Iglesia

Kunath: “una realidad como el aborto clandestino necesita respuesta”

Lo afirmó la senadora nacional entrerriana Sigrid Kunath (Justicialista) en su alocución en el recinto de la Cámara Alta y advirtió: “Si la ley no sale no estaremos haciendo nada frente a un problema que existe”

“Quiero dar una respuesta a las mujeres que han sufrido y que sufren, quiero estar a la altura de las circunstancia y lo voy a hacer acompañando este proyecto”, dijo

Lo primero que expresó la Senadora entrerriana es que “más allá del resultado de la votación, esto no tiene retorno y este tema queda inexorablemente en la agenda de políticas públicas”.

Enseguida hizo referencia a la gran movilización social que generó este debate y aseguró: “Son argentinos y argentinas interpelando a sus instituciones y pidiendo respuestas”.

Aseveró luego que se trata de “un tema de salud pública en el que están involucrados los derechos de las mujeres” y enfatizó: “Estamos frente a una realidad, la existencia del aborto clandestino es una realidad ineludible frente a la cual quiero dar una respuesta”.

En tal sentido, se refirió a las desigualdades que hay entre mujeres, las cuales generan diferencias en las consecuencias que tiene la realización de un aborto y fue en este marco que destacó la imperiosa necesidad de que “el Estado esté presente de manera enfática para igualar los derechos”.

“Queremos que los abortos, que forman parte de la cotidianeidad de la sociedad, no sean clandestinos, oscuros, castigadores y estigmatizantes, y queremos que el Estado se ocupe de la salud pública de todas”, señaló luego.

De forma inmediata aclaró que el proyecto en cuestión no apunta a promover el aborto, sino a “afrontar una realidad que existe, que es compleja y tiene una enorme cantidad de atravesamientos”.

Más tarde hizo referencia a la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. “Traigo el pañuelo de la Campaña porque creo que estamos dando el debate porque mucho antes hubo quienes se animaron a plantear este tema”.

“La Campaña hace 13 años viene promoviendo este debate y presentó el proyecto por séptima vez”, recordó  y mencionó en este sentido a las representantes del movimiento feminista Nelly Minyersky, Dora Barrancos y Marta Dillon, registró esta Agencia.

“Quiero dar una respuesta a las mujeres que han sufrido y que sufren, quiero estar a la altura de las circunstancia y lo voy a hacer acompañando este proyecto”, sostuvo, al tiempo que concluyó: “Si esta ley no sale se mantendrá el statu quo y no estaremos haciendo nada frente a un problema que existe”.

Críticas a la Iglesia

En otro tramo de su alocución, Kunath sostuvo: “Quiero hacer una reflexión sobre algunos sectores de la Iglesia católica y el énfasis selectivo que pusieron para motorizar algunos temas”.

“Mi provincia ha venido siendo castigada con distintos casos de abuso sexual infantil en el que están involucrados miembros de la iglesia y no hemos tenido ningún tipo de manifestación en este sentido”, finalizó. (APFDigital)

Pedro Guastavino denunció presiones de la Iglesia Católica

El senador entrerriano Pedro Guastavino manifestó hoy en el recinto de la Cámara Alta su voto afirmativo en el debate de la ley de interrupción voluntaria del embarazo, al tiempo que denuncio en su discurso las presiones de la Iglesia Católica.

“Ayer, en mi cuenta de Whatsapp recibí una enorme cantidad de mensajes que, en nombre de Dios, me pedían una serie de cosas y me calificaban de manera irreproducible”, dijo el senador peronista, quien graficó la situación de esta forma: “Me lo pasé atajando y esquivando crucifijos de un sector de la Iglesia que, quizá, sea el mismo sector que cuando nos desaparecían o nos torturaban daba vuelta la cara. O el mismo sector que cuando torturaban a nuestras compañeras embarazadas en detenciones clandestinas miraban para otro lado, o que cuando mi madre se entrevistaba con algún obispo para preguntarle por su hijo desaparecido, miraba para otro lado y decían ‘algo habrá hecho'”.

Así, Guastavino se convirtió en el primer senador en poner sobre el tapete el lobby eclesiástico contra la norma que el 14 de junio tuvo media sanción de Diputados. También dijo que “se metieron con mi nieta” y definió lo sucedido como “lamentable”. Y remató: “Voy a guardar estos mensajes para cuando mis nietos sean grandes y explicarles que ésta era la Argentina que dejamos atrás”.

Fue el segundo orador en la histórica sesión. Comparó el debate “a cuando Ricardo Alfonsín habilitó el debate sobre el divorcio o cuando se aprobó el matrimonio igualitario y la ley de identidad de género”. Estimó que “el mundo nos está mirando y está pensando en que vamos a caminar hacia adelante”, y que “la Argentina será un poco mejor si hoy tenemos aprobada esta ley”. (Página 12)

Se siente fuerte el paro general de la CGT

El paro general de la CCGT que comenzó a las cero hora del lunes se siente con fuerza, sobre todo en la Ciudad de Buenos Aires debido a la adhesión de los gremios de transporte y a los piquetes que realizan en los accesos porteños distintos partidos de izquierda y movimientos sociales.

La medida de fuerza paraliza la Argentina, ya que se sumaron a la protesta todos los sindicatos del transporte y no hay colectivos, subtes, trenes, taxis ni aviones.

La CGT convocó la huelga después de que fracasaran distintas negociación con el Gobierno.

Al explicar la decisión de hacer la huelga, Héctor Daer, uno de tres secretarios generales de la central sindical, dijo en rueda de prensa que “los datos económicos que afectan a los sectores vulnerables de la sociedad son cada vez más angustiantes”.

Esta es la segunda huelga de la CGT contra las políticas de Mauricio Macri desde que el jefe de Estado asumió el Gobierno en diciembre de 2015. La anterior se llevó a cabo el 7 de abril de 2017. Sin embargo, desde la Casa Rosada apuntan a retomar el diálogo con la central sindical, o por lo menos con el sector dialoguista de la cúpula gremial.

Uno de los dirigentes que impulsó la medida, el secretario adjunto del gremio de camioneros, Pablo Moyano, quien junto con su padre vive una “batalla” con el Gobierno, anticipó el sábado que “va a ser un paro total”.

Juan Carlos Schmid, otro de los jefes de la CGT, vaticinó en declaraciones radiales que la huelga será “la más importante de los últimos ocho años” y pronosticó una etapa de “mayor conflictividad” si el Gobierno no corrige el rumbo económico.

En tanto, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca dijo al canal de televisión Todo Noticias (TN) que “el paro no sirve para nada porque no soluciona los problemas de los argentinos” e instó a la CGT a “retomar el diálogo”.

Debido a la adhesión de los sindicatos del transporte, no habrá recolección de residuos, recarga de cajeros automáticos en los bancos ni abastecimiento de combustibles en las estaciones de servicio. Tampoco partirán aviones desde Argentina porque el sindicato de técnicos aéreos se adhirió a la medida de fuerza.

Apoyo de la Iglesia católica

La medida tuvo el apoyo explícito del sector de la Iglesia católica argentina que tiene mejor relación con el papa Francisco. Monseñor Jorge Lugones, presidente de la Comisión Episcopal para la Pastoral Social (Cepas) y amigo del papa, dijo el viernes que “la huelga es una herramienta que propone la doctrina social de la Iglesia cuando se dan situaciones de injusticias sociales” y sostuvo que en Argentina “hace falta sensibilidad social”.

En este sentido, la CGT consideró que el crédito de 50.000 millones de dólares que el Fondo Monetario Internacional (FMI) acordó entregarle a principios de junio al país representa “un ajuste (económico) muy importante para los meses venideros”.

El Papa pidió perdón por abusos sexuales de los curas

Francisco enfrentó uno de los temas más complejos de este viaje a Chile. Hubo quienes criticaron que el cuestionado obispo Juan Barros se encontrara participando de la misa. El Pontífice llamó a respetar a los migrantes y a los pueblos originarios.

por Christian Palma

Como buen jesuita, la segunda jornada del papa Francisco en Chile comenzó muy temprano. Tras sus rutinas religiosas, se dirigió al Palacio de La Moneda. En plena Plaza Constitución, recibió honores del orfeón de Carabineros y los vítores de la gran cantidad de personas que llegaron a verlo.

Francisco dijo sentir vergüenza por el daño irreparable causado a niños por parte de ministros de la Iglesia.

Haciendo gala de su estadía en Chile, en los años que comenzaba su vida sacerdotal, Jorge Mario Bergoglio citó el himno chileno para comenzar su discurso ya al interior del palacio presidencial. “Es una alegría venir a Chile, pues ha sabido formarme y hospedarme en mi juventud”, dijo en el Patio de los Naranjos donde fue recibido por la anfitriona, Michelle Bachelet, con quien mantuvo diálogos de complicidad durante toda esta parte de la agenda. El Papa también se dio tiempo de saludar a Sebastián Piñera, el presidente electo chileno y si bien le entregó un par de obsequios a él y su señora, su acercamiento fue notoriamente más frío.

A la hora de hablar, las cosas cambiaron. El ceño de Francisco cambió, sobre todo al lanzar que los casos de abusos sexuales cometidos por miembros de la Iglesia Católica le causaban “dolor y vergüenza”. Los cimientos de La Moneda se movieron, tanto así que algunos presentes se abrazaron. “Vergüenza que siento ante el daño irreparable causado a niños por parte de ministros de la Iglesia… Se quiere unir a mis hermanos en el episcopado, ya que es justo pedir perdón y apoyar con todas las fuerzas a las víctimas, al mismo tiempo que hemos de empeñarnos para que esto no se vuelva a repetir”, dijo el Papa.

Respeto a la diversidad y a los pueblos originarios

En su alocución también señalo que “la pluralidad étnica de esta Nación exige ser contemplada sin dogmatismos…Chile tiene un reto grande, seguir trabajando para que la democracia sea el lugar de encuentro para todos, un lugar para que todos sin excepción se sientan convocados para construir casa familia y nación, una casa llamada Chile”. Agregó que “es preciso escuchar, escuchar a los parados, a los pueblos originarios. Escuchar a los migrantes que llama a la puerta de este país, escuchar a los ancianos con su sabiduría, escuchar a los niños que se asoman al mundo con ojos de asombro”.

Con su planteamiento, el Papa enfrentó algunos de los temas más complejos que se esperaba tocará en este viaje. Por lo mismo, su esperanza en el futuro del “país generoso, que ama su historia y mira con esperanza… y que tiene en el alma la vocación de la terca capacidad de existir”, fue ampliamente celebrada por los asistentes.

A su turno, Bachelet sostuvo que “hoy hacemos mucho más que abrirle las puertas de La Moneda; hoy le abrimos las puertas de Chile a un amigo”. Ante unos 800 invitados, la presidenta resumió su gestión y destacó los avances del país desde la última visita de Juan Pablo II en 1987.

“Estamos orgullosos de lo que hemos construido juntos, de los obstáculos y tragedias que hemos superado…Queremos poner a las personas, a sus temores, esperanzas y su dignidad, a su igualdad y diversidad, como motor de nuestro desarrollo”, destacó la mandataria.

A treinta años de la visita de Juan Pablo II

“Hace treinta años nos visitaba el Papa Juan Pablo II. Lo hacía en medio de la ansiedad que sentíamos por dar a conocer la realidad de un país herido. Necesitábamos que los ojos del mundo nos acompañaran, que nos ayudaran a superar la falta de libertad”. “Y esa voz llegó y contribuyó a que nuestro país volviera a reencontrarse. Qué bueno poder decirle que hoy Chile es otro”

Tras la ceremonia, Bachelet haciendo gala de su tradicional simpatía, se ofreció para acompañar al Papa a la cárcel de mujeres por la tarde. “Yo lo acompaño, voy a estar de ‘arroz’, como se dice, no voy a hacer nada”. “¡Qué lindo”, respondió Francisco “Nos vemos esta tarde, entonces”, cerró el Papa con una sonrisa, justo antes de abordar el papamóvil en que se dirigió al Parque O’Higgins.

Se trata del mismo espacio que albergó a miles de personas hace 30 años, cuando Juan Pablo II vivió en carne propia las protestas y represión que marcaban la realidad chilena en medio de una sangrienta dictadura. Quizás por eso la misa que ofició fue denominada “por la paz y la justicia” y que convocó a más de 400 mil fieles, según Carabineros.

“¡Cuánto conoce el corazón chileno de reconstrucciones y de volver a empezar, cuánto conocen ustedes de levantarse después de tantos derrumbes!, ¡A ese corazón apela Jesús; para que ese corazón reciba las bienaventuranzas!”, fue una de sus frases en el lugar.

“Las bienaventuranzas no nacen de actitudes criticonas ni de la “palabrería barata” de aquellos que creen saberlo todo pero no se quieren comprometer con nada ni nadie”, agregaba el santo padre.

Protesta y represión

Mientras tanto, en las afueras del parque que hoy luce completamente cerrado, a diferencia de 1987, Carabineros se enfrentó con un grupo de alrededor de 50 manifestantes que se movilizaron en los momentos que el Papa Francisco oficiaba su primera misa masiva. Los individuos pertenecían a diferentes organizaciones sociales y fueron repelidos con camiones hidrantes, mientras que algunos de los manifestantes reaccionaron lanzando piedras y otros objetos contundentes.

En tanto, otro grupo de personas resultó detenidas tras participar de la “Marcha de los Pobres”, cuyos asistentes portaban un lienzo con la leyenda “cómplices pederastas” y varias pancartas en rechazo a la visita del Papa.

Fuerte rechazo a la presencia del obispo Juan Barros

A esa hora, otro enfrentamiento, a través de las redes sociales se vivía lejos de Bergoglio. Las redes sociales explotaron tras confirmarse que el cuestionado obispo Juan Barros, de Osorno, acusado de abusos sexuales, se encontraba participando en la misa papal. Cabe recordar que la autoridad religiosa, quien asumió su cargo en medio de polémicas y protestas por su cercanía con el sacerdote Fernando Karadima, ha sido constantemente catalogado como el “encubridor” del condenado por abusos sexuales a menores de edad.

Una de las primeras en reaccionar fue Marta Larraechea, esposa del ex Presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle: “Barros participa de la ceremonia en Parque O´Higgins, qué vergüenza, de que pide ‘disculpas’ el Papa? No le creo nada, dice una cosa y hace otra”, dijo Twitter.

Rolando Jiménez, vocero del Movimiento de Liberación Homosexual (Movilh), escribió: “Papa pide perdón por abusos y en Parque O´Higgins está el protector de Karadima nombrado Obispo por este mismo Papa. Coherente no?”.

Otra de las reacciones que más fue compartida a través de las redes sociales fue la de Juan Carlos Cruz, víctima de Fernando Karadima, quien tildó el perdón del Papa como “otro titular barato”. “El Papa pide perdón por abusos en La Moneda. Otro buen titular que saca aplauso y ahí se queda. Otro titular barato. Basta de perdones y más acciones. Los obispos encubridores ahí siguen. Palabras vacías. Dolor y vergüenza es lo que sienten las víctimas”, dijo Cruz.

Todas estas opiniones eclipsaron en parte el mensaje de Francisco, sin embargo son más lo que valoraron su “coraje y valentía”, de enfrentar un tema muy sensible en la Iglesia.

El saludo al presidente electo de Chile

Con anterioridad, de había especulado en si el Papa saludaría o no al presidente electo Sebastián Piñera. Había preocupación, la que fue solucionada con un apretón de manos y un saludo de su Santidad.

Piñera se mostró relajado, acompañado por cercanos a su sector, empresarios y economistas. Además valoró el mensaje del Papa sobre abusos y expresó deseo de contar con sus consejos para gobernar.

En otra de las anécdotas del día, ocurrió cuando el Papa se dirigía al altar en el Parque O’Higgins, ahí recibió un sombrero que le dio en la cara. Sin embargo, el jefe de la Iglesia Católica se tomó con humor el episodio.

Visita a la cárcel de San Joaquín

Una de las ultimas actividades del día, aconteció en la cárcel de mujeres ubicada en la populosa comuna de San Joaquín.

A su llegada, el Papa fue recibido por la hermana Nelly León, quien encabeza el “Pabellón Mandela”, donde las internas del penal se acercan a la fe.

Francisco tuvo una calurosa bienvenida de las 600 reclusas, algunas de ellas lo esperan con sus pequeños hijos en los brazos, los cuales fueron bendecidos. Antes de la intervención del pontífice, las reclusas interpretaron a coro la canción: “Pastor con olor a oveja”, que lo emocionó profundamente al Papa.

Francisco llegará hasta la región de La Araucanía, donde oficiará la segunda misa masiva de su visita al país. Se espera que tenga palabras de fe y aliento a los pueblos originarios, pues en esa región de Chile, tierra mapuche, es donde más conflictos se han registrado. Un tema que lleva siglos sin resolverse y que podría comenzar a cambiar si el Papa logra instalar un mensaje reivindicatorio.

 

 

Página|12 En Chile
Desde Santiago
Imagen: AFP

Arismendi reemplazará a Nicola en la parroquia de Oro Verde

Arismendi deberá hacerse cargo de la Parroquia y de una pesada herencia que le deja Nicola, tras haber estado relacionado con dos casos de abuso sexual.

El párroco Alfredo Nicola fue apartado de la parroquia de Oro Verde tras el escándalo generado por las denuncias de abuso sexual en su contra y su vínculo cercano con Gabriel Flores, profesor de música denunciado por abusar a uno de sus alumnos de la escuela parroquial de Oro Verde.

En el Arzobispado de Paraná ya tienen el nombre para el reemplazo de Nicola: Hernán Eduardo Arismendi, quien hasta el momento tiene a cargo la radio de la curia, FM Corazon. La Iglesia Católica confirma, una vez más, su forma de actuar ante cada denuncia de abuso en contra de uno de sus curas: el traslado hacia otra región donde esté menos visible. Aún no se conoce el destino de Nicola. También corrieron al vicario de dicha parroquia, Daniel Rodríguez. Se llama Hernán Eduardo Arismendi, nació en Ibicuy en 1982, y se ordenó cura en 2010, en Paraná.

Apartir de febrero próximo asumirá como párroco de la parroquia Jesús Maestro y Señor y Nuestra Señora del Rosario de Pompeya, de Oro Verde, en reemplazo del cura Alfredo Nicola, quien ha sido corrido de su función allí y por ahora sin destino asignado.

Nicola y su relación con los escándalos de abuso

Nicola se va después de un escandaloso 2017. Primero, en agosto, se vio involucrado en la causa penal que se tramitó en el Tribunal de Juicio y Apelaciones de Gualeguay al cura Juan Diego Escobar Gaviria. Sus defensores, los abogados Milton Ramón Urrutia y Juan Pablo Temón, lo citaron como testigo, pero una intervención del arzobispo Juan Alberto Puiggari evitó el papelón, publicó Entre Ríos Ahora.

Después, a finales de octubre, anunció por Whatsapp que dejaba la parroquia por una situación de estrés. Pero antes de que se cumpliera un mes volvió con ímpetu, y casi provoca la renuncia del vicario, Daniel Rodríguez, quien había sido designado administrador parroquial en su reemplazo. A Rodríguez no le cayó bien su vuelta intempestiva y estuvo a punto de dar el portazo.

En medio, ocurrió la denuncia contra un docente de la escuela parroquial Jesús Maestro y Señor, de Oro Verde, fundada por Nicola. El profesor Gabriel Flores se vio envuelto en una denuncia por abusos a un menor. Y sin que se haya apagado ese escarnio, se publicaron una serie de artículos periodísticos que dieron cuenta de al menos tres denuncias por abuso contra Nicola. En su defensa, el cura dijo tener en mano una especie de salvoconducto firmado por Puiggari en el que se afirmaría que no hay tales denuncias en la curia.

Investigado por el Estado

En ese marco, se conoció la decisión del Ministerio de Salud de abrir una investigación de oficio sobre su desempeño como empleado del Estado: Nicola es capellán del Hospital Fidanza, y por esa tarea tiene un sueldo del Estado provincial.

Como fuere, la persistencia de la exposición mediático de su nombre obligaron a Nicola a volver a cuarteles de invierno y hoy se desconoce a ciencia cierta cuál es su paradero ni qué destino le tiene reservado Puiggari.

Lo cierto es que su lugar será ocupado ahora por el exvicario de Nuestra Señora de Luján y responsable de la radio de la curia, FM Corazón, Herán Arismendi. También el vicario Daniel Rodríguez será reemplazado: en su lugar irá Héctor Rodríguez. Todos esos cambios se concretarán en febrero próximo.

A finales de 2014, Puiggari había convocado a Arismendi para ponerse al frente de FM Corazón, la radio de la curia fundada en 1988 por Antonio Mattiassi. Antes de ser cura, Arismendi hizo radio, trabajó en producción, condujo programas para chicos, de interés general, hizo televisión: todo eso, allá en el sur, en Ibicuy.

En un mes se pondrá al frente de la parroquia Jesucristo Maestro y Señor de la Humanidad y Nuestra Señora de Pompeya, de Oro Verde, en reemplazo del expansivo Nicola, cuyas misas de sanación solían atraer tantos fieles como en su momento, antes de caer en prisión, ocurría con Escobar Gaviria. La estrella de ambos, ahora, parece haberse apagado. Uno en la cárcel, desde el 21 de abril de 2017; el otro, acorralado por las denuncias mediáticas por abusos.

Sobre la Parroquia

El reconomiennto oficial como parroquia le llegó el 7 de octubre de 2007 bajo el título de “Jesucristo, Maestro y Señor de la Humanidad y Nuestras Señoras”. El patrono principal es Nuestro Señor Jesucristo. En ese momento se nombró al primer párroco Pbro. Alfredo Nicola. Las localidades Colonia Ensayo, Villa Fontana y Tezanos Pinto, dependen de esta parroquia.

 

 

Fuente: Revista Análisis / Entre Ríos Ahora

Católicos alertan por pérdida del estado de derecho

Los acontecimientos que vive el país nos exigen decir una palabra en el nombre del Dios de la Vida. Creemos que no debemos callar y no rendirle culto a la cautela cuando se trata de la vida o la muerte de los pobres.

Nos preocupan la acelerada disolución del estado de derecho, de las garantías constitucionales y la instalación de un virtual “Estado Policial”. Es sumamente preocupante la militarización de la Patagonia en pos de defender los intereses de los terratenientes e inversores extranjeros por encima de los derechos de la población y, dentro de ella, los derechos ancestrales de los pueblos indígenas protegidos por la Constitución Argentina. La desaparición forzada seguida de muerte de Santiago Maldonado, en circunstancias represivas ilegales de la Gendarmería, y el asesinato por la espalda de Rafael Nahuel, de quien no ha sido probada actitud violenta alguna ni manipulación de armas, deben ser juzgados y castigados según la ley. La sangre de Santiago y Rafael clama al cielo y será un peso en la conciencia del Estado que solo se ha encargado de producir relatos fantásticos, difamaciones, mentiras y ha herido la dignidad y el buen nombre del pueblo mapuche y la familia Maldonado.

Más preocupante aún es la vuelta a un discurso autoritario y represivo que creíamos superado y protegido por la dinámica democrática que tanto nos ha costado construir después de la sangrienta dictadura cívico-militar del ’76. A la ya denunciada presión intimidatoria sobre los jueces y la Procuraduría y la permanente violación de la división de poderes que este gobierno ha impuesto como costumbre, se agrega la instalación de un poder represivo con atribuciones por encima de la justicia y los jueces. La ministra de seguridad dice que “va a creer a la versión de las fuerzas de seguridad” sin necesidad de probar nada y que “ya no tienen límites”. Según el diario Clarín, el presidente Macri afirmó que “hay que volver a la época en la que dar la voz de alto significaba que había que entregarse” “hasta ahora las fuerzas de seguridad eran tan sospechadas como los delincuentes. Necesitamos correr esa raya cultural”.

La dictadura cívico-militar usó la misma lógica para desaparecer personas. El gobierno instala la hipótesis del enemigo interno, culpa de la violencia a grupos virtuales creados por el relato mediático y nos va llevando a un peligroso y perturbador límite entre la democracia y el caos autoritario, cuyo extremo puede llegar al terrorismo de estado. Es el regreso del relato de la doctrina de la seguridad nacional, condenada por el magisterio latinoamericano de la iglesia e instalado a través de las dictaduras militares de los ‘70, que reivindica un modelo económico-político, de características elitistas y verticalistas que suprime la participación amplia del pueblo en las decisiones políticas, elimina derechos y se instala desde una matriz militar-represiva, más allá de que este sea un gobierno en apariencia democrático.

El saqueo del país y la exclusión de las mayorías a través de las falaces reformas laboral, previsional y tributaria, que no son más que la institucionalización del trabajo esclavo, la transferencia indiscriminada de riqueza a las elites del capital concentrado, la pérdida de derechos adquiridos, la retirada del Estado de su rol de protector y garante del acceso a los derechos fundamentales del ser humano, es lo que caracteriza a este gobierno depredador y para sostenerlo recurre a la represión como no habíamos visto en democracia retrotrayéndonos a los peores momentos de nuestra historia.

Es por eso que exhortamos a los legisladores y dirigentes sindicales a defender los derechos de trabajadores y jubilados, y a detener la depredación de los recursos previsionales destinados a las arcas de los prestamistas y al negocio privado de muchos funcionarios del Estado que mantienen la doble vara de gerentes de capitales privados, naturalizando el conflicto de intereses. Apoyamos de corazón la lucha de los espacios sindicales y las asociaciones de trabajadores que han manifestado en el Congreso para detener esta sangría de recursos y derechos de los argentinos.

Repudiamos la represión a los legítimos dueños de la tierra usurpada por millonarios extranjeros y los consiguientes negocios mineros o inmobiliarios y la sistemática mentira de los Medios de Comunicación cada vez más ajenos a la verdad, la sensatez y los aportes para la paz que tanto pregonan.

Nos solidarizamos con las ya numerosas víctimas de este gobierno irresponsable: los 44 tripulantes -cuyo paradero se desconoce todavía- del ARA San Juan, Santiago Maldonado, Rafael Nahuel, los 10 muertos de Iron Mountain, Milagro Sala y sus compañerxs presxs políticxs, y tantos otros.

Tiene razón el oficialista senador Pichetto. “Los curas tenemos que ocuparnos de las cosas de Dios”. Y justamente la vida ultrajada de Rafita, el desfalco a los abuelos y trabajadores que está previsto por este gobierno en el ajuste disfrazado de reforma, el robo de la Patagonia por los extranjeros amigos de Macri a nuestro pueblo mapuche y a todos los argentinos, son “cosas del Dios” que nos mostró Jesús, el amigo de los pobres y excluidos… Ese Dios que Pichetto quisiera que viva en la sacristía, pero está en el cerro esquivando las balas asesinas y en las calles con nuestro pueblo reclamando justicia social.

Esperamos del episcopado argentino un apoyo público a la defensa de los derechos de la población en peligro, una condena pública del manejo autoritario y elitista de las fuerzas de seguridad y la solidaridad con las víctimas de este modelo neoliberal condenado por el Papa Francisco y la doctrina social de la Iglesia.

Curas en la Opción por los Pobres
Noviembre 2017

25 años de prisión efectiva para el cura Escobar Gaviria por abusos, fue la sentencia

El cura Juan Diego Escobar Gaviria fue condenado a 25 años de prisión efectiva en la causa por Corrupción de Menores y abusos por los que llegó al proceso judicial.

El cura católico Juan Diego Escobar Gaviria, fue condenado a 25 años de prisión efectiva en la causa por Corrupción de Menores y abusos. Así lo decidieron los integrantes del tribunal de Gualeguay, María Angélica Pivas, Darío Crespo y Javier Cadenas.

El acusado Juan Diego Escobar Gaviria no estuvo en la audiencia de adelanto de sentencia. Se trata de una sentencia inédita en la provincia, ya que es la primera que llega a debate en la que se acusa y se condena a un cura de la Iglesia Católica.

Cabe recordar que los fiscales Dardo Tortul y Federico Uriburu, como el querellante Maximiliano Navarro, habían reclamado la pena de 25 años de cárcel, para el sacerdote que cumplía tareas en la localidad de Lucas González, en el departamento Nogoyá.

Mientras que Milton Urrutia y Juan Pablo Temon, los abogados defensores del “cura sanador”, como se lo conocía, habían solicitado la absolución del cura.

El cura acusado Juan Diego Escobar Gaviria, llegó a juicio por cuatro hechos de abusos a menores y los casos fueron cometidos en la parroquia de Lucas González. “En uno de los casos, los abusos comenzaron a los 11 años de edad cuando el chico quedaba junto a otros chicos, en la casa del sacerdote”, según relató la jueza María Angélica Pivas, quien fue la encargada de leer el adelanto de la sentencia dada a conocer este miércoles.

En el segundo caso, se trató de un monaguillo que tenía 11 años de edad cuando comenzaron los abusos en el año 2009. Los abusos se extendieron hasta los 16 años de edad y eran concretados durante los viajes que realizaban por cuestiones eclesiales. “Además, también besaba en la boca a la víctima y le hacía tocar su pene”, relató la magistrada, según pudo transmitir en vivo por Elonce TV.

La jueza también mencionó que en el tercer caso, un chico nacido en el año 1.998, “el cura llegó a decirle a la víctima que quería casarse con él”, dijo y relató la manera en que el sacerdote, concretaba los abusos con escabrosos detalles.

A los ocho años comenzaron los abusos contra un chico nacido en el año 2004, sostuvo Pivas. La jueza detalló la mecánica extorsiva del cura Escobar Gaviria para con su víctima, que le decía al pequeño “que si quería seguir yendo a la misa, no tenía que decir nada”.

Mientras la jueza relataba los hechos que se le atribuían al párroco de Lucas González y que el tribunal comprobó, la defensa del cura ingresó a la sala a las 8:58 de este miércoles, casi 20 minutos después del comienzo de la audiencia.

“El imputado fue el autor material y penalmente responsable de los hechos ilícitos de los que se le imputaron”, dijo la jueza y agregó que se “encuentran acreditado los hechos en tres casos por promoción y corrupción agravada por su condición de guardador”.

Asimismo, relató que se comprobaron los hechos de abuso agravado por su condición de guardador. “Escobar Gaviria actuó con intención”, remarcó la jueza.

Por otra parte, la jueza María Angélica Pivas, dio los argumentos en los que se basa la continuidad de prisión preventiva del sacerdote, hasta el momento en que la sentencia quede firme. (APFDigital)

Pidieron 25 años de prisión para el cura Escobar Gaviria

En el marco de los alegatos que tienen lugar en los tribunales de Gualeguay, tanto la Fiscalía como la querella solicitaron la pena de 25 años de prisión para el cura colombiano acusado por abuso de menores.

El fiscal Federico Uriburu y el querellante Mariano Navarro pidieron 25 años de cárcel para el cura Juan Diego Escobar Gaviria. Los alegatos comenzaron a las 9 de este lunes pero aún no han concluido. “Ahí escuchamos cosas que vivieron nuestros hijos que nosotros no sabíamos, cosas tremendas. Y la actitud del cura en determinados momentos era reírse, o negar con la cabeza”, contó el papá de uno de los niños que fue víctima del religioso.

Asimismo, se evalúa pedir otro procesamiento por falso testimonio, contra otro de los testigos ofrecidos por la defensa de Escobar Gaviria. Por estos días, el juicio oral contra el “sanador” colombiano reavivó la división en Lucas González, entre quienes siguen al cura y quienes apoyan a víctimas y familiares. En ese contexto van apareciendo más jóvenes que sufrieron abusos, y en los próximos días podrían presentarse nuevas denuncias.

Escobar Gaviria volvió a ingresar este lunes por el estacionamiento del edificio de tribunales. Llegó pasadas las 8.30, cuando ya se acomodaba un grupo de sus seguidores, quienes al ver la camioneta de la Policía que lo ingresaba, corrieron a saludarlo.

Desde que comenzó el juicio en su contra, Escobar Gaviria no entra como un ciudadano común, por el ingreso principal del edificio, sino que lo hace protegido por los efectivos de la fuerza que lo resguardan de la exposición mediática. Las personas que lo apoyan se quedan todas las horas que dure la audiencia, en la Plaza Constitución, alejados del frente de los tribunales.

Por otro lado, familiares y sobrevivientes de los abusos del colombiano, desde la semana pasada, también se acomodan en la plaza, enfrentados al portal del viejo edificio. Durante las horas que dure la jornada, van entrando y saliendo de la audiencia. Y en ese trayecto van sacando historias, recuerdos, dolores, preguntas, un abanico de emociones que está, aún, a flor de piel.

Este lunes es el último día de audiencia en el juicio oral contra el hombre que abusó de sus hijos, que además de cura fue su amigo, su confesor, su consejero y guía espiritual. “La manipulación de personas vulnerables y familias enteras, el abuso de poder, el control, la hostilidad ante situaciones no deseadas, la utilización de información íntima de fieles para conseguir cosas, el juego con las emociones de otros son características que se repiten en estos casos”, dijo una laica a este medio, avocada a investigar los rincones más oscuros de la Iglesia Católica.

Fuente: Análisis Digital

Investigan al cura Alfredo Nicola en el marco del juicio contra Escobar Gaviria

El párroco de Oro Verde, Alfredo Luis Marcelo Nicola, deberá declarar como testigo en la juicio oral al cura Juan Diego Escobar Gaviria, que comenzó este martes 22, a las 9 de la mañana, en Gualeguay.

Nicola fue citado por la defensa del cura, que ejercen Milton Ramón Urrutia y Juan Pablo Temón. Y por eso la Fiscalía inició una pesquisa en la Iglesia respecto de Nicola.

Escobar Gaviria tiene cuatro cargos por gravísimos abusos a menores, que habrían ocurrido mientras fue párroco de San Lucas Evangelista, en Lucas González, a donde estuvo destinado por la Iglesia, entre 2005 y finales de octubre de 2016, cuando fue suspendido por la Iglesia al ingresar a Tribunales la primera denuncia por abuso.

Como Nicola irá a declarar al Tribunal de Juicios y Apelaciones de Gualeguay citado por la defensa del cura –el debate se extenderá entre este martes 22 y el próximo lunes 28–, desde la Unidad Fiscal de Nogoyá, desde donde llevaron adelante la investigación penal preparatoria de la causa Escobar Gaviria, requirieron al arzobispado de Paraná algunos datos respecto de la situación del párroco de Oro Verde.

De modo que su colaboración como testigo le generó una investigación judicial, aunque de forma, de la Justicia sobre el propio Nicola.

Cuando Escobar Gaviria fue expulsado de Lucas González, a finales de octubre de 2016, buscó refugio en la casa Padre Lamy, de Oro Verde, y cuando los religiosos Servidores de Jesús y de María cayeron en la cuenta de quién era el refugiado, le pidieron que se fuera. Entonces, el cura fue a vivir a una casa particular de Oro Verde, y tuvo trato con Nicola.

Ahora, el fiscal Federico Uriburu, que llevará la acusación a Escobar Gaviria en los debates en Gualeguay, elevó un pedido de información al arzobispo Juan Alberto Puiggari sobre el legajo de Nicola.

Al momento de elevar la causa a juicio oral, la Fiscalía pidió 25 años de cárcel para Escobar Gaviria, pero en los debates en Gualeguay se deberán fundamentar cada uno de los cargos contra el cura.

Y la Fiscalía quiere tener todos los elementos a mano. Y por eso, quiere saber cuál es la situación de Nicola, si ha sido investigado por la Iglesia, y en ese caso por qué motivos.

En el marco del expediente “Escobar Gaviria Juan Diego s/ Promoción a la corrupción agravada”, Uriburu pidió a la curia que le informe “lugares donde ha estado asignado, actuaciones administrativas, llamados de atención (motivo de los mismos) o cualquier otro dato que V.E. considere de interés para informar” respecto de Nicola.

“Lo requerido se relaciona con que el nombrado Nicola ha sido convocado como testigo de la defensa para el debate oral y público a celebrarse en la ciudad de Gualeguay a partir del próximo 22/8/2017 y se fundamenta en la necesidad de esta parte de conocer y evaluar la objetividad del testigo respecto a los hechos que se investigan, circunstancia que está prevista por la legislación procesal a los efectos de formular el contra-interrogatorio pertinente”.

Rara coincidencia. En la guía eclesiástica figura un dato respecto de la biografía de Nicola: nació en Gualeguay el 7 de mayo de 1974, y fue ordenado cura en 2000 por el ahora cardenal Estanislao Karlic.

En el juicio oral en Gualeguay, será el único miembro del clero que declarará como testigo de la defensa de Escobar Gaviria, un cura sobre el cual recae una seria acusación, con cuatro denuncias de abuso, que podrían ampliarse no bien se abran los debates, el martes próximo.

 

Fuente: Noticias Villaguay

Cientos de miles marcharon por pan y trabajo en la celebración de San Cayetano

En la segunda edición de la marcha por el día del patrono del trabajo, organizaciones sociales marcharon desde Liniers hasta Plaza de Mayo para reclamar por la falta de trabajo, el cumplimiento de la Ley de Emergencia Social y la sanción de la Emergencia Alimentaria. En la iglesia de San Cayetano, mientras tanto, once cuadras de creyentes hicieron cola para rezarle al santo.

por Alejandra Hayon

No eran las 8 de la mañana y la avenida Rivadavia ya estaba colmada de manifestantes que bajaban desde la General Paz para marchar desde Liniers hasta Plaza de Mayo bajo la consigna “Pan, paz, tierra, techo y trabajo”. Esta fue la segunda marcha convocada por organizaciones sociales y cooperativas de trabajo por el día de San Cayetano, el patrono de los trabajadores, para visibilizar la crisis que viven en los barrios populares producto de las políticas de ajuste del Gobierno. A esa hora, los colectivos esquivaban a los convocados por los únicos dos carriles que continuaban libres en la avenida. Unos minutos después, la masiva concentración hizo que el corte sea total, incluso antes de lo previsto.

A una cuadra de la avenida, en la puerta de la iglesia de San Cayetano, en Cuzco al 100, cientos de fieles hacían fila desde la madrugada y esperaban su turno para llegar con sus ruegos y promesas hasta el santo. Entre el té caliente que repartían un puñado de voluntarios y las estampitas y espigas bendecidas que ofrecían los vendedores ambulantes, los creyentes aguardaban entrar al santuario en una larga fila que se extendió desde el ingreso de la parroquia hasta la calle Bynon y desde ahí hasta el estadio Vélez Sarsfield. De un lado y del otro de las vías del tren Sarmiento, que hacía de división natural entre ambas convocatorias, sonaban los mismos pedidos por el pan, la tierra y el trabajo.

Los primeros en desplegar sus banderas sobre Rivadavia fueron los integrantes de las tres organizaciones centrales que convocaron al encuentro: Barrios de Pie, la Corriente Clasista Combativa (CCC) y la Confederación de los Trabajadores de la Economía Popular (Ctep). Además de las pecheras de las organizaciones y la ropa de trabajo que usan para hacer su labor en las cooperativas, muchos manifestantes traían consigo también la estampita del patrono. La marcha todavía no había empezado pero los mates y las tortillas calientes ya circulaban entre los presentes; por delante quedaban unos diez kilómetros que la columna transitaría por avenida Rivadavia con paradas en Flores, Once y el Congreso hasta llegar a Plaza de Mayo.

El reclamo es simple, aclaró Daniel Menéndez, referente de Barrios de Pie. “Pedimos pan y trabajo”, remarcó el dirigente, para quien los funcionarios de Cambiemos representan “un gobierno de ricos para ricos”. “Un tercio de los argentinos son pobres y hay muchísimas dificultades para llevar un plato de comida a la mesa. Los barrios están muy deteriorados porque se ha destruido el empleo informal. Antes, las familias complementaban el ingreso con changas y hoy las familias sobreviven”, sostuvo Menéndez, que adjudicó la destrucción del empleo al proyecto económico actual. Los manifestantes reclamaron también la implementación efectiva de la Ley de la Emergencia Social, que se aprobó en diciembre del año pasado, y la sanción de la Emergencia Alimentaria para paliar la desnutrición infantil de los chicos que asisten a los comedores populares.

A las nueve en punto, la columna de los manifestantes estaba preparada para partir. Encabezando la marcha, una bandera cruzaba de lado a lado la avenida con la consigna “Pan, paz, tierra, techo y trabajo”. Sostenían la bandera los referentes de las agrupaciones centrales y otras que fueron sumándose al reclamo como el Movimiento de Trabajadores Excluidos, que agrupa a cartoneros, el Frente Popular Darío Santillán, la Unión de Trabajadores de la Tierra, los trabajadores estatales de ATE y la juventud sindical de la CGT. Mientras tanto, del otro lado de la vía, la primera misa en el escenario frente a la parroquia, que daba a la calle, bendijo a las organizaciones sociales a punto de partir.

“Una galletita y una taza de leche no puede ser el derecho a una comida digna. Necesitamos que nuestros niños y adultos puedan comer todos los días y no una vez por semana como hacemos ahora en nuestro comedor con muchísimo esfuerzo. La situación es muy desgarradora”, contó Judith Aragon, coordinadora del Centro Comunitario Las Hormiguitas donde funciona un merendero y un comedor popular. “Solíamos atender a 48 familias, pero ahora vienen el doble. Se siente la falta de trabajo”, agregó la mujer que participó de la marcha.

“Estoy acá con mis compañeros por el pan y el trabajo. Se siente muchísimo la falta de trabajo en el barrio. Cada vez hay más chicos y más personas mayores en los comedores. ¿Y el Gobierno qué hace? Tienen que escuchar”, sostuvo Álvaro, otro de los trabajadores cooperativistas que participaron de la marcha. “El hambre no espera”, “No al ajuste”, decían algunos de los carteles que llevaron los manifestantes.

“Macri queremos trabajo”, voceó un vendedor ambulante de espigas que recorría la larga cola de fieles que esperaban para entrar al santuario. Lo dijo por lo bajo, aunque de su mirada se cruzó cómplice con la de otros creyentes que hacían la fila. “Vengo todos los años para agradecer que mi marido y mis hijos tienen trabajo pero vengo también para pedir por los que no tienen. Estamos mal los argentinos”, dijo Rosario, una señora que había llegado a las 6:30 y esperaba junto a una amiga. Más atrás, esperaban su turno una pareja de jubilados, que este año decidió venir a pedirle a San Cayetano. “Y qué te vamos a decir, somos jubilados… la situación está muy difícil. Venimos a pedirle al patrono que mejoren las cosas”, sostuvo Roque.

A las 9:30, los manifestantes comenzaron su peregrinación hacia Plaza de Mayo, al ritmo de bombos y tambores. Junto a la bandera con la consigna de la marcha, tres estatuillas de San Cayetano encabezaron la movilización. “Es la segunda marcha que hacemos por el día del patrono de los trabajadores y está es mucho más importante porque el problema social y la falta de trabajo se está agudizando más. Pedimos el cumplimiento urgente de la Ley de Emergencia Social, no podemos esperar hasta después de las elecciones”, exigió Juan Carlos Alderete, dirigente de la CCC.

Según contó Alderete, las cocineras de las escuelas y los comedores están “haciendo magia” para poder alimentar a cada vez más personas con escasa comida. “La situación en los barrios es lamentable. Cada vez hay menos changas y la droga está haciendo un daño tremendo en las familias y no hay políticas públicas para sacar a nuestros hijos y nietos de la droga. Este Gobierno quiere hacer desaparecer a 20 millones de argentinos que viven en la pobreza y la indigencia”, soltó el dirigente.

Un grupo de hombres y mujeres que participaban de la marcha se quejaban de los precios de los alimentos, cada vez más altos. “Un kilo de pan a 59 pesos y la papa que era barata llegó a los 20. La canasta básica está muy cara, qué aumenten los sueldos”, pidió una señora. “Y que no nos echen”, acotó otro manifestante. “En los comedores hay más gente, pero la mercadería que manda el Gobierno bajó. A veces la comida viene con fecha de vencimiento tan cercanas que no las podemos guardar para el mes siguiente y la tenemos que tirar”, explicó otro hombre que conversaba en el mismo grupo de manifestantes.

Para Cristóbal Cervera, dirigente del Frente Popular Darío Santillán el objetivo de la marcha es recordarle al gobierno de Cambiemos que los trabajadores de la economía popular son “los que más sufren las políticas de ajuste del macrismo”. “El mensaje es claro y tiene que ser tenido en cuenta más allá de la agenda electoral. El Gobierno hoy va a tener una plaza colmada por más de cien mil trabajadores de la economía popular que buscan frenarle la mano a las políticas para ricos”, sostuvo Cervera.

A las 11, cuando la marcha llegaba a Flores, la primera parada, el arzobispo de Buenos Aires, el cardenal Mario Poli, ofició la misa central frente a los cientos de fieles que llegaron hasta la iglesia de San Cayetano. “Aunque se cierran las puertas del corazón de los hombres que debieran dar empleo digno, el santo del pan y del trabajo nos abre las puertas del santuario y nos muestra que la providencia de Dios siempre nos gana en generosidad”, sostuvo el cardenal ante los peregrinos.

Para Poli, “los pobres y los humildes saben de estas cosas (en referencia a la larga espera) y por eso están aquí haciendo el sacrificio de horas y de colas para encontrarse con el que sabe escuchar de veras”, dijo sobre el santo del trabajo. El párroco también halagó la “generosidad de nuestro pueblo” y la “confianza en el santo de la Providencia”. La misa seguía y la cola de fieles para saludar al santo alcanzó las once cuadras.

Crónica: Página 12
Foto: Agencia Paco Urondo

“Hay otros padres que no saben si denunciar o no” al cura Gaviria

Hasta el momento, el sacerdote de Lucas González suma cuatro imputaciones por abuso sexual infantil. La última fue oficializada, este martes, por la Justicia. Uno de los fiscales que investiga la causa reveló que la lista podría extenderse.

El cura Juan Diego Escobar Gaviria, que hacía más de 10 años que residía en Lucas González, ya no puede pisar esa ciudad entrerriana. Así se le ordenó en diciembre, luego que avanzara la Investigación Penal Preparatoria en su contra por abuso sexual infantil.

En esa causa, el religioso que integra una orden de curas sanadores, acumuló este martes una cuarta imputación. Se trata de otro niño, uno de 11 años que durante la primera semana de febrero narró en cámara Gesell cómo sufrió abuso por parte del cura. El hecho se denunció los últimos días de diciembre, pero como corría a feria judicial no se pudo tomar declaración al niño hasta entrado febrero.

Habría más chicos abusados

Los fiscales Federico Uriburu y Rodrigo Molina de Nogoyá, instruyen la causa que ya cuenta con cuatro hechos en contra del cura y se encamina a juicio oral. En sus últimas declaraciones púbicas, Uriburu dijo que el cura enfrenta la posibilidad de “penas muy graves y de prisión efectiva”. Confirmó también que son más los chicos presuntamente abusados por el religioso y que “hay padres que no saben si denunciar o no”.

“Siempre estamos a la espera de nuevas denuncias. Tenemos contacto con otros padres que no saben si denunciar o no, o que sospechan que sus hijos pueden ser víctimas”, indicó. “Es respetable el temperamento que adopte cada padre respecto de la situación de sus hijos”, acotó luego.

El funcionario judicial ratificó que al cura se le imputan cuatro hechos distintos. “El más leve es un abuso sexual simple por el tocamiento de un chico que en ese entonces era menor, pero que ahora ya es mayor. Los otros tres casos son delitos de corrupción de menores, que se ven agravados por la condición del cura respecto de la guarda de los menores y se da un supuesto de concurso real, para lo cual hay que analizar los hechos y hacer una escala, pero estamos hablando de penas muy graves y, obviamente, de prisión de cumplimiento efectivo”, explicó.

Escobar Gaviria, quien en un primer momento fijó su residencia en la localidad de Oro Verde por recomendación de sus abogados, luego asentó su domicilio en una casa religiosa de Paraná.

Fuente: FM Nueva Litoral