precios

Feria americana de Oro Verde estará sábado y domingo

El sábado 6 y domingo 7 de febrero se realizará una nueva feria donde se podrán adquirir productos a precios accesibles.

Los puestos estarán ubicados en la esquina de Los Sauces y Las Golondrinas del Polideportivo Municipal de 17 a 21 hs. Allí se comercializarán productos no elaborados por el feriante como prendas usadas, cosméticos, adornos, sahumerios, elementos para el hogar, bijouterie, entre otras cosas.

Es imprescindible llevar bolsa y utilizar en todo momento el barbijo.

Precios de la temporada 20 – 21 de piletas en Oro Verde

El sábado 12 de diciembre abrió sus puertas al público el Complejo Municipal de Oro Verde. Este año el funcionamiento es con capacidad reducida y deberán mantenerse algunas observaciones de protocolo para cuidarnos entre todos. Las entradas pueden adquirirse anticipadamente en el mismo edificio de calle Las Tacuaritas y Los Sauces de 9 a 11 hs. o durante el horario de apertura. De lunes a jueves los menores oroverdenses hasta los 12 años entran gratis junto a un adulto. La temporada durará hasta el 28 marzo de 2021.

Las propuestas que ofrece este complejo incluyen cuatro piletas de diferentes dimensiones, una posee mangrullo con baldazo y otra cuenta con tobogán acuático, una cantina dentro de las instalaciones, una veintena de quinchos para sombra. Además, una cancha de beach vóley. Este año habrá que respetar el distanciamiento y las normas indicadas por el personal al ingresar.

Requisitos y precios

Entre otras cosas, para ingresar a las piletas de Oro Verde se medirá la temperatura y deberán ingresar con barbijo hasta ubicarse en el espacio indicado. No se podrán compartir elementos a menos que sea dentro del grupo visitante.

Este año se diferenciarán los precios dependiendo los días de la semana en que se visiten las instalaciones. Estará habilitada todos los días de lunes a jueves desde las 13 hasta las 20 hs. Los viernes, sábados y vísperas de feriado desde las 13 a 21 hs., los domingos y feriados desde las 13 a 20 hs.

Tarifas para habitantes de Oro Verde

Por dia

  • 60 pesos. De lunes a jueves (no feriados)
  • 80 pesos, viernes, sábado, domingo y feriados
  • 40 pesos, menores (hasta 12 años) viernes, sábado, domingo y feriados
  • Sin costo, menores (hasta 12 años) de lunes a jueves entrarán sin costo

Abonos mensuales y por temporada para residentes

Por persona:

  • $1.800 el abono mensual
  • $3.000 la temporada
  • $450 por mes para menores de 12 años
  • $1.300 la temporada para menores de 12

Por grupo familiar residente de Oro Verde de hasta cuatro miembros de forma mensual abonarán:

  • $ 2.500 por mes
  • $ 4.600 por temporada

Adicional por hijo:

  • $ 800 por mes
  • $ 1.600 la temporada

Los jubilados oroverdenses entran sin cargo.

Tarifas para NO residentes en Oro Verde

  • 350 pesos, viernes, sábado, domingo y feriados
  • 300 pesos, de lunes a jueves
  • 200 pesos, menores de 12 años, viernes, sábado, domingo y feriados
  • 150 pesos, menores de 12 años, de lunes a jueves

Abonos para NO residentes

Por persona

  • $ 7.000 por mes
  • $ 18.000 por temporada

Menores de 12 años
$ 3.300
de abono mensual
$ 9.000 por la temporada

Para el grupo familiar NO residente de hasta 4 miembros, están vigentes las siguientes tarifas:

  • $12.000 por mes
  • $24.000 por temporada

Adicional por hijo, mensual $ 2.700 y temporada completa $ 5.400 (Emisora Regional)

El índice de precios al consumidor subió 1,9% durante julio

El índice de precios al consumidor avanzó 1,9% durante julio, tres décimas por debajo del 2,2% que registró en junio, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Con esta suba, el acumulado del año alcanzó al 15,8%, mientras que la inflación minorista de los últimos doce meses ascendió al 42,4%.

En julio, los rubros equipamiento y mantenimiento del hogar (3,9%) y recreación y cultura (3,3%) fueron los que mostraron mayor crecimiento, principalmente por subas observadas en los precios de equipos electrónicos y electrodomésticos.

En tanto, el rubro alimentos y bebidas no alcohólicas -el de mayor peso en la medición del índice-, registró un avance de 1,3% en julio, con aumentos en los precios de infusiones, frutas, carnes y derivados, y pescados y mariscos, y las bajas más destacadas en verduras, tubérculos y legumbres.

El ítem prendas de vestir y calzado, que exhibió un incremento de 3,3%, marcó una importante heterogeneidad entre regiones, con variaciones más altas en Cuyo y Patagonia en indumentarias, y subas mayores de los calzados en en la región Pampeana.

En el Gran Buenos Aires, en tanto, donde las medidas de aislamiento siguen parcialmente vigentes, la variación de los precios de ambos rubros fue la menor a nivel país.

En julio, los precios de los bienes aumentaron 2,3%, y los servicios, muchos de los cuales tienen sus tarifas congeladas desde el año pasado, 1,1%.

En tanto, los precios de los productos atados a cuestiones estacionales, como es el caso de las prendas de vestir, el turismo o determinados alimentos, aumentaron 0,9% durante el séptimo mes del año, mientras que los precios regulados, como los de los servicios público, avanzaron 0,5%.

En el primer caso, incidió la baja observada en verduras, tubérculos y legumbres, mientras que en el segundo prevaleció la estabilidad de los principales rubros que integran dicha categoría, principalmente tarifas de servicios públicos, planes de telefonía celular y servicios educativos.

Al analizar el IPC de julio, fuentes del Banco Central destacaron la “desaceleración” registrada respecto al mes previo, cuando se ubicó en el 2,2%.

“Sin aumentos previstos en los servicios regulados y con una variación del componente estacional inferior al de los últimos meses el nivel promedio de los precios minoristas fue menor al de junio”, dijeron las fuentes.

“La acotada volatilidad cambiaria favorecida por la política de flotación administrada del BCRA contribuyó a que la inflación interanual continuara descendiendo respecto a 2019”, explicaron desde la entidad monetaria.

En julio, la inflación, tanto a nivel general como en la núcleo (2,5%), se ubicaron significativamente por debajo de la registrada en julio y diciembre del año pasado.

Bajo la incidencia de los Precios Máximos y Cuidados, los valores de los alimentos y bebidas tuvieron subas acotadas, reflejando en parte los aumentos habilitados a partir del 15 de julio en las nuevas listas de ese programa.

Si bien se espera que el reacomodamiento de precios de algunos servicios con la reapertura de actividades impacten en el nivel general en los próximos meses, el proceso de convergencia a menores niveles de inflación seguirá afianzándose, proyectaron en el Banco Central.

Por zonas, las subas más importantes en los precios minoristas se dieron en la Región Patagónica (2,7%), Cuyo (2,3%), Noreste (2,2%) y Pampeana (2,1%), todas por encima del promedio general de 1,9%.

En tanto, en la Región Noroeste el incremento fue de 1,9%, mientras que el área metropolitana del Gran Buenos Aires (GBA) fue la que menos subió, con el 1,6% promedio.

En lo que va del año, y con un alza del 15,8% en promedio, el rubro alimentos y bebidas acumuló una suba del 18,7%; las prendas para vestir y valzado, 29,6%; equipamiento y mantenimiento del hogar, 16,7%; transporte, 11,3%; educación, 18%, y vivienda, agua, electricidad y gas, 4,8%. (Telam)

La inflación de abril fue del 1,5 por ciento pero la de alimentos fue el doble

Las medidas del Gobierno y el parate de la economía lograron que el Indice de Precios al Consumidor quede por debajo del 2 por ciento por primera vez desde enero de 2018. El rubro alimentos, sin embargo, escaló 3,2 por ciento.

El índice de precios al consumidor que calcula el Indec arrojó en abril un alza del 1,5 por ciento frente a marzo. El dato de inflación mensual se ubica por debajo del 2 por ciento por primera vez desde enero de 2018, lo cual responde a la aplicación de férreos controles de precios en el marco de la crisis de la pandemia del coronavirus y a la limitadísima oferta de bienes y servicios.

Los alimentos subieron 3,2 % durante abril, más del doble de la inflación del mes.

La desaceleración inflacionaria se explica por la baja del 4,1 por ciento en el rubro comunicación, a raíz de la retracción en los precios de los planes prepagos de telefonía celular y telefonía fi­ja registrada a fi­nes de marzo, como parte del paquete de medidas dispuestas por el gobierno nacional. También cayó el rubro de educación, por la reducción de las cuotas de colegios privados. Sin embargo, el rubro de alimentos y bebidas continuó creciendo por encima de la media, con un incremento del 3,2 por ciento. En el primer cuatrimestre, la inflación a nivel nacional se ubicó en el 9,4 por ciento, mientras que la comparación interanual arroja un alza del 45,6 por ciento.

La crisis del coronavirus motivó la aplicación de un paquete de medidas inusual en muchos sentidos, con el pago de salarios del sector privado por parte el Estado con un rasgo más saliente. Sin embargo, hubo muchas otras decisiones relevantes en aspectos de la vida económica y sanitaria. En materia de precios, se aplicó un control con una lista de precios máximos vinculados a las listas del 6 de marzo. Adicionalmente, se pospusieron aumentos en servicios públicos. Por otro lado, hubo sectores productores de bienes y especialmente de servicios que moderaron o contuvieron subas de precios e incluso aplicaron bajas para enfrentar el desplome de la demanda de los consumidores. La medición en los rubros que el gobierno no definió como “esenciales” quedó muy limitada por la escasa oferta. (Página 12)

El Complejo de piletas temporada 2019-2020: precios y horarios

El sábado 30 de noviembre abrirá sus puertas al público el Complejo Municipal de Oro Verde. Las propuestas que ofrece este complejo incluyen cuatro piletas de diferentes dimensiones, una posee mangrullo con baldazo y otra cuenta con tobogán acuático, una cantina dentro de las instalaciones, una veintena de quinchos para sombra. Este año, con la reubicación de las canchas de beach vóley se amplía el espacio de este predio.

Requisitos y precios

Para ingresar a las piletas de Oro Verde es obligatorio realizarse una revisación médica que se hace de forma gratuita con un profesional de la salud en el mismo complejo, la primera vez que se ingresa y tiene una validez de 30 días.
En cuanto los horarios, estará habilitada todos los días a partir del 30 de noviembre al 8 de marzo de 2020. Funcionará de lunes a jueves de 12 a 20, los viernes, sábados y vísperas de feriados de 12 a 21. Domingos y feriados de 13 a 20. Como todos los años los precios para esta temporada son diferenciados para los vecinos de la localidad.

Precios para habitantes de Oro Verde

Adultos: 60 pesos los viernes, sábados, domingos y feriados, y 45 pesos de lunes a jueves (no feriados), 1200 pesos mensuales y 2.200 pesos la temporada. Los oroverdenses menores de 12 años abonan por día 20 pesos, viernes, sábado domingo y feriados, y $15 de lunes a jueves (no feriados) y 400 pesos por mes. Temporada completa sale 900 pesos. Los jubilados entran gratis.

También está la posibilidad de pagar como grupo familiar, en ese caso los costos serían: hasta cuatro miembros por mes 1.800 pesos y la temporada completa 3.400 pesos. En caso de tener que pagar por más personas, el adicional por hijo, son 350 pesos mensuales y 900 la temporada completa.

Precios para visitantes

Adultos: 150 pesos, los viernes, sábados, domingos y feriados, y 120 pesos de lunes a jueves (no feriados) y 3000 pesos mensuales. La temporada completa tiene un costo de 7000 pesos. Los menores de 12 años abonan 80 pesos los días, sábados, domingos y feriados y de lunes a jueves (no feriados) 65 pesos. Mensual 1800 pesos y temporada 3200 pesos.

Los grupos familiares de otras Jurisdicciones con hasta cuatro miembros: pueden abonar un bono mensual de 5100 pesos y la temporada completa por 10.800 pesos. El adicional por hijo tiene un costo mensual de 1200 pesos y 2.400 pesos la temporada completa.

Personas con discapacidad: sin cargo, previa acreditación.

Menores de 3 años, oroverdenses y visitantes: entrada gratuita.

Los alimentos aumentaron un 26% durante 2019

Los alimentos aumentaron un 26 por ciento solo en el primer semestre del año

Esa cifra surge de un relevamiento realizado por Consumidores Libres. La canasta está compuesta por 38 artículos de primera necesidad. La yerba y el pan, los productos que más subieron.

Consumidores Libres recordó que en junio de 2018, el aumento de esta canasta básica de alimentos había sido del 3,22 % y el acumulado del primer semestre, 13,69 %.

En consecuencia, en junio 2019 hubo una disminución del 0,14 % con relación al mismo mes del año anterior, pero un aumento del 12,16 % en el acumulado del primer semestre.

Según la entidad, los productos cuyos precios registraron mayores subas en junio fueron la yerba mate (20,21%), acelga (8,09%), pan común (7,99%), zapallo anco (7,98%), papa negra (7,29%), jabón en polvo (6,25%), sal fina (5,77%), azúcar (5,66%) y té (5,64%), entre otros.

A contramano, bajaron los precios de las naranjas (11,45%), filet de merluza (1,08%) y tapas para empanadas (0,40%).

Por su parte, el precio de la bola de lomo no registró variación durante junio, indicó Consumidores Libres.

Los salarios van perdiendo contra la inflación

Producto de una inflación que no dio tregua desde noviembre de 2015, el poder adquisitivo de los salarios formales perdió un 16 por ciento para ubicarse en su menor valor real en once años. “Hay que remontarse a la crisis de 2001-2 para encontrar una caída superior en magnitud a la registrada en los últimos años”, señala el informe del Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) de la UMET. Los hogares de menores ingresos fueron los más castigados en el último año, donde la suba de precios de su canasta superó el 60 por ciento, aunque en mayo repercutió con más fuerza en los sectores de mayores ingresos, con un 3,5 por ciento frente a abril.

En mayo la inflación para el bolsillo de los asalariados fue de 3,1 por ciento y de 57,4 por ciento interanual (ver aparte). Para los jubilados –también relevado por el IET– la inflación fue de 2,5 mensual y de 57,1 interanual. Como contrapartida, ante paritarias que cerraron por debajo de esos valores, los salarios fueron perdiendo terreno desde que asumió el actual gobierno, tendencia que se profundizó en el último año y medio. “Desde diciembre de 2017 que el salario real presenta variaciones negativas interanuales significativas absolutamente todos los meses”, explica el informe. El resultado es que entre noviembre de 2015 y mayo de 2019 el salario real cayó 16 por ciento, de acuerdo con el relevamiento del IET de la UMET.

Durante mayo la inflación fue más intensa en los hogares asalariados de mayores ingresos. En ese decil los precios treparon 3,5 por ciento, en contraste en el decil 1 (de menores ingresos), con un 2,7 por ciento. “La razón de esta mayor intensidad en los asalariados de mayores ingresos estriba en las alzas en prepagas y naftas, que inciden más en este estrato de la población. Como en mayo no hubo alza en tarifas de servicios públicos, tuvo menos impacto relativo en los asalariados de menores ingresos”, explica el informe.

Pero en términos interanuales la inflación es más intensa en los deciles de menores ingresos, con un 60,3 por ciento, frente a los de mayores ingresos, donde los aumentos de precios fueron del 54,8 por ciento. Esto deja al descubierto “el impacto asimétrico de la suba de servicios públicos y de los alimentos en los distintos hogares”, con mayor incidencia en los hogares más pobres.

Si se amplía el análisis desde noviembre de 2015, el 10 por ciento de menores ingresos sufrió una inflación de 248,4 por ciento hasta mayo último, contra una del 195,3 por ciento para los hogares con mayores ingresos. “La inflación del conjunto de los trabajadores se ubicó en el 215,4 por ciento en la era Macri”, promedia el documento del instituto de la UMET. En tanto, los salarios subieron un 164,9 por ciento en el mismo lapso.

Sigue la altísima inflación. En abril fue del 3,4%

Los precios minoristas avanzaron un 3,4% en abril, debido principalmente al incremento registrado en el rubro más relevante de la medición, Alimentos y Bebidas.

En este ítem, cuya ponderación es mayor en la canasta de bienes y servicios de las franjas de menor poder adquisitivo, el acumulado interanual supera el 60%, un incremento desmesurado para un tercio de la población argentina que vive en la pobreza, en si se considera el retraso de los salarios respecto de la escalada inflacionaria.

Pese al retroceso en la inflación mensual, desde el 4,7% de marzo, en el acumulado anual llega a un nuevo máximo en la administración de Cambiemos, de 55,8% en doce meses, la tasa más alta desde enero de 1992 (77% anual).

Damián Di Pace, analista económico y consultor, indicó que en el primer tramo de 2019 “fue complicando el panorama todo lo que ha sido el aumento de precios regulados, que sigue impactando en los costos de la industria y comercio, más que en los hogares. También estamos en un contexto inflacionario producto de la última suba del dólar, que se trasladó a los precios. Fue cayendo la demanda de dinero generando más velocidad de la circulación del dinero”.

“Con una inflación de más de 3% en abril hay que tener en cuenta tres datos preocupantes . Uno, que en el cuatrimestre promedió 3,8% mensual, muy por encima del 2% mensual previsto por el Gobierno a esta altura del año. Dos, que supera el 55% interanual, la más alta en 27 años. Y el tercero, que por eso se gatillaría el ajuste por balance para el pago de Ganancias de las empresas, que contempla ese límite de inflación, lo que generaría un impacto muy fuerte en la recaudación”, dijo Di Pace a Infobae.

“La dinámica del nivel de precios del mes de abril se vio explicada fundamentalmente por los alimentos y bebidas, que registraron una variación de 4,0% explicada por los aumentos en carnes y productos lácteos”, indicó la consultora Orlando Ferreres & Asociados.

Nicolás Trotta, rector de la UMET (Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo), enfatizó que “todos los rubros subieron por encima del 2,5%, lo cual muestra que la inflación viene siendo generalizada en la gran mayoría de los productos de la canasta de los trabajadores”.

La tasa de inflación anual hasta abril de 2019 más que duplica la de 2018: un 55,8% frente a un 25,1%, según el INDEC.

Asimismo, en el acumulado de los primeros cuatro meses de 2019 llegó a 15,6%, frente a un 9,6% de enero-abril de 2018. Por lo tanto, la tendencia en el primer tramo de este año es aún seis puntos mayor a la de 2018, que en 12 meses sumó un 47,6%, la más elevada en 27 años.

“Incluso en el escenario en el que las presiones cambiarias logren ser domadas por el BCRA,no esperamos que se observe durante los próximos meses una significativa desaceleración de la inflación”, señaló un estudio de Ecolatina, debido a que “por el momento no se percibe la existencia de un plan integral que logre coordinar expectativas”.

“En las últimas semanas comenzó a tomar fuerza el visto bueno del Gobierno en relación alajuste trimestral de las paritarias, siendo incluso el costo laboral un driver más importante que el dólar a la hora de analizar el proceso inflacionario y al que no se le suele dar tanta importancia”, subrayó Ecolatina. (Infobae)

30 % piso de inflación para 2019

El Gobierno ya analiza un dato preocupante: las empresas privadas, sobre todo las que tienen activos físicos altamente influenciables por el alza de precios, ya toman como un dato cerrado (no abierto al debate) que la inflación este año tendrá un piso del 30% Y es sobre este porcentaje que comienzan a elaborar sus planes financieros y presupuestos de costos e inversiones de capital para todo el ejercicio.

Según destaca Ámbito Financiero, esto incluye la estrategia estructural de precios finales que plantearán al público, tanto para bienes como para servicios. Y, en parte, incluye en lo que los técnicos denominan “inercia inflacionaria” hacia los precios y que deriva mes a mes en una herencia en la presión alcista de los precios. Además de obviamente alejarse ya definitivamente del 23% que se incluye en el Presupuesto Nacional para el 2019 aprobado el año pasado y del 28% que hace una semana estimó el Ministerio de Hacienda de Nicolás Dujovne ante el Fondo Monetario. El peor dato es que el 30% es piso, y podría ir ajustándose al alza en el segundo semestre del año.

La inflación este año tendrá un piso del 30% Y es sobre este porcentaje que comienzan a elaborar sus planes financieros y presupuestos de costos e inversiones de capital para todo el ejercicio.

El anticipo sobre un 30% de inflación para este año, venía siendo distribuido por varias de las consultoras más importantes del país que elaboran informes para las grandes empresas privadas, especialmente las denominadas “formadoras de precios”. Sin embargo el dato se venía sosteniendo más como una opinión que como una certeza. El clima cambió radicalmente el jueves 14, día en que el INDEC anunció que el IPC de enero llegaba al 2,9%; superando todas las expectativas tanto oficiales como de las mismas consultoras que esperaban en promedio un 2,5%. La proyección terminó de cerrarse cuando las empresas comenzaron a recibir los informes esperados para febrero, donde se espera un alza de los precios de entre 3,3% y 3,5%; tendencia que continuaría en marzo. Si esto se cumpliera, en el primer trimestre del año el alza de los precios se ubicaría en un acumulado de cerca del 10%. Para que se cumpla el Presupuesto entre el segundo y el cuarto trimestre del año la proyección debería alcanzar un acumulado de menos del 14%, lo que a esta altura (y con sólo un dato para todo el año) es una utopía. Lo que esperan las empresas, siguiendo los indicadores privados, es que en el segundo trimestre el dato sea algo más bajo que el período enero-marzo; y que recién para julio la empresa comience a operar a un ritmo de 2% mensual, con el que se llegaría a las elecciones de octubre. Y que los efectos del plan de restricción monetaria recién tengan sus efectos concretos en los precios luego de julio.

Desde el mercado financiero la interpretación que se hace es similar. Según el último informe de la Consultatio, “el análisis de los datos de inflación de enero muestra que el componente inercial de la inflación sigue siendo alto” ya que “la a suba de precios está siendo generalizada”. Para la consultora, “el frenazo de emisión monetaria que significó el nuevo régimen todavía no terminó de impactar en los precios. Además de los rezagos esperables que tiene la política monetaria, lo cierto es que al momento de lanzarse el plan los agregados venían creciendo al 45% interanual, y que a casi 5 meses de haber (casi) frenado el crecimiento de la base, el ritmo actual todavía es del 32%”.

Por su parte, Quantum menciona que “en términos de control de la inflación, el dato de enero de 2019 refleja un desacople entre las expectativas iniciales del programa y lo efectivamente observado. De hecho, los límites de la zona de intervención cambiaria se ajustaron al 3% mensual en el período octubre-diciembre 2018 y al 2% en enero-marzo 2019, lo cual indirectamente refleja la expectativa oficial de inflación al intentar mantener constante el tipo de cambio real bilateral. Por eso el dato de inflación del 2,9% encendió algunas alarmas, que de persistir más allá de lo proyectado puede dificultar el objetivo de reversión de la crisis y reelección de Macri”.

El Gobierno, y muchos privados, confían en que la presión inflacionaria puede comenzar a ceder y que los promedios mensuales ubicarse cerca del 2% (no mucho menos este año), recién para agosto o, en el mejor de los casos, hacia julio. Y que, en consecuencia, en el segundo semestre podría acumularse un número cercano al 12%. El problema para el cálculo final de 2019 es lo que pueda suceder en el segundo trimestre. Allí estará la clave sobre que tan lejos del 30% se podría ubicar el número final del año. El Gobierno confía en que hacia mayo comenzarán a notarse los resultados de la política de restricción monetaria y de la recesión, luego que haya pasado lo peor de la temporada de ajustes de tarifas de servicios públicos. Y que para junio o julio habrá buenas noticias que lleven tranquilidad a agosto. El problema es que si esto no se diera y continuara el ritmo alcista hasta julio, el 30% final incluso corre riesgo de quedar corto. Hay algo inevitable: la inflación ya proyectada impedirá que el Gobierno de Mauricio Macri acumule en su gestión una inflación de no menos del 190%. (APFDigital)

Requisitos y precios para la temporada de piletas 2018-2019

Para ingresar a las piletas de Oro Verde es obligatorio realizarse una revisación médica que se hace de forma gratuita con un profesional de la salud en el mismo complejo, la primera vez que se ingresa y tiene una validez de 30 días.

En cuanto los horarios, funciona de lunes a jueves de 12 a 20, los viernes, sábados y vísperas de feriados de 12 a 21, y domingos y feriados de 13 a 20. Los precios para esta temporada, que se extiende hasta el 3 de marzo de 2019 son diferenciados para los vecinos de la localidad.

Precios para vecinos y vecinas de Oro Verde

Adultos: 40 pesos por día y 800 pesos mensuales. La temporada completa, 1.800 pesos. Los oroverdenses menores de 12 años abonan 15 pesos por día y 275 pesos por mes. Temporada completa sale 625 pesos. Los jubilados entran gratis.

También está la posibilidad de pagar como grupo familiar, en ese caso los costos serían: hasta cuatro miembros por mes 1.300 y la temporada completa 2.700 pesos. En caso de tener que pagar por más personas, el adicional por hijo, son 250 pesos mensuales y 750 la temporada completa.

Precios para visitantes:

Adultos: 120 pesos por día y 2650 pesos mensuales. La temporada completa tiene un costo de 5000 pesos. Los menores de 12 años abonan 65 pesos por día y 1.300 pesos por mes. Temporada completa sale 2.600 pesos.

Los grupos familiares de otras Jurisdicciones con hasta cuatro miembros: pueden abonar un bono mensual de 5100 pesos y la temporada completa por 10.800 pesos. El adicional por hijo tiene un costo mensual de 1200 pesos y 2.400 pesos la temporada completa.

Personas con discapacidad: sin cargo, previa acreditación

Empleados de la municipalidad de Oro Verde y familiares directos convivientes: sin cargo

5,4% fue la inflación de octubre

En 10 meses roza el 40%. De acuerdo al IPC, en los últimos 12 meses el costo de vida subió un 45,9%. El rubro que más se encareció fue Viviendas (8,8%). Alimentos subió un 5,9%.

La inflación de octubre fue del 5,4%, con lo que en el año el indicador acumula un avance del 39,5% y en la comparación internual muestra un ascenso del 45,9%, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC)

En el décimo mes del año, el rubro alimentos y bebidas experimentó una suba del 5,9%, acumulando en el año un incremento del 43,7%, pero la suba más fuerte fue en el rubro Vivienda, con 8,8%, seguido de la categoría Transporte, 7,6%.

De confirmarse las proyecciones para noviembre y diciembre, la economía alcanzaría una inflación cercana al 50% en 2018, la más alta desde 1991.

En 1991, segundo año de la presidencia de Carlos Menen, la inflación alcanzó al 84%, mientras que en 2002, tras la crisis económica y el default, llegó al 40,9%, con Eduardo Duhalde en el poder.

En el 2014, bajo el gobierno kirchnerista, para el INDEC intervenido la inflación fue del 23,9%, pero ese año la denominada inflación Congreso midió 38,5%, mientras que en la Ciudad de Buenos aires la medición oficial fue 41%.

Dos años después, en el primer año de gobierno de Mauricio Macri, el alza de precios minoristas llegó al 40,9%, según la medición oficial del INDEC.

4, 3 por ciento fue la inflación de agosto según la UMET

Las cifras se desprenden de un informe del Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) dependiente de la UMET. Entre noviembre de 2015 y agosto de 2018, el salario real cayó 11,7% y se ubicó en el peor momento desde 2010.
El Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) informó que debido a esta suba, el poder adquisitivo se ubicó en el peor momento desde 2010.

La capacidad de compra de los asalariados viene en baja durante el 2018, producto de la fuerte suba en los precios. Según un informe del Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), la inflación de agosto se ubicó en torno al 4,3%. Se trata del valor más alto desde abril de 2016. Asimismo, el poder adquisitivo se ubicó en su peor momento desde 2010, con una caída del salario real del 11,7% entre noviembre de 2015 y agosto de 2018.

El organismo dependiente de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), presentó dichas cifras en el informe mensual de inflación correspondiente para agosto de 2018. El mismo detalla que “la inflación mensual (preliminar) de los asalariados registrados fue del 4,3% en agosto, el valor mensual más alto desde abril de 2016”.

Asimismo, remarca que en lo transcurrido de este año, el aumento de precios acumulado registra un alza del 24,5%. En términos comparativos, si se toma agosto de 2018 respecto al igual mes del año pasado, la cifra se eleva al 34,1%.

El análisis realizado por el IET sostiene que los resultados avizoran un incremento de precios superior al 40% en 2018, algo que fue reconocido por el propio Gobierno en un documento interno del Ministerio de Economía que ubicó la suba de precios en el 42% para este año y en 25% para 2019.

Trotta, “La inflación se acelera”

Nicolás Trotta, Rector de la UMET, sostuvo que “la inflación se acelera y es la tercera más alta en toda la gestión de Macri, y lo más preocupante, es que es el peor mes en cuanto a la caía de capacidad de compra del salario. El poder de compra de los trabajadores es el peor en 8 años, lo que confirma meses de tensión distributiva en un proceso inflacionario muy complejo”.

Lo curioso del dato es que la suba de precios producto de la fuerte devaluación de agosto comenzó a percibirse a principio de septiembre, por lo cual no fue registrada en la cifra que difundió el organismo de la UMET. En ese sentido, desde IET prevén un incremento similar para el mes corriente.

En cuanto a las áreas que más registraron los aumentos se encuentran Transporte y Comunicaciones con un 6,9% (por suba en subtes y naftas), Salud con un 6,2% y Educación y Equipamiento del Hogar con 5,4%. El rubro que más repercute al gasto diario de los ciudadanos como es Alimentos y Bebidas se disparó 4,5%, en tanto que Vivienda creció 4,5%. Solo Indumentaria y Calzado (+0,4%) y Esparcimiento (-1,1%), tuvieron un agosto leve con respecto a los aumentos generalizados.

Distintos actores políticos y sociales alzaron la voz debido a la suba poniendo el foco en la posición del Gobierno para hacerle frente. “Una vez más, la impericia de este gobierno hace que el ajuste caiga sobre los salarios de los trabajadores. Volvemos a reclamar que se declare la Emergencia Económica y Social para revertir el deterioro en todos los sectores sociales de nuestro país”, declaró Héctor Daer, Secretario General de la CGT.

“La inflación confirma el rotundo fracaso del gobierno de Macri” afirmó Santamaría

Para Víctor Santa María, Secretario de Estadísticas de la CGT, “la proyección de inflación nos lleva a prever que el 2018 será el año más inflacionario desde 1991, superando a 2002, 2014 y 2016. Esto confirma el rotundo fracaso de la política anti inflacionaria del gobierno y un descontrolado aumento de precios, que incluye tarifas de servicios domiciliarios que se han vuelto prohibitivas”.

El IET también relevó que entre noviembre de 2015 y agosto de 2018, el salario real cayó 11,7%. En la actualidad, se ubica no sólo en el nivel más bajo en la era Cambiemos, sino en su peor nivel desde mediados de 2010. “El índice de inflación de 4,3% para agosto, refleja claramente la brutal caída del poder adquisitivo, que fue la más profunda registrada desde el 2010; estamos con una caída de casi 12 puntos del poder adquisitivo del salario real. Esto es demoledor en lo que se refiere al nivel de vida de los trabajadores y trabajadoras de Argentina. La inflación medida desde agosto fue la más alta desde abril del 2016, estas cifras revelan la verdadera catástrofe social que estamos viviendo, que más de la mitad de los trabajadores con salario en este momento, se ubican por debajo de la línea de la pobreza”, concluyó Hugo Yasky, Secretario General de la CTA.

Consultoras estiman la inflación de junio en hasta 4%

La inflación de junio se va ubicar entre 3,5% y 4,1% por la aceleración provocada por la fuerte devaluación del peso y la Argentina ya superó la meta del 15% que había establecido el Gobierno para todo 2018, según consultoras económicas.

En sólo cinco meses después de cambiar las metas de inflación y tras el estallido de la crisis cambiaria a fines de abril, la gestión Macri volvió a recalcular y directamente eliminó la meta del 15% para 2018.

El Gobierno apuesta a que la inflación cierre el año en torno al 27%, es decir, 2,2 puntos porcentuales más que la registrada en 2017, sepultando el camino de desinflación.

Cómo lo ven las distintas consultoras

Elypsis Del economista Eduardo Levy Yeyati señaló que sus relevamientos preliminares indican inflación mensual de junio fue del 3,8% a nivel nacional, mostrando una fuerte aceleración respecto de mayo cuando el indicador registró un alza del 2,6%.El indicador núcleo, que no tiene en cuenta subas estacionales o los ajustes de tarifas, indica que la inflación se ubicó en el 4,2% en junio.

Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala informó que su Índice de Relevamiento de Precios (IRP) registró un aumento de 4% mensual en el sexto mes del año, alcanzando un 29,6% anual. “De esta manera, comienza a observarse el impacto de la actual corrida cambiaria sobre los precios”, indicó en su informe. La inflación núcleo fue aún mayor y se ubicó en 4,1% mensual, la más elevada desde diciembre de 2015 y respecto al mismo mes de 2017 registró un crecimiento de 26,1%, indicó.

Eco Go consultores, reportó que la inflación medida por su Relevamiento de Precios Minoristas (RPM) exhibió un aumento del 3,7% en junio, llevando el indicador hasta el 29,8% anual. La inflación núcleo se ubicó en torno a 3,7% mensual en junio y 28,8% anual, según la consultora cuya directora ejecutiva es la economista Marina Dal Poggetto.

Estudio Orlando Ferreres y Asociados, indicó que el indicador de inflación de junio arrojó un alza del 3,9% mensual y 28,4% anual. “Llegó el impacto de la devaluación”, estimó el economista Fausto Spotorno tras la crisis cambiaria que hizo disparar el precio del dólar un 70% en los últimos doce meses. La inflación llegó al 15,5% en el primer semestre del año, alcanzando así la meta que había sido establecida por el Gobierno para todo el 2018.

C&T indicó que su análisis arrojó que la inflación de junio fue del 3,5%, acumulando así un 30% en los últimos doce meses.

Ecolatina, proyectó una inflación de 3,5% para junio y de un 30% para todo el año. (Diario InfoNews)

La oposición aprobó la Emergencia Tarifaria

Por 37 votos a favor y 30 en contra, el Senado convirtió en ley el proyecto que retrotrae las tarifas a 2017 y prohíbe su actualización por encima del índice de variación salarial. El presidente Mauricio Macri ya prepara el veto.

por Sebastian Abrevaya

Pasadas las tres de la mañana, el Senado le dio un duro golpe político al Gobierno de Mauricio Macri: aprobó por 37 votos a favor y 30 en contra la ley de Emergencia Tarifaria, que retrotrae los aumentos de luz, gas y agua a noviembre de 2017 y prohíbe su actualización por encima del índice de variación salarial hasta 2019. El debate, que duró más de 10 horas, estuvo atravesado por el enojo del oficialismo, que tildó a la propuesta como “demagógica”, “irracional”, “ilegal” e “inconstitucional”, mientras desde las distintas bancadas opositoras advirtieron por el costo social del tarifazo, las dificultades para pagar los servicios tanto de los usuarios particulares como de las Pymes y la desigualdad con la que el macrismo le exige a los distintos sectores que enfrenten el ajuste. Según fuentes parlamentarias, el Presidente vetará la medida, aunque en la Casa Rosada todavía estaban evaluando el momento más oportuno para hacerlo.

Como hace un tiempo no ocurría, el Senado mantuvo una jornada de tensión política hasta altas horas de la madrugada. Los momentos más fuertes se vivieron pasada la medianoche, con los discursos de los jefes de bloque. En una larga y picante exposición, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner repasó las obras de infraestructura energética durante su gobierno y retrucó buena parte de los argumentos del oficialismo. “Que las tarifas se retrotraigan a diciembre y que además se aplique la variación salarial para decidir los aumentos no me parece irresponsable, al contrario, en materia de armonía social creo que sería aconsejable que lo tomen en cuenta”, aseguró CFK y advirtió sobre el “estado catastrófico de los cinco precios relativos de la economía”: el dólar, las tarifas, las tasas de interés, los salarios y los bienes y servicios. También recordó la actitud de las fuerzas que integran Cambiemos cuando eran oposición y dejó sin presupuesto al Ejecutivo. Además, le reprochó en la cara a Gabriela Michetti haberse pronunciado en contra de los aumentos de tarifas durante la campaña de 2015 y votado en contra de la estatización de YPF, cuando Mauricio Macri elogia permanentemente el yacimiento Vaca Muerta, que de haberse impuesto la postura del PRO estaría hoy en manos de la española Repsol. “Ya es hora de que no se le mienta más a la gente”, disparó y completó: “Es mentira que se eliminaron los subsidios. Ahora son los ciudadanos los que están subsidiando la rentabilidad de las empresas”.

Si bien se encargó de marcar diferencias con el kirchnerismo al inicio de su intervención, el senador Miguel Pichetto también le dedicó un sinnúmero de críticas al manejo económico, social y político de Cambiemos. El jefe del interbloque Argentina Federal, recordó que en los último dos años, previo al último tarifazo, el gas tuvo un aumento de 1157 por ciento, la electricidad del 371 por ciento, y el agua un 484 por ciento. “¿Cómo puede ser que el Congreso y el Ejecutivo no puedan acordar un marco razonable para que la gente pueda pagar de servicios públicos?”, preguntó y calificó al veto como “un fracaso de la política”. Sobre el final, tras renovar sus críticas al consultor Jaime Durán Barba, a la “mala praxis” del Banco Central y a la política de endeudamiento, llamó a desdramatizar la situación. “Hagan lo que tengan que hacer y háganse cargo. Este un mensaje del Congreso, este es un camino que no cierra”, remató.

La defensa del oficialismo corrió por cuenta del radical Luis Naidenoff. “Vamos a hacer lo que corresponde, la irresponsabilidad de este proyecto de privilegiar una vez más al AMBA y que todo el interior termine condenado a pagar mucha más tarifa no lo vamos a aprobar”, aseguró el jefe del interbloque oficialista, quien le reprochó a la oposición más cercana al Gobierno no haberlos acompañado: “no es en las buenas, es en las difíciles en donde hay un punto de inflexión para demostrar la responsabilidad y la convicción para construir un camino de alternativa”.

Tras semanas de intensas negociaciones, acusaciones cruzadas, presiones a legisladores y gobernadores, Cambiemos sufrió una derrota en el peor momento de su gestión. Una amplia mayoría del interbloque Argentina Federal (23 sobre 24 integrantes), los 9 del Frente para la Victoria-PJ y otras bancadas más pequeñas decidieron acompañar la media sanción de la Cámara de Diputados. Hasta último momento el oficialismo intentó lograr que distintos senadores de la oposición cambiaran de postura o bien se retiraran al momento de votar. Incluso en horas de la tarde circuló la versión sobre una posible maniobra para enviar de vuelta el proyecto a Diputados: un grupo de senadores del peronismo podía darse vuelta y votar en contra un par de artículos durante el tratamiento en particular. Finalmente no ocurrió. Por la noche, el puntano Adolfo Rodríguez Saá se volvió sorpresivamente a su provincia, dejando un voto menos para la aprobación. La peronista sanjuanina Cristina López Valverde también se levantó de su banca. La neuquina Lucila Crexell directamente blanqueó que negoció con Frigerio una prórroga a la ley de emergencia frutícola (que afecta a su provincia) a cambio del voto en contra. “Hay un ámbito de negociación, y en mi caso antepongo los intereses de mi provincia”, reconoció en los pasillos del Senado. Los dos senadores misioneros nunca pisaron el Congreso ayer. Pero pese a los esfuerzos y la presión, la oposición todavía tenía pasada la medianoche un margen para garantizarse el triunfo. El sindicalista de los trabajadores petroleros, Guillermo Pereyra, que anteayer había participado de una reunión en Casa Rosada y se contaba como un voto negativo, expresó sus diferencias con el proyecto de Diputados pero le reprochó al macrismo no haber negociado una alternativa real, por lo que cambió su posición.

“Si no ponemos límite a esto, si el Gobierno no advierte esto y quiere hacer lo que le piden sus amigos, esto no va a terminar bien”, advirtió el peronista José Mayans, el primero en hacer uso de la palabra. El senador formoseño fue lapidario con los problemas de política económica del macrismo y puso el énfasis en las ganancias de las empresas energéticas a partir del tarifazo y la dolarización de los precios. Por ejemplo, detalló que Edenor tuvo ganancias por 688 millones de pesos el año pasado y que este año, sólo en el primer trimestre, ya obtuvo 1450 millones. Agregó que la generadora Central Puerto el año pasado tuvo utilidades por 3493 millones, mientras que el primer trimestre ya acumuló 7500 millones. Por último, dijo que Transportadora de Gas del Sur pasó de ganar 3493 millones en todo 2017 a sumar sólo en el primer trimestre de 2018 unos 1734 millones. “No escuchan nada, nos llaman al diálogo y nos quieren imponer un plan económico que ya fracasó. Si no hay reflexión, vienen tiempos peores… Con tasas al 40 por ciento, ¿qué país puede funcionar con esas tasas?”, insistió el senador.

El primero en responder fue el senador Esteban Bullrich, cuya mejor defensa del tarifazo fue el ataque a la política energética del kirchnerismo. “Este proyecto es irresponsable, es demagógico. Es inconstitucional porque interviene en facultades propias de la nación y las provincias”, aseguró el senador bonaerense, quien advirtió que el proyecto de Diputados mantiene los beneficios para la ciudad y la provincia de Buenos Aires, en perjuicio de las provincias del interior que pagan tarifas mucho más altas. “Esto no es una solución, y lo saben. Lo reconocen pero le quieren mandar un mensaje al Ejecutivo. El mensaje el Ejecutivo lo escuchó, si no, no habría otro proyecto. Pongamos a la Patria por delante. Es posible que lleguemos a un acuerdo y discutamos un proyecto razonable”, concluyó, buscando un tono conciliador contradictorio con la acusación de “inmoral” y “demencial” a la política tarifaria del anterior gobierno.

Desde el FpV-PJ, la mendocina Anabel Fernández Sagasti aseguró que “la política energética de Macri es una estafa nacional” porque “transfiere millones de pesos del bolsillo de los ciudadanos a un grupo de empresarios amigos del poder”. La senadora aseguró que la política de subsidios de Argentina sobre el gas y la luz está “por debajo del promedio internacional de los países desarrollados”. Además, advirtió que, según el ente regulador del sector, “la cantidad de usuarios afectados por cortes de luz entre diciembre de 2016 y 2007 aumentaron un 60 por ciento”. “Queremos una política tarifaria con rostro humano, donde la energía no sea una mercancía, sino más bien una herramienta de desarrollo para el país”, agregó su compañera de bancada, la santafesina Marilin Sacnun.

El único senador del Bloque Justicialista que anunció en los días previos su rechazo al proyecto se llamó a silencio en el recinto. Rodolfo Urtubey no integró la lista de 52 senadores que pidieron la palabra. Tampoco hizo declaraciones mediáticas. Su postura quedó en soledad, pese a que la semana pasada el dictamen había contado con tres firmas más en disidencia.

El cordobés Carlos Caserio, hombre del gobernador Juan Schiaretti, lanzó una importante advertencia a Cambiemos. Primero reflejó el malestar que les provocó el discurso de Macri del lunes: “El discurso del presidente, que fue hasta agraviante con nosotros, y si encima nos amenazan con el veto eso inclinó nuestro pensamiento”, dijo y remató: “Les pido que no rompamos todo. Estuvieron hasta último momento tratando de lograr que hoy no votemos esto. Si para ustedes eso es la política, bárbaro, pero no jueguen con fuego porque nos necesitamos todos”.

La radical Silvia Elías de Pérez, una de las más firmes defensoras del Gobierno en el Senado, también arremetió contra la gestión anterior. “Haber tenido congelamiento tarifario con subsidios indiscriminados y cruzados causaron la verdadera emergencia”, aseguró, para ensayar luego una mirada positiva: “Argentina tiene futuro, vamos por el camino correcto”.

En este contexto de conflicto, incluso con la oposición más cercana al gobierno, Mauricio Macri se enfrenta ahora a su segundo veto como Presidente. El primero había sido cuando se aprobó la ley antidespidos, que impedía las desvinculaciones por un año e imponía una doble indemnización. (Página 12)

El Programa de Acceso al Consumo estará en Paraná, San Benito y otras ciudades

El programa de Acceso al Consumo Para Todos estará nuevamente recorriendo la provincia. Se ofrecerán pastas, salamines, fiambres varios, quesos, malteadas, miel, aceite de oliva y aceituna. Así lo informó el titular de la Dirección de Seguimiento de Precios de la provincia, Javier Schnitman.

En referencia a esta iniciativa, el secretario de Producción de Entre Ríos, Álvaro Gabás, afirmó: “El trabajo que se realiza desde las distintas áreas del Estado hace que pongamos en valor a nuestros productores. Ellos van a tener la oportunidad de llevar sus productos también hacia otras provincias, haciendo crecer así nuestras cadenas de valor”.

A través del Programa se pueden adquirir los productos con el sistema de compra y pago de la tarjeta Sidecreer y con la tarjeta común podrán acceder a tres pagos sin intereses.

Cronograma

Martes 17 de Abril de 2018

Ciudad de Paraná de 9:00 a 18:00 hs. Explanada de Casa de Gobierno.

de 16:00 a 19:00 hs., Plaza Sáenz Peña, por calle Villaguay.

Miércoles 18 de Abril de 2018

Ciudad de Paraná de 9:00 a 17:00 hs., Plaza Pancho Ramírez, calle Brown y Soler.

Jueves 19 de Abril de 2018

Ciudad de Crespo de 9:00 a 14:00 hs. Frente a Edificio Municipal.

Ciudad de Tabossi de 15:00 a 18:00 hs. Frente a Edificio Municipal.

Viernes 20 de abril

Ciudad de San Benito de 9hs a 14hs, Frente a Edificio Municipal

Criadores de pollos quieren “cortar rutas” por falta de precios justos

Avicultores trabajan por debajo del costo; Les llegan facturas de luz de 100 000 pesos. Piden una mesa entre ellos, los frigoríficos y el Estado.

En Argentina hay unas 4.800 granjas avícolas y el 55% de la producción se realiza en Entre Ríos, por lo tanto, un estornudo en la provincia puede resfriar a la producción de todo el país. Los criadores sostienen que se profundizó la brecha entre el costo y lo que les pagan por animal, con nuevos agravantes: les llagaron boletas de luz de 100.000 pesos, aumentaron salarios y sube el dólar, moneda que fija el precio de varios insumos. Aseguran que la situación es grave y manifestaron que muchos plantean medidas de fuerza como cortes de rutas.

Entre Ríos concentra unas 2.400 granjas. Desde la cámara nacional que las nuclea señalaron que las empresas les pagan por debajo del costo. En 2016 avizoraban un futuro lleno de inconvenientes para poder sostener la tarea y al parecer, ese futuro llegó este verano. “Estamos peor”, dijo a UNO Ricardo Unrein, presidente de la Cámara Argentina de Productores Integrados de Pollos (Capip). La situación parece ahora más profunda y compleja.

“Lo que pasa es que de parte de las empresas no hay respuestas. El pollo ha picado en punta y está a 40 pesos el kilo a la salida del frigorífico, cuando en agosto estaba a 17 pesos. Y ellos no tuvieron aumento en los costos, pero así y todo a nosotros no nos responden. Este verano el costo de la energía se nos ha ido de 0,3 centavos a estar entre 1,2 y 1,5 pesos (por animal). Nos está matando”, argumentó.

Unrein explicó que los frigoríficos están en un muy buen momento, pero la situación para el criador es todo lo contrario. “Estamos cobrando 4,5 pesos a 5 pesos por animal cuando deberíamos andar en los 8 o 9 pesos”, explicó y esa diferencia es la que genera el mayor de los problemas que tiene este sector.

A un productor avícola integrado, algún frigorífico le aporta las cabezas –el pollito BB– el alimento para el engorde y otros insumos. La estructura, el trabajo y la energía eléctrica corre por cuenta de quien se encargará de la cría. Al tiempo, unos 48 días, las empresas retiran las aves y mediante una tabla de liquidación les pagan al productor. Por eso también están atados a las decisiones que tomen esas mismas empresas.

“Estamos por debajo del costo y eso acarrea un deterioro de las instalaciones y al pollo lo tenemos mal: no cumplimos con las normas de Senasa y así no se puede seguir. El frigorífico no responde, no nos da importancia. Además sobran galpones porque se achicó la cantidad de pollos”, dijo Unrein y agregó: “Ellos (los frigoríficos) bajaron la producción entre agosto, setiembre y octubre en un 20% y no la han remontado por completo, por ahí solo un 10% más. Y cerró Cresta Roja en Buenos Aires que era un pequeño monstruo de 250.000 pollos diarios. Eso no está más y le falta al mercado. Por eso aumenta el precio. Al faltar, ponen el precio que quieren”.

Pero las granjas no cierran tan rápido como puede ocurrir en otra rama, sino que van generando deterioros importantes en la tarea. “Exacto, se deterioran las instalaciones y baja la calidad del pollo entregado”, reafirmó el productor.

Medidas de fuerza

Es que al conjunto de problemas se les sumaron los costos de la luz y para los productores, si los frigoríficos no dan una respuesta, la situación comenzará a empeorar mucho más. En concreto, sostienen que en una primera y urgente instancia deberían recibir hasta 1,5 pesos más por pollo porque de lo contrario deberán endeudarse.

Algunos productores recibieron boletas de luz de 100.000 pesos en las últimas semanas, en granjas con 70.000 aves. Eso incide en 1,5 pesos por animal. Se sabe que hay quienes llegarán, si ya no lo ha hecho, a las cooperativas eléctricas de las zonas donde tienen sus granjas para pedir alguna prórroga. Pero en la próxima factura otra vez tendrán problemas y se les sumarán las nuevas cuotas de pago.

“Se va a hacer un acumulado. Pero no solo es la luz, es una catarata de problemas: en enero subieron los salarios de los empleados un 15%; y con el aumento del dólar que ronda entre un 12% y un 13%, cuando vayamos a comprar los insumos, van a estar un 13% más caros, pero nosotros seguimos recibiendo la misma entrada. Por eso hacemos hincapié en que se van a demorar en cerrar las granjas, pero quedarán hechas una tapera, una hilacha, ya ni siquiera hay cortinas”, dijo Unrein.

En el país, del total de granjas, Entre Ríos produce más de la mitad de los pollos que se consumen, Buenos Aires el 40% y el 5% restante se realiza en Santa Fe, Córdoba y algunas de Santiago del Estero.

El 22 de marzo, la Cámara que agrupa a los integrados realizará una reunión en Herrera, Entre Ríos. El día antes fueron convocados a una reunión por la cámara que reúne a los frigoríficos.

Desde el sector buscan la conformación de una mesa de diálogo entre criadores, los frigoríficos y el Estado para poder abordar todos estos inconvenientes.

En diferentes instancias, los productores hablaron de llegar a esa fecha para definir una medida de acción a tomar y propuestas que incluso han tenido repercusión en las redes sociales donde también se han dado importantes debates.

“Es que los productores están mal, los contenemos, pero desde hace un mes y medio quieren salir a cortar rutas porque necesitan una respuesta de parte del Estado; el frigorífico gana plata y no logramos una mesa avícola. Hoy no llegamos a un precio justo para seguir adelante”, remató Unrein.

 

Fuente: Diario Uno

Los costos jaquean a la avicultura entrerriana

Las subas de las tarifas de electricidad, gas y combustibles complican a las actividades productivas y les restan posibilidades de competir en los mercados internacionales.

La Argentina es cara. Es cara para los argentinos en el mercado interno –la inflación no cede y está lejos de ubicarse en porcentajes razonables– y es cara para que los productos argentinos puedan competir en el mundo, al punto que no pocas economías regionales encuentran cada vez más dificultades para ganar nuevos mercados y hasta deben trabajar –y mucho– para mantener los que tienen.

El problema central del país en materia de exportaciones –cuyo crecimiento es indispensable para recomponer la salud de la deteriorada economía argentina– es la pérdida de competitividad que en algunos casos, concretamente en las economías regionales, ya es dramática. El gobierno del presidente Mauricio Macri lo sabe, lo reconoce, pero hasta ahora no ha podido desatar ese nudo que puede generar enormes consecuencias económicas y sociales indeseables en el mediano plazo.

La avicultura, una actividad clave para la economía regional de  Entre Ríos, atraviesa desde hace tiempo, problemas que si no se solucionan pueden generar una profunda crisis en una cadena agroalimentaria considerada un modelo por sus niveles de desarrollo y la cantidad de fuentes laborales que genera en la provincia.

La actividad, sin embargo, hoy se encuentra jaqueada por el constante aumento de los costos –electricidad, gas y combustibles, entre otros– y la consecuente pérdida de competitividad que se agudiza cada vez más.

En el tobogán

Héctor Motta, un histórico referente de la avicultura argentina, salió a advertir sobre los riesgos que enfrenta esta economía regional si no se realizan las correcciones necesarias para que la actividad vuelva a crecer.

El año pasado dijo el empresario, que la avicultura argentina “estuvo en el tobogán, tuvimos algunos meses donde la actividad parecía que se recuperaba y otros en los que parecía que nos íbamos al descenso”.

La producción bajó entre el 2 y el 3% en 2017 y esto “no nos gusta porque siempre queremos que suceda lo contrario: queremos crecer. Somos la máquina perfecta para complementar a la agricultura, la actividad tradicional e histórica de la provincia”.

La producción avícola bajó entre el 2 y el 3% en 2017

Motta definió a 2017 como “un año chato” y expresó su anhelo de que en este 2018 la actividad se pueda recomponer porque “tenemos deseos de invertir y hay proyectos concretos en ese sentido. No poder llevar adelante estos proyectos, no poder lograr los objetivos y las metas que nos hemos propuesto es lo que nos pone intranquilos”.

Flagelos

Motta se refirió a dos “flagelos” que deben combatirse y de los que el Gobierno debe ocuparse seriamente. “Sé que lo están haciendo pero, quizás, no encuentren el rumbo”, opinó.

Uno de esos flagelos es la inflación, “que debe contenerse porque de esa forma se caerán todas las expectativas de jugar a otra cosa que no sean la producción y el trabajo”, remarcó el empresario; el otro flagelo es la pérdida de competitividad, “es necesario volver a ser competitivos”.

“Necesitamos precios que nos permitan insertarnos en los mercados internacionales para no sólo mantenerlos sino también para lograr una mayor penetración en el mundo. Es algo que debe conseguirse porque tenemos capacidad de producción y capacidad para hacerlo”, enfatizó.

Tarifas

Las políticas gradualistas, elegidas por Macri desde su asunción como presidente, a juicio de Motta, “son bienvenidas”. En algunos momentos, sin embargo, “pareciera que ese gradualismo se terminara y es como si te estuvieran sacando una muela sin anestesia”, comparó, y “nos encontramos con subas que son llamativas”, señaló al referirse a los aumentos en las tarifas de electricidad que resultaron un mazazo para todas las actividades productivas.

“El impacto que hemos tenido en los últimos seis meses con los aumentos de las tarifas eléctricas significó un 38% de incrementos, porcentaje que cuando se traslada a cifras concretas permite apreciar la magnitud de la suba”, señaló.

“El impacto que hemos tenido en los últimos seis meses con los aumentos de las tarifas eléctricas significó un 38% de incrementos”

En el caso del Grupo Motta, por ejemplo, “pagábamos entre 3,5 y 3,6 millones de pesos de electricidad y ahora estamos prácticamente en 5 millones de pesos”, se quejó. “Y estamos hablando de un solo servicio. Si agregamos los aumentos de los combustibles y del gas –otros dos servicios centrales para la actividad avícola–, de los impuestos y de los aumentos salariales –que son justos y razonables– más las cargas sociales que son pesadas, el panorama se complica”, explicó.

“En el Grupo Motta pagábamos entre 3,5 y 3,6 millones de pesos de electricidad y ahora estamos prácticamente en 5 millones de pesos”

Hay productores integrados de pollos que estaban pagando entre 45.000 y 50.000 pesos y ahora tienen que abonar 80.000. “Para alguien que factura unos 300.000 pesos por su trabajo esa tarifa es una locura por el impacto que le causa”, evaluó.

Motta contó que el tema de las tarifas “lo he puesto personalmente en conocimiento” del gobernador Gustavo Bordet porque “realmente es un problema que nos tiene muy preocupados” y cuando el mandatario regrese de su viaje al exterior junto al presidente Macri “vamos a sentarnos a dialogar para tratar de encontrarle un cauce para que la producción de Entre Ríos tenga un 2018 diferente”.

– ¿Por dónde pasa la solución al problema de las tarifas? ¿El Gobernador puede hacer algo?

– Creo que esto está en línea, enmarcado, en una política nacional a la que se deben readecuar las políticas provinciales. No sé hasta dónde tiene el Gobernador poder de decisión sobre esto. Podrá, tal vez, quitar o suspender algún impuesto transitoriamente, pero más que eso no.

– ¿Sirve postergar el pago de las boletas de electricidad como prometió Bordet a los arroceros?

– La postergación de los pagos no soluciona mucho el problema, si bien es cierto que cuando alguien se está ahogando y le tiran una soga puede servirle. Pero cuando se está en el medio del río lo que una persona quiere es salir del río, llegar a la orilla. Creo que no pagar durante dos o tres meses es un tiempo de espera para buscar una solución al problema de fondo que es el aumento de las tarifas.

Mirar al mundo

“Más allá de esto, creo que debemos encontrar un marco para continuar trabajando. El presidente Macri siempre dice que quiere inversiones para el país y yo, humildemente, desde el sector empresario puedo decirle que estamos dispuestos a realizar inversiones, a tomar créditos a tasas racionales para invertir, pero tenemos que mirar el mercado internacional”, advirtió Motta.

Sucede que el mercado interno está totalmente abastecido –con niveles de consumo impensados hace unos años– y en consecuencia la exportación es el único camino posible para la expansión de la avicultura. Y para eso es indispensable recuperar la competitividad perdida. Caso contrario, volver a crecer se volverá una quimera.

El dólar

– ¿Un dólar diferencial serviría para la exportación?

– El tema es que implementar un dólar diferencial podría ser una medida de arranque, de corto plazo, para realizar correcciones, pero no puede extenderse en el mediano y largo plazo porque ya sabemos lo que ha pasado en el país cuando eso ha sucedido.

– ¿Cómo están trabajando las empresas avícolas hoy? ¿A pérdida? ¿En el límite?

– Tuvimos un 2017 muy justo, por eso digo que fue un año muy chato, donde a aquellas empresas que venían con deudas se les hizo muy dificultoso honrar esas deudas.

Algunos colegas, incluso, han debido recurrir a convocatoria de acreedores. Esto no es agradable pero no debemos omitirlo porque no se pueden tapar estos problemas con una sábana.

Hay empresas concursadas, se han extendido los plazos de pago en las ventas. Todo esto en el marco de una economía que no está funcionando como uno quisiera.

– ¿Corren riesgo las fuentes laborales?

– No. Nosotros tenemos plena conciencia de lo que significa tener personal calificado como el que tiene la industria avícola en todos sus estamentos. No hay prácticamente persona que no esté calificada. Y como sabemos que cuesta muchísimo, tratamos de que sean nuestros socios, y preservamos las fuentes laborales hasta las últimas consecuencias.

Tres puntos centrales

Para Héctor Motta, el presidente del Grupo Motta, hay tres puntos principales sobre los que trabajar para que la avicultura argentina retome el camino del crecimiento sustentable.

  1. Recomponer la competitividad.
  2. Conseguido el primer objetivo, hacer un gran acuerdo con el Gobierno nacional para incrementar la producción. Ese aumento de producción puede significar entre 500 y 1.000 millones de dólares en exportaciones, en cuatro o cinco años.
  3. El Gobierno debe extremar las medidas para blanquear los atrasos que hay y llegar a una inflación de un dígito que es lo que desean todos.

 

Fuente: El Diario

130 empresas entrerrianas de Entre Ríos al mundo

Un total de 130 empresas entrerrianas participaron de rondas de negocios, ferias y misiones comerciales en América, Asia, Europa y África durante el 2017, con el apoyo del gobierno provincial. Fueron 23 los destinos que sirvieron para que los productos entrerrianos llegaran a todo el mundo.

Al hacer un balance de lo actuado durante el año que pasó, el secretario de Comercio, Néstor Loggio, destacó el trabajo realizado desde la dependencia a su cargo, que nuclea a las direcciones de Defensa del Consumidor y Lealtad Comercial, Comercio Interior, Seguimiento de Precios y Relaciones Internacionales.

“Durante el 2017, a pesar de la situación que el país está atravesando en lo financiero, hemos logrado avanzar en muchos aspectos. Hemos atendido las necesidades, tanto del empresario pyme más pequeño, como del productor más grande, canalizándolas y además teniendo un trabajo personalizado en todos los aspectos, ya que acompañamos y fomentamos el crecimiento constante, buscando herramientas que nos ayuden, con el apoyo del gobernador Gustavo Bordet, a brindar el mejor servicio”, subrayó el funcionario.

Un total de 130 empresas entrerrianas participaron de rondas de negocios, ferias y misiones comerciales en América, Asia, Europa y África durante el 2017

Agregó, asimismo, que “desde la Secretaria de Comercio, junto a la Secretaria de Producción que conduce Alvaro Gabás, nos hemos planteado el compromiso de avanzar y mejorar, todo en el bien de nuestra región”.

Cabe señalar que, en función de las oportunidades comerciales existentes en el mercado internacional, unas 130 empresas entrerrianas participaron de rondas de negocios, ferias y misiones comerciales en América, Asia, Europa y África.

23 destinos

Asimismo, fueron 23 los destinos que sirvieron para que los productos entrerrianos lleguen a todo el mundo, no sólo con presencia en los distintos países, sino a través de rondas de negocio inversas, que son muy útiles y productivas, como por ejemplo el caso de la miel en Maciá, con un alto grado de satisfacción. A la vez, se realizaron un total de 84 reuniones en donde se lograron efectivizar 30 pedidos de cotización, 11 pedidos de muestras y cuatro compras.

En cuanto a las misiones comerciales, el gobernador Gustavo Bordet participó en la realizada a San Pablo, Brasil, donde mantuvo distintos encuentros con miembros de la Federación de Industrias del Estado de San Pablo (Fiesp); con la asesora de Asuntos Internacionales; con el responsable de negocios y con el responsable de la Casa de Gobierno de esa ciudad. Las negociaciones llevadas adelante permitieron la posterior apertura de dicho mercado para el sector cítricos dulces.

Sector lechero desilusionado con el gobierno de Macri

Chemes dijo que los productores “tenían otras expectativas en el actual gobierno”.

El vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Jorge Chemes, advirtió que la situación de la lechería “es complicada” y el panorama no es alentador, entre otras cosas, por la caída del consumo interno.

El sector de la lechería continúa agonizando y las perspectivas en el corto y mediano plazo no son muy alentadoras. Este es el panorama que trazó el productor tambero entrerriano Jorge Chemes, vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y extitular de la Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos (FARER).

El 2017 “cerró con reducción de producción y desaparición de tambos medianos y chicos que han tenido que cerrar por la falta de rentabilidad”, dijo el segundo de CRA y exdiputado nacional por Entre Ríos (UCR).

Chemes consideró que 2018 “no va a ser un año muy diferente al 2017”.

Los precios, “si bien hubo mejoras, no llegaron a ser el precio que demuestre una rentabilidad razonable para el sector” y “no van a tener un incremento como el que necesitamos”.

“La situación internacional no está mostrando indicios de que podamos exportar, los mercados afuera están muy difíciles y el valor del dólar tampoco ayuda para ser competitivos”, enumeró.

“Si no hay un aumento del consumo interno, que tampoco se prevé que pueda haber, seguramente el año va a ser muy similar al anterior”, advirtió.

Buena relación sin resultados

Chemes señaló que existe una buena relación con el gobierno nacional pero que no se tradujo en resultados favorables para el sector. “Hemos tenido una reunión de toda la cadena láctea con el presidente de la Nación y todo el equipo de Agroindustria, pero todo esto no se vio reflejado en una mejoría de precio considerable que responda a la rentabilidad y poder hacer salir a los productores del endeudamiento en el que están inmersos y a la descapitalización que se produjo en estos últimos años”, dijo.

Entre las preocupaciones de los productores tamberos, el vicepresidente de CRA señaló “la falta de claridad en el futuro, la falta de lineamientos de políticas agropecuarias certeras y la falta de previsibilidad”.

“El productor está, no sé si llamarlo desilusionado, pero tenía otro tipo de expectativas en el actual gobierno”.

 

 

Fuente: Revista CRA

La Fiesta de la Playa en Pelay abre el sábado 13 de enero

Con las actividades deportivas, este sábado 13 se abrirá la edición 2018 de la Fiesta Nacional de la Playa, que cumplirá sus 30 años de existencia en Concepción del Uruguay.

Los espectáculos principales comenzarán a partir del 17, con un miércoles que promete asistencia masiva de público, con el cierre a cargo de Luciano Pereyra, que lidera la venta de entradas y plateas.

En expectativas le siguen el jueves 18 con Jorge Rojas y el sábado 20 con Axel, que, también, muestran un muy buen ritmo de venta de anticipadas y plateas.

También estarán sobre el escenario principal la banda de rock Eruca Sativa junto a otros 12 grupos uruguayenses (el viernes 19) y un cierre a pura fiesta con Palito Ortega y Los Palmeras, el domingo 21. Quedan pocas plateas disponibles y la venta de localidades marcha a muy buen ritmo.

Las anticipadas tienen un valor de $165, a excepción del viernes 19, cuyo costo es de $110.

También remarcaron que desde el 17 en adelante saldrán $200 y sólo podrán adquirirse directamente en el acceso a Banco Pelay.

Más servicios para esta edición

Para esta edición, desde la organización se puso de relieve el esfuerzo en agregar más servicios que garanticen la posibilidad de atender a las más de 10 mil personas por noche que se acercarán a disfrutar de la programación.

Para eso habrá dos cantinas principales con comidas rápidas y bebidas, se agregarán barras de tragos y licuados, dos puestos de pizza, helados y otros servicios adicionales que permitirán atender las necesidades de los visitantes.

Durante los 5 días de espectáculos también habrá un inflable gigante, ideal para que puedan disfrutar los más chicos en un ambiente seguro dentro del predio mismo de la Fiesta de la Playa.

Desde el área de Prensa de la Comisión se adelantó que se mantendrán precios muy accesibles en cada uno de los servicios, dado que es intención que los uruguayenses y visitantes puedan disfrutar de todos ellos.

Este esfuerzo es posible gracias al aporte y la participación de empresas y proveedores locales que han decidido sumarse y apostar por la Fiesta de la Playa. Un atractivo paseo artesanal y comercial, la elección de la reina y el Seven Internacional de Rugby en la Arena completarán una propuesta sumamente interesante para esta temporada estival en Concepción del Uruguay.

Entradas y plateas

Las localidades se pueden adquirir a través del sitio digital: www.1000tickets.com.ar, o en Planauto (9 de Julio 1.257), de lunes a viernes, de 8:00 a 17:00; en el portal de acceso a la nueva costanera de la Isla del Puerto, de 9:00 a 21:00, o bien por teléfono (de lunes a viernes) al 0800-777-8484.