Magazine

China patentó una nueva vacuna contra el coronavirus

Podría ser producida a gran escala en poco tiempo

La vacuna fue desarrollada por el Instituto Científico Militar chino y la biofarmacéutica CanSino Biologics. Empezó a ser aplicadaa finales de junio. Mostró ser segura y generó inmunidad.

El gobierno de China aprobó la primera patente de una candidata a vacuna contra la Covid-19 que aún continúa en la fase III de pruebas y que, según se informó, es «rápida y fácil de preparar» y podría «ser producida en masa en un breve periodo de tiempo». Será probada en personas expuestas al virus y aún no se informó cuánto tardará en salir al mercado.

La vacuna fue desarrollada por el Instituto Científico Militar y la biofarmacéutica CanSino Biologics, y comenzó a usarse a finales de junio en el Ejército chino. Y el visto bueno lo dio La Oficina Estatal china de Propiedad Intelectual (SIPO, por sus siglas en inglés) luego de que superara la fase II.

Durante ese período se hicieron ensayos clínicos que cumplieron con la formalidad de ser publicados en revistas científicas y que demostraron que “es segura” e “induce respuesta inmune” contra el .

Según la patente, la vacuna demostró una «buena respuesta inmunológica en ratones y roedores, y puede inducir al cuerpo a producir una fuerte respuesta inmune celular y humoral en poco tiempo». No obstante, se destacó que su “seguridad y efectividad” deberá confirmarse en la fase III, que se lleva a cabo en el extranjero.

Los autores subrayaron, no obstante, que durante la segunda fase ningún voluntario estuvo expuesto al virus después de la vacunación de prueba, por lo que no es posible aún determinar si el candidato a vacuna protege eficazmente contra la infección del virus que causó la pandemia. Lo que se hizo fue exponerlos a un virus debilitado del resfriado común, Adenovirus tipo 5, Ad5-nCoV.

El desarrollo fue impulsado por un equipo dirigido por el investigador Chen Wei, luego de descubrir un anticuerpo monoclonal neutralizante altamente eficiente, según informó la investigación publicada a finales de julio en la revista The Lancet.

Los expertos indican que la concesión de la patente demuestra la «originalidad y creatividad» de la vacuna, y sostienen que «es probable que CanSino solicite también una patente junto con autoridades extranjeras para proteger sus derechos de propiedad intelectual durante la cooperación internacional».

La publicación dio cuenta que en julio pasado se hicieron pruebas en 508 personas como continuación de las primeras pruebas que se publicaron el pasado mayo, y que los resultados fueron “positivos”. No obstantes, destaca que se necesitarán más ensayos en humanos en fase III, para confirmar si esta vacuna candidata protege eficazmente contra la infección por el Sars-Cov-2.

CanSino Biologics desarrolló junto a la Academia Militar de Ciencias china una vacuna contra el virus del Ébola que obtuvo una licencia provisional en 2017. La compañía fue creada en 2009 en la ciudad nororiental de Tianjin, y se centra principalmente en el desarrollo y producción de vacunas. (Página12)

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
Abrir chat