inflación

La inflación de abril fue del 1,5 por ciento pero la de alimentos fue el doble

Las medidas del Gobierno y el parate de la economía lograron que el Indice de Precios al Consumidor quede por debajo del 2 por ciento por primera vez desde enero de 2018. El rubro alimentos, sin embargo, escaló 3,2 por ciento.

El índice de precios al consumidor que calcula el Indec arrojó en abril un alza del 1,5 por ciento frente a marzo. El dato de inflación mensual se ubica por debajo del 2 por ciento por primera vez desde enero de 2018, lo cual responde a la aplicación de férreos controles de precios en el marco de la crisis de la pandemia del coronavirus y a la limitadísima oferta de bienes y servicios.

Los alimentos subieron 3,2 % durante abril, más del doble de la inflación del mes.

La desaceleración inflacionaria se explica por la baja del 4,1 por ciento en el rubro comunicación, a raíz de la retracción en los precios de los planes prepagos de telefonía celular y telefonía fi­ja registrada a fi­nes de marzo, como parte del paquete de medidas dispuestas por el gobierno nacional. También cayó el rubro de educación, por la reducción de las cuotas de colegios privados. Sin embargo, el rubro de alimentos y bebidas continuó creciendo por encima de la media, con un incremento del 3,2 por ciento. En el primer cuatrimestre, la inflación a nivel nacional se ubicó en el 9,4 por ciento, mientras que la comparación interanual arroja un alza del 45,6 por ciento.

La crisis del coronavirus motivó la aplicación de un paquete de medidas inusual en muchos sentidos, con el pago de salarios del sector privado por parte el Estado con un rasgo más saliente. Sin embargo, hubo muchas otras decisiones relevantes en aspectos de la vida económica y sanitaria. En materia de precios, se aplicó un control con una lista de precios máximos vinculados a las listas del 6 de marzo. Adicionalmente, se pospusieron aumentos en servicios públicos. Por otro lado, hubo sectores productores de bienes y especialmente de servicios que moderaron o contuvieron subas de precios e incluso aplicaron bajas para enfrentar el desplome de la demanda de los consumidores. La medición en los rubros que el gobierno no definió como “esenciales” quedó muy limitada por la escasa oferta. (Página 12)

Los alimentos de la canasta básica aumentaron casi 8 puntos por encima de la inflación

El Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) reveló que una jubilación media deberá destinar el 94 por ciento de su ingreso para obtener la canasta básica, y un asalariado mínimo casi el 80. Hay alimentos que valen casi el doble que en 2018.

En base a datos del Índice de Precios al Consumidor del INDEC, el informe de la UNDAV destaca los aumentos que sufrieron los alimentos básicos:

  • la harina subió un 98,6%
  • los fideos el 93%
  • pollo 92,2%
  • leche 85,5%
  • arroz blanco 79,7%
  • aceite de girasol 70,7%.

“Los bienes alimentarios básicos componen una proporción mayor del consumo de las familias que conforman los segmentos socioeconómicos más bajos, por lo que las subas excesivas en estos productos tienen impacto directo en los indicadores de pobreza y de indigencia”, apunta el documento universitario.

El informe elaborado por el equipo de economistas de Economía UNDAV, advierte que el valor de la canasta básica con respecto a los ingresos de las jubilaciones medias y de los salarios mínimos aumentó más del 14% en ambos casos.

Entre mayo de 2018 y mayo de 2019, la canasta básica pasó a representar el 94,3% de una jubilación media, lo que supone un aumento del 14,7%; y el 78,5% de un salario mínimo, o sea una suba del 14,3%.

Al respecto, el documento universitario señala que “en relación al índice de salarios, se registra una caída de poder de compra de alimentos y bebidas en el orden del 17,8%”, y amplía: “dentro del universo de los trabajadores, la pérdida de poder de compra de los informales en términos de canasta básica alimentaria alcanza el 21%”.

En la variación interanual de mayo, los alimentos tuvieron un aumento del 64,9%, es decir que se ubicaron 7,6 puntos porcentuales por encima de la inflación general de precios.

“De los 14 precios de productos básicos que publica el INDEC a nivel nacional, 11 han tenido aumentos por encima del IPC general: esto demuestra el fuerte impacto que ha tenido la última aceleración inflacionaria sobre los bolsillos de los hogares con ingresos mensuales, sean asalariados o jubilados”, subraya el informe.

En el detalle, en base a datos del IPC del INDEC para el Gran Buenos Aires, el informe remarca el aumento de los productos básicos sobre la inflación en Leche, lácteos y huevos (+24,3%), Aceites, grasas y mantecas (+24,2%), Café, té, yerba y cacao (+17%), Carnes y derivados (+11,6%), Pan y cereales (+6,6%), y Bebidas no alcohólicas (+3,3%).

Fuente: Noticiauno

La inflación imparable. Lleva cinco meses por encima del tres por ciento

Por quinto mes consecutivo, los precios treparon más de 3 por ciento. En lo que va del año el alza llega al 19,8 por ciento.

La inflación en mayo fue del 3,1 por ciento, según el relevamiento del Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), que depende de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET). Se trata del quinto mes consecutivo con variaciones de precios por encima del 3 por ciento mensual, mientras que desde febrero se exhiben alzas mayores al 50 por ciento en el acumulado de doce meses. En mayo la inflación fue del 57,4 por ciento contra igual mes del año pasado, la más alta desde 1991. La escalada estuvo motorizada por el rubro salud –por el incremento de las prepagas–, indumentaria y calzado y equipamiento y mantenimiento del hogar. Los alimentos, el rubro de mayor peso en la canasta, se ubicaron apenas por debajo del nivel general, con 3,0 por ciento. Las cifras oficiales de inflación serán difundidas por el Indec este jueves.

“En lo que va del año, los precios treparon un 19,8 por ciento interanual, mientras el salario real sigue en retroceso. Desde el IET calculamos una caída de 16 por ciento de poder de compra en tres años y medio de gobierno de Cambiemos. Actualmente está en el valor más bajo en once años, al punto que habría que remontarse al 2002 para encontrar una caída tan profunda”, explicó a este diario Nicolás Trotta, rector de la UMET. “De mantenerse la estabilidad cambiaria, como en mayo, la inflación va a tender a desacelerarse gradualmente, habilitando una ligera mejora del poder adquisitivo de los salarios y el consumo, aunque no volverán a los niveles previos a la corrida cambiaria, ni mucho menos a los de 2015”, aclaró Víctor Santa María, secretario de Estadísticas de la CGT.

Pese al corsé monetario que aplica el Banco Central para congelar el consumo vía pérdida de poder adquisitivo de salarios y jubilaciones (ver aparte), los constantes aumentos en las tarifas de los dolarizados servicios públicos, los combustibles y los alimentos mantienen la presión inflacionaria. En el informe se puntualiza el impacto de la inflación en los trabajadores registrados, lo que refiere a aquellos hogares donde hay un jefe o jefa bajo esta condición (asalariado formal). Para estos hogares la inflación de mayo se explicó por Salud, con un ajuste de 5,5 por ciento, seguida por indumentaria y calzado (5,2 por ciento) y equipamiento y mantenimiento del hogar (3,9 por ciento). “Los capítulos de menores subas fueron Esparcimiento (2,4 por ciento), vivienda y sus servicios (1,6) y Educación (0,2).

“En mayo, el 61 por ciento de los 327 rubros relevados registró alzas mayores al 1,5 por ciento, valor que sigue muy por arriba de promedio del período 2016-17. Esto indica que la inflación sigue siendo generalizada a la mayoría de los productos relevados”, detalla el informe de la UMET.

Si se desagrega dentro de cada rubro puede tenerse una idea de lo que motorizó los aumentos de cada capítulo. En el caso de Salud, el aumento estuvo vinculado con otro ajuste en las cuotas de las prepagas que autorizó la Superintendencia de Salud, el cual fue del 7,5 por ciento. En los últimos doce meses el Gobierno autorizó a las prepagas un incremento del 42,2 por ciento. En indumentaria, la suba estuvo explicada por el incremento estacional de 9,5 por ciento en el precio de las camperas y abrigos, impulsada por el arribo de la temporada invernal.

Los aumentos en equipamiento y mantenimiento del hogar se focalizaron en productos de limpieza, como jabón y lavandina, que se encarecieron 5,5 por ciento promedio. Otros aumentos en bienes y servicios que se ubicaron por encima de la media fueron los cigarrillos, con un ajuste de 5 por ciento; transporte y comunicaciones, con el 3,3 por ciento, lo cual se debe a que los equipos de teléfonos celulares subieron 6 por ciento y las naftas, 4 por ciento.

Pese a que  el rubro alimentos se ubicó por debajo de la media, con 3,0 por ciento, se destacaron aumentos puntuales en bebidas sin alcohol (6 por ciento) y verduras (5 por ciento). En electrónica de consumo la suba ascendió a 2,4 por ciento en mayo. Finalmente, en el rubro vivienda no hubo alzas de servicios públicos, frenadas hasta después de las elecciones. Sin embargo, contrapesó el aumento en la renovación de alquileres. En Educación, la suba fue de 0,2 por ciento, que se explicó por el alza de útiles escolares. Las cuotas de los colegios privados habían aumentado en marzo-abril. (Pagina12)

Sigue la altísima inflación. En abril fue del 3,4%

Los precios minoristas avanzaron un 3,4% en abril, debido principalmente al incremento registrado en el rubro más relevante de la medición, Alimentos y Bebidas.

En este ítem, cuya ponderación es mayor en la canasta de bienes y servicios de las franjas de menor poder adquisitivo, el acumulado interanual supera el 60%, un incremento desmesurado para un tercio de la población argentina que vive en la pobreza, en si se considera el retraso de los salarios respecto de la escalada inflacionaria.

Pese al retroceso en la inflación mensual, desde el 4,7% de marzo, en el acumulado anual llega a un nuevo máximo en la administración de Cambiemos, de 55,8% en doce meses, la tasa más alta desde enero de 1992 (77% anual).

Damián Di Pace, analista económico y consultor, indicó que en el primer tramo de 2019 “fue complicando el panorama todo lo que ha sido el aumento de precios regulados, que sigue impactando en los costos de la industria y comercio, más que en los hogares. También estamos en un contexto inflacionario producto de la última suba del dólar, que se trasladó a los precios. Fue cayendo la demanda de dinero generando más velocidad de la circulación del dinero”.

“Con una inflación de más de 3% en abril hay que tener en cuenta tres datos preocupantes . Uno, que en el cuatrimestre promedió 3,8% mensual, muy por encima del 2% mensual previsto por el Gobierno a esta altura del año. Dos, que supera el 55% interanual, la más alta en 27 años. Y el tercero, que por eso se gatillaría el ajuste por balance para el pago de Ganancias de las empresas, que contempla ese límite de inflación, lo que generaría un impacto muy fuerte en la recaudación”, dijo Di Pace a Infobae.

“La dinámica del nivel de precios del mes de abril se vio explicada fundamentalmente por los alimentos y bebidas, que registraron una variación de 4,0% explicada por los aumentos en carnes y productos lácteos”, indicó la consultora Orlando Ferreres & Asociados.

Nicolás Trotta, rector de la UMET (Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo), enfatizó que “todos los rubros subieron por encima del 2,5%, lo cual muestra que la inflación viene siendo generalizada en la gran mayoría de los productos de la canasta de los trabajadores”.

La tasa de inflación anual hasta abril de 2019 más que duplica la de 2018: un 55,8% frente a un 25,1%, según el INDEC.

Asimismo, en el acumulado de los primeros cuatro meses de 2019 llegó a 15,6%, frente a un 9,6% de enero-abril de 2018. Por lo tanto, la tendencia en el primer tramo de este año es aún seis puntos mayor a la de 2018, que en 12 meses sumó un 47,6%, la más elevada en 27 años.

“Incluso en el escenario en el que las presiones cambiarias logren ser domadas por el BCRA,no esperamos que se observe durante los próximos meses una significativa desaceleración de la inflación”, señaló un estudio de Ecolatina, debido a que “por el momento no se percibe la existencia de un plan integral que logre coordinar expectativas”.

“En las últimas semanas comenzó a tomar fuerza el visto bueno del Gobierno en relación alajuste trimestral de las paritarias, siendo incluso el costo laboral un driver más importante que el dólar a la hora de analizar el proceso inflacionario y al que no se le suele dar tanta importancia”, subrayó Ecolatina. (Infobae)

30 % piso de inflación para 2019

El Gobierno ya analiza un dato preocupante: las empresas privadas, sobre todo las que tienen activos físicos altamente influenciables por el alza de precios, ya toman como un dato cerrado (no abierto al debate) que la inflación este año tendrá un piso del 30% Y es sobre este porcentaje que comienzan a elaborar sus planes financieros y presupuestos de costos e inversiones de capital para todo el ejercicio.

Según destaca Ámbito Financiero, esto incluye la estrategia estructural de precios finales que plantearán al público, tanto para bienes como para servicios. Y, en parte, incluye en lo que los técnicos denominan “inercia inflacionaria” hacia los precios y que deriva mes a mes en una herencia en la presión alcista de los precios. Además de obviamente alejarse ya definitivamente del 23% que se incluye en el Presupuesto Nacional para el 2019 aprobado el año pasado y del 28% que hace una semana estimó el Ministerio de Hacienda de Nicolás Dujovne ante el Fondo Monetario. El peor dato es que el 30% es piso, y podría ir ajustándose al alza en el segundo semestre del año.

La inflación este año tendrá un piso del 30% Y es sobre este porcentaje que comienzan a elaborar sus planes financieros y presupuestos de costos e inversiones de capital para todo el ejercicio.

El anticipo sobre un 30% de inflación para este año, venía siendo distribuido por varias de las consultoras más importantes del país que elaboran informes para las grandes empresas privadas, especialmente las denominadas “formadoras de precios”. Sin embargo el dato se venía sosteniendo más como una opinión que como una certeza. El clima cambió radicalmente el jueves 14, día en que el INDEC anunció que el IPC de enero llegaba al 2,9%; superando todas las expectativas tanto oficiales como de las mismas consultoras que esperaban en promedio un 2,5%. La proyección terminó de cerrarse cuando las empresas comenzaron a recibir los informes esperados para febrero, donde se espera un alza de los precios de entre 3,3% y 3,5%; tendencia que continuaría en marzo. Si esto se cumpliera, en el primer trimestre del año el alza de los precios se ubicaría en un acumulado de cerca del 10%. Para que se cumpla el Presupuesto entre el segundo y el cuarto trimestre del año la proyección debería alcanzar un acumulado de menos del 14%, lo que a esta altura (y con sólo un dato para todo el año) es una utopía. Lo que esperan las empresas, siguiendo los indicadores privados, es que en el segundo trimestre el dato sea algo más bajo que el período enero-marzo; y que recién para julio la empresa comience a operar a un ritmo de 2% mensual, con el que se llegaría a las elecciones de octubre. Y que los efectos del plan de restricción monetaria recién tengan sus efectos concretos en los precios luego de julio.

Desde el mercado financiero la interpretación que se hace es similar. Según el último informe de la Consultatio, “el análisis de los datos de inflación de enero muestra que el componente inercial de la inflación sigue siendo alto” ya que “la a suba de precios está siendo generalizada”. Para la consultora, “el frenazo de emisión monetaria que significó el nuevo régimen todavía no terminó de impactar en los precios. Además de los rezagos esperables que tiene la política monetaria, lo cierto es que al momento de lanzarse el plan los agregados venían creciendo al 45% interanual, y que a casi 5 meses de haber (casi) frenado el crecimiento de la base, el ritmo actual todavía es del 32%”.

Por su parte, Quantum menciona que “en términos de control de la inflación, el dato de enero de 2019 refleja un desacople entre las expectativas iniciales del programa y lo efectivamente observado. De hecho, los límites de la zona de intervención cambiaria se ajustaron al 3% mensual en el período octubre-diciembre 2018 y al 2% en enero-marzo 2019, lo cual indirectamente refleja la expectativa oficial de inflación al intentar mantener constante el tipo de cambio real bilateral. Por eso el dato de inflación del 2,9% encendió algunas alarmas, que de persistir más allá de lo proyectado puede dificultar el objetivo de reversión de la crisis y reelección de Macri”.

El Gobierno, y muchos privados, confían en que la presión inflacionaria puede comenzar a ceder y que los promedios mensuales ubicarse cerca del 2% (no mucho menos este año), recién para agosto o, en el mejor de los casos, hacia julio. Y que, en consecuencia, en el segundo semestre podría acumularse un número cercano al 12%. El problema para el cálculo final de 2019 es lo que pueda suceder en el segundo trimestre. Allí estará la clave sobre que tan lejos del 30% se podría ubicar el número final del año. El Gobierno confía en que hacia mayo comenzarán a notarse los resultados de la política de restricción monetaria y de la recesión, luego que haya pasado lo peor de la temporada de ajustes de tarifas de servicios públicos. Y que para junio o julio habrá buenas noticias que lleven tranquilidad a agosto. El problema es que si esto no se diera y continuara el ritmo alcista hasta julio, el 30% final incluso corre riesgo de quedar corto. Hay algo inevitable: la inflación ya proyectada impedirá que el Gobierno de Mauricio Macri acumule en su gestión una inflación de no menos del 190%. (APFDigital)

5,4% fue la inflación de octubre

En 10 meses roza el 40%. De acuerdo al IPC, en los últimos 12 meses el costo de vida subió un 45,9%. El rubro que más se encareció fue Viviendas (8,8%). Alimentos subió un 5,9%.

La inflación de octubre fue del 5,4%, con lo que en el año el indicador acumula un avance del 39,5% y en la comparación internual muestra un ascenso del 45,9%, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC)

En el décimo mes del año, el rubro alimentos y bebidas experimentó una suba del 5,9%, acumulando en el año un incremento del 43,7%, pero la suba más fuerte fue en el rubro Vivienda, con 8,8%, seguido de la categoría Transporte, 7,6%.

De confirmarse las proyecciones para noviembre y diciembre, la economía alcanzaría una inflación cercana al 50% en 2018, la más alta desde 1991.

En 1991, segundo año de la presidencia de Carlos Menen, la inflación alcanzó al 84%, mientras que en 2002, tras la crisis económica y el default, llegó al 40,9%, con Eduardo Duhalde en el poder.

En el 2014, bajo el gobierno kirchnerista, para el INDEC intervenido la inflación fue del 23,9%, pero ese año la denominada inflación Congreso midió 38,5%, mientras que en la Ciudad de Buenos aires la medición oficial fue 41%.

Dos años después, en el primer año de gobierno de Mauricio Macri, el alza de precios minoristas llegó al 40,9%, según la medición oficial del INDEC.

La inflación alcanzó el 47,2% en octubre

El costo de vida para los asalariados registrados de la Argentina aumentó un 6,1% mensual en octubre, la segunda cifra más alta desde abril de 2002, con lo que acumuló un incremento del 47,2% en los últimos doce meses.

Así se desprende del estudio del Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), que refleja el incremento de precios y el impacto específico en los ingresos de los trabajadores registrados.

La inflación del 6,1% de octubre más el 6,7% de septiembre (que fue la marca más alta del año) dio un acumulado de 13,2% en el bimestre, por lo que fue más alta que la inflación registrada por Chile o Perú en los últimos cuatro años.

En octubre siguió impactando fuertemente la disparada del dólar registrada en los últimos días de agosto, que lo llevó de $30 a la franja de los $36/$40.

En los primeros diez meses de 2018, la inflación sobre los salarios registrados llegó al 40,9%, en tanto que en los últimos doce meses se ubicó en el 47,2%. De esta manera, 2018 será el año más inflacionario desde 1991, superando a 2002, 2014 y 2016.

En octubre de 2018 el poder adquisitivo fue 18% inferior al de noviembre de 2015, dice el informe mensual el IET, que cuenta con apoyo logístico de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET) y respaldo de 45 gremios de la CGT y la CTA.

Probablemente, en los próximos meses esta drástica caída comience a desacelerarse en la medida que la inflación se desacelere y los salarios comiencen a recuperar terreno. De todos modos, la magnitud del daño es tan grande que hoy el poder adquisitivo está en su nivel más bajo en una década.

El 2018 será recordado como el año de mayor caída del poder adquisitivo de los últimos 30, sólo por detrás de 1989 y 2002.

Lo que más aumentó

Todos los capítulos de la canasta registraron alzas en octubre. Destacan “Vivienda” (+11,3%), impulsada por subas del 48% en gas y del 6% en alquileres.

Le siguen “Transporte y comunicaciones” (+8,0%), traccionada por alzas en naftas, transporte público y autos 0 kilómetro. Por debajo de la media, tenemos a “Salud” (+5,3%, impulsada por las prepagas que treparon 8%), y “Alimentos y bebidas” (+5,2%).

“Otros bienes y servicios” y “Equipamiento y mantenimiento del hogar” subieron 4,6%, en tanto que “Indumentaria y calzado” lo hizo en 4,2%. Solo “Esparcimiento” (+1,5%) y “Educación” (+0,4%) tuvieron alzas moderadas (menores al 2%).

El rector de la UMET, Nicolás Trotta, enfatizó que “la caída del salario real es de tal magnitud que hoy el poder adquisitivo está en su nivel más bajo en una década. Este año será recordado como el año de mayor caída del poder adquisitivo de los últimos 30, con excepción de 1989 y 2002”.

Y explicó que “el alto impacto sobre los bolsillos de los trabajadores se ve reflejado en las alzas de precios de todos los capítulos de la canasta, especialmente en Vivienda, por las subas del gas y de los alquileres”.

En tanto, el secretario de Estadísticas de la CGT, Víctor Santa María, expresó su preocupación al anunciar: “En octubre, la inflación siguió siendo ampliamente generalizada a todos los bienes de consumo y servicios de los trabajadores. El 72% de los 327 rubros relevados por el IET exhibieron alzas mayores al 1,5%”.

“Aquello que nuestros afiliados y los ciudadanos nos manifiestan en las calles, queda evidenciado en los números. Esta política económica impacta profundamente en las clases más postergadas ya que la inflación fue más intensa en los deciles de menores ingresos, lo que se explica por el impacto asimétrico de la suba de servicios públicos”.

Hugo Yasky, secretario general de la CTA de los Argentinos, aseguró que los registros de inflación y caída de poder adquisitivo “es una consecuencia del plan económico” que está desarrollando la gestión de Mauricio Macri.

“Queda claro quiénes están pagando el plan económico acordado por el Gobierno con el Fondo Monetario Internacional: es un ajuste brutal contra los trabajadores argentinos, mientras toma velocidad la bicicleta financiera con la que algunos sectores ganan fortunas que luego fugan”, dijo Yasky.

Yasky afirmó que la mayoría de quienes hoy ganan dinero en la Argentina en el frente financiero tiene relaciones societarias, familiares o de amistad con integrantes del Gabinete nacional, que a su vez tienen sus dólares depositados en guaridas fiscales.

El sábado vuelven a subir los combustibles

El incremento será del 5,5%. En 4 meses, las naftas aumentaron 11 veces.

Este sábado volverá a aumentar el precio de los combustibles, con lo que la suba en su valor será del 80% en un año. Fuentes del sector adelantaron que el incremento será del 5,5% y la premium se irá a $ 45.

La primera petrolera en subir será YPF y el aumento se hará este fin de semana para evitar que entre en la inflación de octubre.

Por los sucesivos ajustes en los surtidores, los automovilistas argentinos mantienen la preferencia por la nafta más barata en detrimento de la de mejor calidad. Pero al mismo tiempo, desde la liberación del mercado ordenada por el Gobierno nacional en octubre del año pasado, la súper aumentó 70%.

Krugman predice una “recesión severa” y una nueva caída del peso

El Premio Nobel de Economía cuestionó que la única estrategia sea la austeridad fiscal y suba de tasas de interés.

El Premio Nobel de Economía Paul Krugman cuestionó la estrategia elegida por el gobierno de Mauricio Macri para salir de la crisis y pronosticó una “recesión severa” y una nueva caída del peso si no cambian las recetas.

En una entrevista difundida por el diario mexicano El Financiero, el economista de Princeton analizó la situación de la economía en México de cara al gobierno de Andrés Manuel López Obrador y también dedicó una breve opinión a la crisis financiera en Argentina.

Krugman se refirió a las medidas tomadas por el gobierno de Macri y admitió que “cierta austeridad fiscal es inevitable”, aunque cuestionó que sea la única receta para salir de la crisis.

“Si Argentina, por ejemplo, solamente recurre a la austeridad fiscal y a subir las tasas de interés, entonces estaríamos hablando de una recesión severa. Tienen que ir más allá”, aconsejó el Premio Nobel. “Es triste decirlo, pero a pesar de la inflación, necesitan mucha depreciación. No puede seguir con esa deuda fiscal”, agregó.

Por último, Krugman comparó la situación con Turquía -que arrastra una crisis similar a la de Argentina y complicó la situación de los países emergentes- y reconoció que las medidas tomadas por Erdogan fueron más efectivas. “El régimen en Turquía me desagrada profundamente, pero sus medidas enérgicas para evitar la fuga de capitales han sido mucho más efectivas de lo que muchos admiten”, indicó. (La política online)

“El paro va a ser muy contundente”

Lo aseguró el secretario general de los bancarios en relación a la medida de fuerza convocada por la CGT. Además, el referente gremial señaló: “Los salarios deberían actualizarse automáticamente por inflación hasta que se estabilice la economía”.

El secretario general del gremio de los bancarios, Sergio Palazzo, habló en la previa del paro convocado por la CGT para este martes 25 de septiembre y criticó las declaraciones de funcionarios del Gobierno que cuestionaron el paro. En ese marco, señaló que se habla de “intenciones desestabilizantes, cuando viene del lado de los trabajadores, pero no cuando viene de los sectores poderosos”.

Además, añadió que el “paro no es para que se vaya el Gobierno sino para que cambie la política económica” y subrayó que “los salarios deberían actualizarse automáticamente por inflación hasta que se estabilice la economía”, según detalló el diario Página 12.

De esta manera, el dirigente sindical de la Corriente Federal cuestionó las declaraciones de los ministros de Producción, Date Sica, y de Interior, Rogelio Frigerio, quienes criticaron la medida del movimiento obrero organizado. “Siempre intentan desprestigiar las medidas de fuerza”, sostuvo.

“Hasta ahora, los diálogos (con el Poder Ejecutivo) fueron infructuosos porque el Gobierno termina haciendo lo que quiere, que es gobernar para un solo sector de la Argentina”, sintetizó Palazzo.

Asimismo, en declaraciones al Destape Radio, Palazzo, anticipó que “el paro del martes va a ser muy contundente” y destacó que “la CGT no estuvo a la altura de las circunstancias, pero hoy lo importante es el paro”.

“Hace falta que los dirigentes opositores tengan grandeza para unirse y derrotar al gobierno”, concluyó. (APU)

 

4, 3 por ciento fue la inflación de agosto según la UMET

Las cifras se desprenden de un informe del Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) dependiente de la UMET. Entre noviembre de 2015 y agosto de 2018, el salario real cayó 11,7% y se ubicó en el peor momento desde 2010.
El Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) informó que debido a esta suba, el poder adquisitivo se ubicó en el peor momento desde 2010.

La capacidad de compra de los asalariados viene en baja durante el 2018, producto de la fuerte suba en los precios. Según un informe del Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), la inflación de agosto se ubicó en torno al 4,3%. Se trata del valor más alto desde abril de 2016. Asimismo, el poder adquisitivo se ubicó en su peor momento desde 2010, con una caída del salario real del 11,7% entre noviembre de 2015 y agosto de 2018.

El organismo dependiente de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), presentó dichas cifras en el informe mensual de inflación correspondiente para agosto de 2018. El mismo detalla que “la inflación mensual (preliminar) de los asalariados registrados fue del 4,3% en agosto, el valor mensual más alto desde abril de 2016”.

Asimismo, remarca que en lo transcurrido de este año, el aumento de precios acumulado registra un alza del 24,5%. En términos comparativos, si se toma agosto de 2018 respecto al igual mes del año pasado, la cifra se eleva al 34,1%.

El análisis realizado por el IET sostiene que los resultados avizoran un incremento de precios superior al 40% en 2018, algo que fue reconocido por el propio Gobierno en un documento interno del Ministerio de Economía que ubicó la suba de precios en el 42% para este año y en 25% para 2019.

Trotta, “La inflación se acelera”

Nicolás Trotta, Rector de la UMET, sostuvo que “la inflación se acelera y es la tercera más alta en toda la gestión de Macri, y lo más preocupante, es que es el peor mes en cuanto a la caía de capacidad de compra del salario. El poder de compra de los trabajadores es el peor en 8 años, lo que confirma meses de tensión distributiva en un proceso inflacionario muy complejo”.

Lo curioso del dato es que la suba de precios producto de la fuerte devaluación de agosto comenzó a percibirse a principio de septiembre, por lo cual no fue registrada en la cifra que difundió el organismo de la UMET. En ese sentido, desde IET prevén un incremento similar para el mes corriente.

En cuanto a las áreas que más registraron los aumentos se encuentran Transporte y Comunicaciones con un 6,9% (por suba en subtes y naftas), Salud con un 6,2% y Educación y Equipamiento del Hogar con 5,4%. El rubro que más repercute al gasto diario de los ciudadanos como es Alimentos y Bebidas se disparó 4,5%, en tanto que Vivienda creció 4,5%. Solo Indumentaria y Calzado (+0,4%) y Esparcimiento (-1,1%), tuvieron un agosto leve con respecto a los aumentos generalizados.

Distintos actores políticos y sociales alzaron la voz debido a la suba poniendo el foco en la posición del Gobierno para hacerle frente. “Una vez más, la impericia de este gobierno hace que el ajuste caiga sobre los salarios de los trabajadores. Volvemos a reclamar que se declare la Emergencia Económica y Social para revertir el deterioro en todos los sectores sociales de nuestro país”, declaró Héctor Daer, Secretario General de la CGT.

“La inflación confirma el rotundo fracaso del gobierno de Macri” afirmó Santamaría

Para Víctor Santa María, Secretario de Estadísticas de la CGT, “la proyección de inflación nos lleva a prever que el 2018 será el año más inflacionario desde 1991, superando a 2002, 2014 y 2016. Esto confirma el rotundo fracaso de la política anti inflacionaria del gobierno y un descontrolado aumento de precios, que incluye tarifas de servicios domiciliarios que se han vuelto prohibitivas”.

El IET también relevó que entre noviembre de 2015 y agosto de 2018, el salario real cayó 11,7%. En la actualidad, se ubica no sólo en el nivel más bajo en la era Cambiemos, sino en su peor nivel desde mediados de 2010. “El índice de inflación de 4,3% para agosto, refleja claramente la brutal caída del poder adquisitivo, que fue la más profunda registrada desde el 2010; estamos con una caída de casi 12 puntos del poder adquisitivo del salario real. Esto es demoledor en lo que se refiere al nivel de vida de los trabajadores y trabajadoras de Argentina. La inflación medida desde agosto fue la más alta desde abril del 2016, estas cifras revelan la verdadera catástrofe social que estamos viviendo, que más de la mitad de los trabajadores con salario en este momento, se ubican por debajo de la línea de la pobreza”, concluyó Hugo Yasky, Secretario General de la CTA.

El gobierno convocó a AGMER para volver a hablar del salario

El gobierno de la Provincia de Entre Ríos decidió adelantar el encuentro con AGMER para el lunes 10, a partir de las 11 hs, donde se tratará la cuestión salarial.

La Comisión Directiva Central había insistido con la necesidad de ser convocada con los tiempos suficientes que permita luego ser sometida al debate en las Asambleas Escolares y Resolutivas, de cara al Congreso Extraordinario que se realizará este 14 de septiembre en Villaguay.

Marcelo Pagani, expresó que “En respuesta a esta demanda por parte de nuestra organización sindical el Poder Ejecutivo provincial decidió adelantar la convocatoria.”

La entidad sindical de los docentes espera que en el encuentro del lunes, el gobierno realice una propuesta de actualización salarial que dé respuestas al Acuerdo Paritario donde ya se había establecido hacer una actualización del salario cuando la inflación superara la pauta acordada. (El Regional.info)

Lapidario informe de Boudou: “Piso de inflación 60%, default y ‘maquinita’ a full”

por Amado Boudou*

Standard & Poor’s acaba de cambiar la calidad de la deuda argentina que pasó de normal a negativa y el dólar futuro que le ofrecieron hoy a Templeton para no pagarle en pesos al contado fue de 45 pesos por dólar al 20 Septiembre.

Black Rock le vendió los botes a Singer a $ 56.- por dólar, con un acuerdo privado de recuperación judicial por default de fifty fifty.

Las acciones del Banco de Galicia cayeron 15 puntos en dos días, con las Lebacs en secundario al 88 por ciento de tasa, por lo que nos encaminamos muy probablemente a una hiperinflacion lamentablemente.

Técnicamente ya es un hecho que la inflación 2018 tiene un piso de 60%. A diferencia de 2001 donde había control de cambios (la convertibilidad lo era) ahora hay flotación libre y todos los tenedores de títulos en pesos (60 mil millones de dólares más o menos) quieren vender esos títulos y pasarse a dólares para irse a New York.

Por otro lado el fondo de Paul Singer empezó a comprar bonos lo que implica que empuja el default para cobrar en litigio buitre. A diferencia del 2001 para empujar el default ahora tienen que pulverizar el peso subiendo la cotización del dólar para que Argentina no tenga los pesos para comprar los dólares que le eviten entrar en default.

El gobierno imprimió 200 mil millones de pesos este mes para cubrir gastos sin decirlo aunque todos lo saben. Este aumento exponencial de la masa monetaria sumada a los bonistas que quieren dólares sumado a los sojeros que no tienen obligación de liquidar sumado a las empresas que pueden girar libremente a sus casas matrices, sumado a la posibilidad de declarar depósitos extranjeros sin traerlos, hace que haya una demanda estimada para mantener el dólar a 40 desde ahora hasta mayo del año que viene, que está en el orden de los 100 mil millones de dólares porque para mantener este valor necesitan por lo menos 10 mil millones por mes más los vencimientos (500 millones por día para el tipo de cambio + 9 mil millones de vencimientos de deuda pública mas 15 mil de bonistas good) Nadie trae un dólar y el FMI le va a dar 3 o 4 mil de swap y adiós. No habrá segundo desembolso.

Ellos van a imprimir sin parar para pagar gastos corrientes y usarán las reservas para evitar que el dólar se desboque. No lograrán ninguna de las dos cosas. Ni evitar el aumento del dólar ni detener la inflación.

*Ex titular de ANSES / Ex ministro de Economía / Ex vicepresidente de la Nación

Fuente: Contra poder web

Fuerte caída del consumo masivo

El panorama para el consumo masivo no pinta bien y sufriría una caída de 1,2% interanual en 2018, según un estudio de Kantar Worldpanel y Ecolatina de acuerdo con el cual recién habría una recuperación en el segundo trimestre del año que viene.

De acuerdo con lo que alerta el informe, el consumo masivo terminó el primer semestre de 2018 con un crecimiento inferior al 1% en comparación con igual período de 2017. Sin embargo, para el tercer y cuarto trimestre se proyectan caídas, de 2,7 y 3,1 respectivamente.

“Recién en el segundo trimestre de 2019 podríamos ver indicadores positivos, pero dependerá esencialmente de dos factores: que la economía vuelva a crecer -impulsada en un principio por el campo, si la cosecha es favorable- y que la inflación se desacelere y permita algo de recuperación en el salario real”, estimó el estudio.

“La proyección del año se ve afectada principalmente por la caída del salario en términos reales –crecen debajo de la inflación-, y su fuerte impacto en la base de la pirámide”, declaró a La Nación el director comercial de Kantar, Federico Filipponi.

“En los últimos cinco años, siempre que el salario perdió poder de compra el consumo masivo se vio inmediatamente afectado”, agregó y ejemplificó: “Pensemos en un hogar de nivel bajo inferior –el nivel más bajo, 17% de los hogares argentinos- que destina el 57% de su ingreso a consumo masivo. Si sus ingresos crecen debajo de la inflación, su único camino es consumir menos productos básicos”.

A su vez, el economista jefe de Ecolatina, Lorenzo Sigaut Gravina, agregó que “la proyección empeoró por el significativo deterioro del contexto macroeconómico. Al salto cambiario y de las tasas de interés, le siguió la aceleración de la inflación y el ingreso a una recesión que va a durar por lo menos hasta comienzos de 2019”.

“En términos de poder adquisitivo, la reapertura de paritarias evita un escenario de fuerte caída del salario real en el sector privado formal, pero no en el sector público nacional. Las perspectivas de creación de empleo son magras y hay riesgo de pérdidas de puestos de trabajo en algunas actividades”, enfatizó. (Infonews)

Fondo Sojero: “La Madrid profetiza desde un simulador de realidad virtual”, dijo Giano

El presidente de la bancada de senadores provinciales del peronismo, Ángel Giano (Concordia), salió al cruce del respaldo que el diputado Joaquín La Madrid hizo del fin del fondo sojero y aseguró que “profetiza, igual que el gabinete de Mauricio Macri, desde un simulador de realidad virtual, por eso no tienen idea de lo que pasa en el país”, al tiempo que pidió a los dirigentes de Cambiemos “poner los pies sobre la tierra”

El Senador por Concordia manifestó “su asombro por la interpretación de los datos de la realidad que hace el Diputado por Cambiemos”. Sugirió que “cambien el discurso futurista por algo más sólido, ya que no hay un día que los argentinos reciban los mazazos de la política económica dictada desde el FMI y todos los anuncios del Gobierno de Macri son ajuste que afectan a casi todos los argentinos”.

Señaló también que algunos dirigentes de Mauricio Macri “parecen no estar ubicados en tiempo y espacio, ya que interpretan la Argentina desde una realidad onírica cuando la mayor parte de los habitantes del país lo que sienten es el desamparo que les trajo este Gobierno Nacional que mintió para ganar la elección. El aumento de los precios de los alimentos, de las tarifas, de la inflación, de los combustibles y la devaluación permanente son mazazos que reciben los argentinos por seguir las recetas económicas del FMI”.

Agregó que cada día “las noticias son peores, como por ejemplo la brutal caída de la industria del 8,4 por ciento o el índice de precios mayoristas del mes de julio que subió al 4,7 por ciento y que llega a más del 48 por ciento en lo que va del año atado a la cotización del Dólar, lo que significa que cada vez más argentinos son pobres y el peso vale menos”.

La Madrid había reflexionado a través de una columna de opinión sobre las recientes medidas económicas del gobierno nacional; en particular sobre la eliminación el Fondo Solidario dijo “el Fondo Federal Solidario, conocido también como Fondo Sojero, ya no tiene razón de ser (ya que fue creado en otro contexto del país) y quitarlo era una de las medidas necesarias para dar señales claras al mercado mundial de que el país se encamina al equilibro de las cuentas públicas”.

Giano manifestó “estar asombrado por la interpretación de los datos de la realidad que hace La Madrid ya que omite decir que el supuesto equilibrio del que habla, es sin contabilizar los 90.816 millones de dólares  de deuda externa tomados por Macri hasta el 31 de marzo de este año, más 40.000 millones de dólares en Lebacs con tasa del 45 por ciento contraídas por el Banco Central, más los casi 20.000 millones de dólares en Letes también a cuenta del esfuerzo argentino y otras tantos bonos multimillonarios calzados con el sistema bancario. Entonces nos endeudaron por la cifra record de 200.000 millones de dólares y no sabemos dónde están o que hicieron con ellos”.

“Tengo la sensación que algunos dirigentes como el Diputado y el gabinete económico de Mauricio Macri, están profetizando desde un simulador de realidad virtual y por eso no tienen idea de lo que pasa en el país y el sufrimiento de gran parte de los argentinos, además de no poder explicar que llevan casi 3 años gobernando y no han tomado una sola medida de gobierno a favor del pueblo argentino”.

El titular de la bancada de la Cámara Alta entrerriana también manifestó que “admitimos todas las discusiones porque justamente somos los Peronistas quienes nos hicimos cargo del país en los momentos más aciagos y quienes reconocemos todo el inventario, pasado y presente, por eso aceptamos las decisiones de la voluntad del Pueblo y siempre hay algún peronista dispuesto a participar en cualquier foro, sea político o institucional”.

El Senador por Concordia abogó “por la construcción de un diálogo más sensato de parte de Cambiemos, ya que resulta complejo establecer una agenda de prioridades o de objetivos comunes partiendo de un discurso futurista ajeno a la realidad, cuando estamos a menos de un año de las primarias presidenciales con todos los indicadores económicos y sociales en caída libre y el FMI conduciendo la economía del país. Con La Madrid y con cualquier dirigente de Cambiemos estamos abiertos a la discusión de ideas pero al menos con los pies en la tierra, porque esto no es un gabinete psicológico o un curso de autoayuda, es el timón que marca el destino de lo mejor que tenemos que es nuestra patria, nuestro pueblo y el futuro de nuestros hijos”, finalizó. (APFDigital)

PJ Nacional: “Van contra Cristina, pero en realidad van contra el Peronismo”

En el día de ayer, el Consejo Nacional del Partido Justicialista se expresó en un documento en el cual advierte el peligro de continuar con el modelo económico implementado por el Gobierno Nacional. Asimismo, manifestó su apoyo a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Documento completo:

Argentina afronta una situación de extremo peligro por malas decisiones del Gobierno, que la pone al borde de un abismo con consecuencias inimaginables, por eso la consigna es la unidad del Peronismo.

Vemos que Argentina afronta una situación de extremo peligro por culpa de malas decisiones de Gobierno, que la pone al borde de un abismo con consecuencias políticas, económicas y sociales inimaginables, donde los índices de pobreza e indigencia trepan mes a mes; al igual que la inflación, que consume el poder de compra de los asalariados, jubilados y beneficiarios de ayudas sociales; la presión tributaria ahoga a productores, empresas y comercios; los aumentos tarifarios y de servicios públicos ponen a las familias en la disyuntiva de pagar o poner un plato de comida en la mesa; y a todo esto, las autoridades nacionales decidieron que recurrir a las recetas de ajuste ya fracasadas del Fondo Monetario Internacional. La eliminación del Fondo Federal Solidario (FFS) es una clara medida de ajuste despiadado que el Gobierno Nacional toma a costa de los ingresos de provincias y municipios, vulnerando el federalismo consagrado en nuestra Constitución Nacional.

Este ensañamiento contra provincias y municipios nos compromete a trabajar más que nunca para lograr la unidad parlamentaria de los bloques Peronistas de las legislaturas: provinciales, municipales y nacional, y sobre todo de los bloques Justicialistas del Senado de la Nación, donde están los representantes legítimos de las provincias. Mientras estas cosas ocurren se distrae al pueblo con una novela con aires de burlesque, ocultando y mintiendo, cuando se impone conocer toda la verdad, pero ello supone respeto de la legalidad y el sometimiento a jueces naturales, imparciales y ajenos a enemistades manifiestas o intereses económicos y políticos, que persiguen la intención de algunos sectores judiciales y mediáticos de servir a estrategias geopolíticas dirigidas a proscribir y perseguir dirigentes políticos, sociales y sindicales de la oposición. La Justicia debe investigar en el marco de la Constitución Nacional, sin atropellos ni shows, respetando las garantías y el debido proceso para todos los ciudadanos, porque vemos con preocupación que se está relajando el Estado de Derecho. Esta estrategia no es muy distinta a la que sometieron al General Perón y al Peronismo luego del golpe de septiembre de 1955: estigmatización de la dirigencia, calumnias sistemáticas contra sus principales referentes, causas judiciales inventadas, persecución política y medios de comunicación cómplices; se han escrito libros sobre este accionar. Todo ya está inventado, y desde hace más de 60 años.

Hoy van contra Cristina Fernández de Kirchner, pero en realidad van contra el Peronismo, que es el único partido político de oposición que tiene este Gobierno, y desde que Mauricio Macri se hizo cargo de la Presidencia de la Nación viene señalando con exactitud los errores que se están cometiendo, advirtiendo que de continuar con las políticas adoptadas, Argentina va camino a una crisis de proporciones y magnitud de la que nos va a costar muchos años volver a encaminar el rumbo. Esta situación nos obliga a trabajar duramente para encontrar los consensos necesarios para lograr la unidad del Peronismo, porque nuestro adversario o enemigo no está dentro de nuestro movimiento, está en el Gobierno Nacional; por eso, hoy más que nunca, los Peronistas debemos poner en práctica nuestro apotegma de: primero la Patria, después el movimiento y por último los hombres. El claro y contundente triunfo del Frente electoral en Santiago del Estero del último domingo, ganando en 25 de los 26 Departamentos nos marca el camino a seguir, allí, el Justicialismo unido junto a sus aliados lograron el apoyo masivo del pueblo santiagueño que ratificó su confianza en sus gobernantes.

Por ello, desde esta Reunión Plenaria del Consejo Nacional del Partido Justicialista, junto a los miembros de la Mesa de Acción Política emanada del Congreso Nacional del PJ y los Presidentes del PJ de cada uno de las provincias del país, advertimos que el modelo aplicado por el Gobierno Nacional está agotado y se impone un cambio el rumbo, caso contrario, deberá hacerse cargo de la situación a la que someterá al pueblo argentino y asumir las consecuencias.

Ptes. CONSEJOS PROVINCIALES – MESA DE ACCIÓN POLÍTICA – CONSEJO NACIONAL PARTIDO JUSTICIALISTA

La inflación de julio fue del 3,1 por ciento y ya suma casi 20%

La inflación de julio se ubicó en el 3,1% y acumuló en lo que va del año un alza del 19,6%, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

El rubro que más aumentó en julio fue transporte, con el 5,2%, seguido por recreación y cultura -por las vacaciones de invierno- con el 5,1% y equipamiento y mantenimiento del hogar, con el 4,2%.

Alimentos y bebidas -el que más incidencia tiene en los sectores de menores recursos- aumentó 4% en julio, indicó el organismo encargado de las estadísticas.

Los demás rubros registraron los siguientes incrementos: restaurantes y hoteles, 2,9%; salud, 2,8%; educación, 1,8%; vivienda, agua, electricidad, gas y otros, 1%; y comunicación, 0,6%.

El único rubro que cerró en baja fue el de prendas de vestir y calzado, con un retroceso mínimo del 0,1%.

La región del gran Buenos Aires tuvo una inflación del 2,8%, la menor de todo el país, y la más alta se registró en cuyo, con el 3,6%.

Las regiones del noreste y noroeste tuvieron un alza del 3,4%; la pampeana registró una suba del 3,3% y la patagónica creció 3,2%.

En junio, los datos oficiales arrojaron que la inflación fue del 3,7%, la más alta de los últimos dos años, mientras acumuló 16% en el primer semestre.

El sector arrocero entrerriano insiste en desfinanciar a la provincia

La provincia les redujo un 25% del costo tal como lo admitió el titular de la FAA de San Salvador, César Villón cuando el 10 de julio pasado algunos arroceros entrerrianos se reunieron en San Salvador con el senador por ese departamento, el Intendente y el ministro de Economía, Hugo Ballay.

“El Ministro nos trajo la propuesta de Enersa de una reducción del costo fijo del 25 por ciento en los meses que no se riega.” Dijo Villón

Ya la Provincia decidió bajar la carga impositiva en la tarifa eléctrica lo cual hace que haya una aja promedio del 5% de las boletas que pagan los entrerrianos y para el Estado significa una reducción de ingresos de 144 millones de pesos.

A pesar del tratamiento diferenciado que tienen los arroceros, al dirigente de FAA le parece “insuficiente y pedimos una rebaja del 75 por ciento del costo fijo para todos los meses.” afirmó

Ante el panorama actual donde la Nación anunció un aumento del 36 por ciento en el precio mayorista de la electricidad, el mismo Villón reconoce que “el panorama es de gran incertidumbre; Enersa se mantiene en la idea de alguna rebaja pero no es suficiente y sumado a la inflación y el aumento del dólar que se traduce en un aumento lineal en los costos, el cultivo sigue jaqueado con muy poca producción para lograr rentabilidad”.

Consultado sobre cuáles son los costos fijos del sector respecto a la energía, el dirigente de FAA puntualizó que “durante los meses que no se riega, las líneas tienen cero mantenimiento por parte de Enersa, salvo que venga una tormenta y tumbe alguna línea que es la misma que alimenta a los vecinos. Ese costo fijo cuando no se riega es de entre 45 y 50 mil pesos por mes”

La Nación es responsable de la subas señaladas por Villón pero FAA insiste con el Estado provincial sea quien pague los costos.

 

AGMER quiere reabrir paritarias por la alta inflación

En un comunicado por la Comisión Directiva Central de AGMER, la organización expresa su “preocupación frente al alarmante comportamiento observado de manera reciente en el proceso inflacionario, el cual impacta en forma directa sobre los bienes y servicios de primera necesidad, convirtiéndose así en una amenaza para el conjunto de los trabajadores docentes.”  Cómo al pasar, texto recuerda lo advertido durante las negociaciones  pues -dicen- “queda claro que esto no difiere de lo que ya hemos señalado en los primeros meses del año, cuando consideramos irrisorias las estimaciones del Ejecutivo nacional al hablar de apenas un 15% anual.”

Más adelante el comunicado del sindicato docente hace “un fuerte llamado de atención al gobierno provincial, reiterando una vez más que como entidad sindical exigiremos el cumplimiento de lo establecido en el acuerdo paritario firmado el pasado 21 de mayo, donde se dispone el monitoreo de la inflación a través de los informes mensuales del Índice de Precios al Consumidor Nivel General que publica el INDEC, debiéndose convocar a una nueva mesa de discusión salarial inmediatamente en caso de que dicha medición supere el 19%.”

Por último, el texto destaca que “frente a un escenario económico nacional caracterizado por profundas políticas de ajuste hacia la clase trabajadora y los sectores más vulnerables, observamos que la inflación alcanzó el 16% durante el primer semestre de acuerdo con las cifras oficiales del Estado. Por tal motivo, entendemos que es alta la probabilidad de que el porcentaje anual acordado en el ámbito paritario sea superado de forma anticipada, haciendo imprescindible que la patronal convoque con antelación a rediscutir la pauta salarial en función de las consecuencias que dicho incremento tendrá sobre el costo de vida del colectivo docente.”

El texto lleva las firmas de Marcelo Pagani, Secretario General; Ana Delaloye, Secretaria Adjunta y Guillermo Zampedri, Secretario Gremial. Todos de la Comisión Directiva Central de Agmer.

La pérdida del salario ya supera el 9 por ciento

El índice de precios al consumidor alcanzó el 3,5%, según un informe privado. El tarifazo y el costo de los alimentos afecta sobre todo a los sectores de bajos recursos

La inflación de junio se ubicó en 3,5%, la más alta en dos años, y trepó en doce meses al 29,5%, según un informe privado. Si bien se esperan las estadísticas oficiales que publicará el Indec, el propio Gobierno recibió un adelanto y sabe que girará en torno al 3,4%.

Para encontrar un nivel similar, es necesario retroceder hasta mayo de 2016 cuando el índice de precios al consumidor había trepado al 3,7%.

Sin embargo, la inflación desde diciembre de 2017 a junio de 2018 ascendió a 16,1%, superando la meta del 15% establecida por el Gobierno.

La inflación de junio fue la más alta en 2 años y la pérdida del salario ya supera el 9% desde 2015

Un dato que demuestra el deterioro de los salarios reales es que entre noviembre de 2015 y junio de 2018 la pérdida fue del 9,1%, según un estudio del Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET).

Según este informe, en el 2016 el salario cayó un 5%; tuvo una recuperación parcial de 3 puntos en el 2017, pero en junio de 2018 la pérdida interanual es de 4%.

“El tarifazo en los servicios públicos y el costo de los alimentos (que en algunos productos registra subas superiores al 35% interanual) tuvo un efecto aún peor en los sectores de bajos recursos”, agrega el relevamiento.

En línea con una inflación que afecta más a los que menos tienen, el IET consideró que desde noviembre del 2015 a la fecha, la diferencia de la inflación entre el decil más pudiente y el de menos recursos, fue de 27,5%, perjudicando a los sectores con menos recursos.

“Hay servicios donde la inflación mensual registra subas de hasta 7,5 puntos, como el área de esparcimiento; de 5% en Salud; Transporte y Comunicaciones (4,3%)”, indica el informe.

Los Alimentos y Bebidas registraron un aumento de 4,1% aunque se verificaron subas superiores al 8%, como las verduras (8,3%) o los aceites y grasas (7,9%).

En junio el 51% de los 327 rubros relevados registró alzas mayores al 3%; mientras que el 71% de los rubros verificó subas superiores al 1,5%.

Nicolás Trotta, Rector de la UMET, advirtió que “el plan del Gobierno no parece tener horizonte y sólo demuestra agravar la situación económica del país”.

En el caso de los jubilados, la inflación interanual para este sector escaló hasta el 31,3%; mientras que la variación de precios mensual fue del 3,3%. La principal razón del aumento que sufren los jubilados se da en el alza superior en ítems como la Salud (7,9% contra 3,96%) y los servicios públicos (5,55% en comparación con 2,90% de los asalariados); también los alimentos registraron subas superiores.