén Rodríguez.

La tenaz resistencia a los cierres de las nocturnas en CABA puso un freno provisorio a la aplicación de esta medida a escala nacional. Pretenden avanzar con políticas parecidas en los Institutos de Formación Docente, con intentos de acreditación y cierre de carreras e instituciones.

Reafirmamos el rechazo a la adhesión de la Provincia al Pacto de Responsabilidad Fiscal y el apoyo dado por los legisladores entrerrianos a la reforma de la ley previsional y al Presupuesto Nacional 2019. Estos son instrumentos que impone el Gobierno de Macri para alinear y subordinar a los Estados Provinciales y Municipales a un brutal plan de entrega, destrucción y retroceso social. Pretendemos un Estado de pleno respeto a las autonomías federales, comenzando por la autonomía política y de la que derivan todos los demás tipos, todo ello en un contexto de unidad y solidaridad nacional, donde se decida en interés de los pueblos y no de los grandes intereses de capitales concentrados. También pretendemos y exigimos del Estado provincial una política activa que tienda a eliminar el empleo precario e irregular, tanto en la actividad privada como en la pública. Rechazamos las pretensiones de subordinación patronal y la restricción a la acción sindical en el Estado, entre ellas las que limitan, reglamentándolo, al derecho de reunirse en asamblea y los descuentos salariales en base a medidas legítimas.

También denunciamos a la gestión municipal, representante en Paraná de estas políticas contra el pueblo, donde todo es negocio para pocos. Como ejemplo citamos el grave retroceso en derechos ciudadanos como el transporte público digno y accesible, el abandono de numerosos espacios públicos para provocar la entrega a privados; destrucción de centros de tratamiento para la prevención de adicciones; despilfarro de los dineros públicos en obras totalmente innecesarias en áreas céntricas en contraposición a los servicios esenciales desastrosos de agua potable, cloacas y limpieza en general y especialmente en los barrios periféricos más necesitados.

Desde este acto marcamos una vez más la necesidad de un plan de lucha nacional para derrotar el ajuste. Reivindicamos la huelga como herramienta histórica de lucha por excelencia de la clase trabajadora porque es justamente la que golpea el corazón del capital expoliador, vapuleada por estos días por las clases dominantes y sus lenguaraces.

Desde esta plaza, colmada con la necesaria unidad de acción en la calle para derrotar el ajuste, decimos:

Abajo el paquete de reformas anti obreras y anti populares. Derogación inmediata de la reforma previsional. No al Pacto Fiscal y la Reforma Laboral.

Por Paritarias sin techo y sin injerencia del estado a favor de los patrones.

Basta de flexibilización laboral y despidos. Pase a planta y estabilidad inmediata para todos los trabajadores precarizados.

Si al trabajo, no al ajuste. Asistencia Universal digna y concreta al con planes y proyectos que tiendan a la creación de empleo y erradicación de la pobreza.

Prórroga de la ley de Emergencia Social y aprobación de las leyes de Emergencia Alimentaria, de Adicciones, de Urbanización de Barrios Populares y la de Títulos de Propiedad

Por salario Mínimo Vital y Móvil acorde a la canasta familiar.

Por el 82% de las jubilaciones y pensiones y por la defensa de la Caja de Jubilaciones y Pensiones Provincial y del régimen jubilatorio.

Abajo el tarifazo. Estatización de las privatizadas con control de usuarios y trabajadores.

En defensa del derecho a la huelga, la deliberación colectiva y la protesta. No a los decretos restrictivos y los descuentos.

No a la contra reforma educativa impuesta por los organismos financieros. No al recorte presupuestario en la escuela y la universidad públicas. No al cierre de cursos y carreras. Por inmediata y efectiva implementación de la ESI.

Aumento de presupuesto urgente para salud y educación.

No al pago de la deuda externa, fuera el FMI.

Por la historia de la clase trabajadora, por nuestros derechos cercenados y por una sociedad de la dignidad obrera convocamos todos los trabajadores ocupados, desocupados, activos y jubilados, organizados y no organizados a realizar todos los esfuerzos que hagan a un movimiento unitario en defensa real del pueblo entrerriano y argentino

¡QUE VIVAN LOS TRABAJADORES!

¡QUE VIVAN NUESTROS MÁRTIRES!

¡QUE VIVAN LOS QUE LUCHAN!”

(APFDigital)