Tecnología

Los aspectos poco conocidos de la biongeniería y la salud pública

El bioingeniero Fernando Sassetti, fue entrevistado en el programa “Zorras: ecología y feminismo” de Emisora Regional 97.3.

Sassetti se refirió a la salud pública y contó sobre algunos proyectos que conduce respecto a la prevención del cáncer y el acompañamiento de las nuevas tecnologías en los tratamientos.

Fernando Sassetti es un investigador de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Entre Ríos -UNER-, cuya sede está ubicada en Oro Verde, a pocos kilómetros de Paraná. El científico fue seleccionado a nivel nacional para recibir financiamiento, en el marco de un cupo de investigaciones vinculadas al Covid-19 que lanzó la Agencia de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+I), un dispositivo de coordinación impulsado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación.


More Entradas for Show: Zorras

La Radio sigue ganando confiabilidad por sobre las redes sociales

Los planificadores de medios, las agencias de publicidad y marketing, de algunos años para acá decidieron que era mejor gastar el presupuesto de sus clientes en redes sociales, respondiendo a un fenómeno en donde una buena parte de la población pasa gran parte de su día en sus dispositivos móviles.

La pandemia cambió todo

Comenzó a haber una saturación de información, por lo que la publicidad dejó de surtir el efecto esperado entre las personas.

A pesar de que más barato pautar en redes sociales, el costo-beneficio está resultando más alto, puesto que ya hay que invertir mucho más que hace algunos años, debido a que la cantidad de anunciantes que hay en estas plataformas digitales, ha aumentado.

Para obtener una buena visibilidad en las redes hay que pagar y las formas de pago son complicadas. El trabajo de publicitar en redes es esforzado y se termina pagando a una persona para que lo haga y si bien hay una buena oferta, no todos están lo suficientemente preparados,

Los últimos años, y con el avance de la tecnología, las personas temen cada vez más por su información, ya que con base en las páginas o cuentas que siguen, es conforme les aparece la publicidad en el feed.

La radio es confiable

Justo por los factores anteriormente mencionados, la Radio sigue siendo el medio por excelencia para que las empresas lleguen a sus consumidores:

AM/FM son dos bandas discretas, que no invaden la información personal de sus audiencias, las mismas personas son las que deciden en qué momento encender sus Radios y consumir los contenidos que ahí se transmiten.

No tiene un costo realmente caro, en comparación con otros medios como la televisión. La Radio es fácilmente segmentable al igual que las redes sociales, realizando planes para alcanzar personas de determinada edad, o de una zona geográfica.

Los mensajes de Radio son concretos y objetivos, y no suelen perderse en un mar de videos de gente bailando, memes, noticias o recetas.

La Radio no sólo se transmite por los clásicos receptores. Ahora las reproducciones se realizan a través de Smartphones, apps móviles, sitios web, y altavoces inteligentes.

La Radio se escucha por muchas horas en los automóviles y también está presente en las oficinas, mientras las amas de casa hacen sus labores e incluso mientras múltiples personas se ejercitan en el gimnasio. Consumo de radio.

Por eso la radio sigue siendo esa compañía fiel para los oyentes. ¿Te vas a perder la oportunidad de llegar a más personas? En Emisora Regional, te podemos brindar asesoramiento y producciones de calidad al mejor precio, llamá ya o buscanos en la redes sociales. Contactá con Emisora Regional.

Avanza el Distrito de Innovación Tecnológica de Oro Verde

El acto se realizó de manera simbólica a través de una videoconferencia. Dicho distrito tiene, entre otros objetivos, comenzar a desarrollar proyectos conjuntos entre instituciones atendiendo problemas específicos del sector productivo, mientras se va construyendo el marco jurídico para darle sostenibilidad en el tiempo.

El secretario Ciencia y Tecnología, Jorge Gerard, afirmó en el marco de la firma que “este acto representa un importante logro en tan poco tiempo, ya que esta iniciativa surge a comienzos de 2019 reconociendo la importancia que tiene la región Oro Verde debido a la concentración de instituciones científicas y universitarias. Es fundamental el fortalecimiento del sistema científico de Entre Ríos mediante la formación de recursos humanos, la radicación de investigadores, y un mayor compromiso de la actividad de instituciones científicas nacionales en nuestra provincia”. “Desde el Ministerio de Producción, Turismo y Desarrollo Económico bregamos por el buen funcionamiento de este trabajo diario interinstitucional para contribuir al desarrollo provincial”, sentenció Gerard.

Por su parte, el secretario de Desarrollo Económico y Emprendedor Pedro Gebhart expresó que “nuestro deber es trabajar en pos de la transferencia tecnológica hacia nuestras empresas entrerrianas”. “Durante esta pandemia hemos redoblado esfuerzos para acompañar a los sectores de pymes y microempresas, intentando aggiornarse para que incorporen nuevas tecnologías, es por ello que las mismas requieren acompañamiento de las instituciones que forman parte del Ditov”, agregó el funcionario.

A su vez, el rector de la Uader, Aníbal Sattler, indicó que “este proyecto se centra en trabajar en proyectos científicos en común para lograr un desarrollo con impacto en la sociedad. Nuestra intención es la búsqueda de transformación de la realidad a través de la ciencia y tecnología para resolver los problemas del medio. “Desarrollar tecnología y servicios con valor agregado forman parte de la visión del Ditov, con el objetivo de consolidarse como un referente regional en dichos ámbitos”, finalizó Sattler.

De la firma participaron funcionarios de la secretaría de Ciencia y Tecnología y de Desarrollo Económico y Emprendedor de Entre Ríos, Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER), Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader), INTA, INTI y el Centro de Medicina Nuclear y Molecular de Entre Ríos (Cemener).

Estuvieron presentes también en la videoconferencia el presidente del INTI, Rubén Geneyro; el vicepresidente del INTA, Tomás Schlichter; el rector de la UNER, Andrés Sabella; el gerente general del Cemener, Nahuel Tawate; y el intendente de Oro Verde Oscar Toledo.

¿La muerte de la TDA?

Por Ceferino Namuncurá -2 de noviembre de 2020

“El sustantivo ‘critica’, si es tolerado o incluso uno mismo se las da de crítico, suele aparecer seguido por el adjetivo ‘constructiva’. Al revestirse de lo positivo, la crítica queda domesticada de antemano y pierde su vehemencia.”

Theodor Adorno

En un encuentro de “Democracia y Comunicación” el secretario de Medios del que es también mi gobierno, Francisco Meritello, señaló: “pienso que la TDA es un sistema que no va a durar mucho, la fibra digital terminará comiéndose a la TDA (Televisión Digital Abierta)”.

Reconozco no conocerlo al compañero funcionario; no me cabe ninguna duda de que tales afirmaciones se sustentan en la firme convicción de que la política en general y la de comunicaciones en particular son la única herramienta de transformación real de nuestro pueblo, y menos aún de que la TDA como concepto tecnológico político es una más de esas herramientas que permiten en este país tan desigual la inclusión digital, la igualdad de posibilidades, la integración cultural y social de las distintas expresiones, el acceso en muchos casos al primer contacto digital en esta sociedad tan diversa y, fundamentalmente, el cumplimiento del rol indelegable del Estado de acercar a esos compatriotas que han decidido vivir y construir su historia en los lugares más recónditos de nuestra patria las mismas políticas implementadas en los centros urbanos más importantes. En definitiva, nada más ni nada menos que defender el espíritu de los planes de inclusión e integración de cada argentino, frente a un modelo que sustento el gobierno anterior de negación de este derecho inalienable, vivir donde se eligió vivir.

En tal sentido, y más allá de discutir predicciones fortuitas, entiendo que es necesario resignificar el aporte significativo que representa la TDA en este contexto de desigualdad que todavía no se ha superado.

Resulta absolutamente trascendente, antes de cualquier análisis, hurgar profundo en las raíces profundas de la decisión política que hizo a la TDA posible y que a las claras ha mostrado valores superlativos como tecnología y como herramienta de políticas de vanguardia.

En tal sentido, no debe perderse de vista que la TDA fue parte de un programa nacional de comunicaciones, con un concepto revolucionario, a partir de una visión alejada del mercantilismo de turno, plasmado en un mapa geográfico-tecnológico moderno, dos satélites de comunicaciones en las posiciones orbitales 71 y 82, más de 34.000 km de fibra óptica  configurada en la integración de localidades olvidadas por el “mercado”, centro de datos en Benavídez y en la provincia de Santiago del Estero, frecuencias para tecnologías inalámbricas y la TDA integradas bajo la empresa de Estado ARSAT.

La implementación de esta política significó saldar una deuda social, la integración en la dimensión tecnológica, la producción de contenidos nacionales, regionales y locales, el desarrollo de investigaciones, el aporte de valor agregado nacional y regional en el área tecnológica, el derecho a elegir entre en sistema pago y otro libre y gratuito en igualdad de condiciones de calidad y, fundamentalmente, correr los límites políticos a toda la geografía de nuestra patria.

La negación de una negación es una visión de dialéctica positiva, y desde ahí me permito dejar en claro mi posición crítica y también mi visión positiva para no enclaustrarme, como afirma Adorno.

La afirmación del compañero apareja una contradicción entre conceptos. Lejos está la muerte de la TDA en el desarrollo de la fibra óptica. En principio, porque son sistemas complementarios. Es más, el desarrollo de la red nacional y provincial de fibra óptica quizá sea, en virtud de la evolución tecnológica, la evolución de los sistemas de televisión digital y la integración con otros servicios de comunicaciones: al respecto, bueno es traer a colación las investigaciones iniciadas en febrero de este año en Alemania, donde se estaban probando sistemas de alta potencia para televisión digital en convivencia con el 5G.

Es factible desagregar conceptos secundarios de uno primario, pero en definitiva significaría segmentar la integralidad de lo que encarna una decisión política. La fibra óptica como topología, como configuración, marcará no solo un nuevo mapa de conectividad, sino que hará posible la integración de distintos servicios, nuevos umbrales de calidad y la definición de nuevos derechos, entre ellos el de “vernos”, actividad lejana a la mera sensibilidad sensorial: vernos significa vernos desde nuestras particularidades, desde nuestras costumbres, desde nuestros modos de ser, en la búsqueda de esa identidad que expresan las políticas de los gobiernos populares, desclasificados los estigmas para trascender como pueblo.

Conceptualizar la TDA es conceptualizar la política de comunicaciones de un país visto desde una mirada popular, es despojarse de predicciones y de mitos; para superarlos, solo basta con dirigir la mirada a los hechos consumados, esos mismos que el gobierno de derecha quiso estigmatizar en virtud de los intereses corporativos que representó; a partir de ahí alcanza con resignificarlos y redefinirlos, si así se lo visualiza.

El sentido está a la vista. Invocar la otra variable de la crítica constructiva, en definitiva, el positivismo de una negación de otra negación, es a mi entender estirar la mano para ver lo que existe: la totalidad de las escuelas rurales con televisión digital, miles de argentinos viendo contenidos realizados por nuestro pueblo en forma libre y gratuita, el encontrar en una pantalla los rostros de quienes nos resultan cercanos y descubrir en la TDA una herramienta más de construcción de un nuevo paradigma de sociedad.

La muerte de la TDA es el apocalipsis que esperan los sectores concentrados. Mientras la TDA exista, es nuestro deber profundizarla, internalizarla en nuestro pueblo, donde todavía existen voces que no se escuchan. (Fuente: sangrre.com.ar)

Cien años de radio: un recorrido repleto de magia y desafíos constantes

Un siglo de vida es una circunstancia ideal para repasar la historia de un medio de comunicación pionero y de gran resiliencia. Pero también constituye una gran oportunidad para analizar su presente y reflexionar sobre su futuro. Los escenarios que abren las nuevas tecnologías y la necesidad de políticas de Estado más inclusivas.

por Agustín Espada

Twitter: @AgustinEspada

El 27 de agosto de 1920, cuatro radioaficionados realizaron desde la terraza del Teatro Coliseo la primera transmisión radiofónica en la Argentina. Enrique Susini, Miguel Mujica, César Guerrico y Luis Romero Carranza, recordados como “los locos de la azotea”, generaron la chispa que encendió un fuego imposible de apagar. Cien años después, la radio continúa vigente como un faro social, cultural e informativo. Por sus micrófonos pasaron grandes figuras como Niní Marshall, Enrique Santos Discépolo, Eva Perón, Luis Sandrini, Cacho Fontana, Héctor Larrea, Antonio Carrizo, Nora Perlé, Beatriz Elizalde, Magdalena Ruiz Guiñazú, Alejandro Dolina, Eduardo Aliverti, Víctor Hugo Morales, Mario Pergolini, Elizabeth Vernaci y un sinfín de personalidades, conductores y periodistas que forman parte, de una u otra forma, de la vida de los argentinos.

En estos cien años, la radio superó, incorporó y se fortaleció con distintos avances tecnológicos. Se alió con la prensa gráfica en sus inicios, compitió con la televisión hasta encontrar su lugar de la mano de los aparatos transistorizados portátiles, adoptó la FM como una forma de renovar su propuesta artística y ahora enfrenta el desafío convergente. La resiliencia radiofónica está comprobada. Su relevancia sociocultural también.

El 2020 encuentra a la radio en un proceso de desgranamiento de la audiencia. Si bien su pérdida aún no es tan fuerte como la de la televisión o la de la prensa en papel, la radio tiene menos oyentes en los principales centros urbanos desde los últimos cuatro o cinco años. Para mediados de 2015, el encendido de AM y FM en el AMBA alcanzaba a 6,7 millones de personas según KantarIbope Media. A mediados de 2020 ese encendido apenas supera los 4,5 millones de oyentes. Claro que para esto incide, y mucho, la cuarentena por el Covid-19 que modificó las rutinas y, por ende, los consumos mediáticos.

La escucha de radio es una actividad muy ligada a la rutina y a nuestros ritmos diarios. Estos se trastocaron de manera parcial o completa durante la cuarentena y por lo tanto la audiencia de radio también. La primera y segunda mañana de las emisoras (entre las 6 y las 12) fueron los horarios que más sufrieron la falta de viajes hacia lugares de trabajo y actividades asociadas. En una encuesta de KantarIbope Media, al comienzo de la cuarentena, aproximadamente un tercio de los oyentes de radio pasaban menos tiempo escuchando sus programas favoritos.

El dispositivo tradicional (receptor de AM-FM) fue el más usado y habitualmente se encuentra por detrás de los estéreos de los autos como forma de acceso, pero bien se sabe que en cuarentena los autos quedaron estacionados por un largo tiempo. Las plataformas conectadas a Internet como las computadoras y los smartphones son los otros dispositivos más utilizados. Un dato que destaca de estos informes es que la escucha de radio desprogramada o a la carta –escuchar un programa o corte de programa en el horario que uno elige– ya es habitual para un tercio de la audiencia de radio.

Por otra parte, gran parte de los oyentes de radio confía en el medios como fuente de información y noticias. La relación de credibilidad, confianza y cercanía entre la audiencia y el medio es una de las principales características culturales de la radio. Los programas de noticias locales y nacionales son los más buscados mientras la música de moda en español (la famosa radio hitera) es la preferida.

El rol del Estado

El marco regulatorio de la radiofonía argentina ha sido modificado de manera sucesiva a lo largo de su historia para amoldarla a las necesidades de los principales actores del mercado. Podría decirse que la Ley Audiovisual resultó un cambio de paradigma durante el kirchnerismo, pero su aplicación demostró que poco importa una normativa cuando el objetivo político consiste en aplicarla sólo a favor del gobierno de turno. Mauricio Macri volvió a modificar la normativa –aunque de manera directa, vía decreto y sin discusión en el Congreso– y retomó la senda de una regulación pro-mercado: relajación de los topes a la concentración y flexibilización de las condiciones para comprar y vender emisoras así como para instalar redes de repetidoras por todo el país.

Como resultado de las políticas de flexibilización y mercantilización del acceso al espectro aún vigentes, el sistema de radio cuenta con una estructura altamente precarizada. Los empresarios pueden ser catalogados, en su mayoría, como golondrinas: cuando el verano político que les facilitó el acceso al mercado se termina, huyen. Pero además, la radio se ha instalado como una unidad de negocio accesoria y subsidiada dentro de estructuras de negocio que la utilizan para otros fines pero poco se preocupan por la calidad del contenido ofrecido.

La política tiene una deuda histórica en el sistema de medios y en particular en el sistema de radios: equilibrar las reglas de juego entre actores con y sin fines de lucro, entre las radios comerciales y las comunitarias o alternativas. A pesar de llevar diez años sancionada la Ley Audiovisual que establecía la reserva del 33% del espectro a este tipo de actores, son muy pocas las emisoras con licencia y potencias declaradas en los principales centros urbanos. En el aire rige la ley de la selva, la del más fuerte. Además, el macrismo desfinanció, devaluó y retrasó las herramientas de fomento hacia el sector que el albertismo debe reponer. El reparto de publicidad oficial sigue siendo de acceso privilegiado para los grandes medios de comunicación en condiciones poco claras y con criterios poco democráticos y federales.

El mapa

En cuanto a la estructura de propiedad, pueden ubicarse seis grandes grupos empresarios que manejan radios en Argentina. Uno de ellos es el Grupo Clarín, que cuenta con 12 frecuencias de radio en todo el país bajo su propiedad y una red de emisoras que toman contenidos de sus programaciones que supera las 200 radios. Las principales marcas de este grupo son Radio Mitre (con cabeceras en Mendoza, Córdoba y CABA) y La 100. Ambas son las radios más escuchadas en Buenos Aires. Otro grupo de gran tamaño es Radiodifusora del Centro, más conocido como Cadena 3. Como su nombre lo indica, la principal característica de esta red de radios es su presencia federal con contenidos que se producen en distintos puntos pero con la cabeza puesta en Córdoba. Con diez frecuencias propias en distintos puntos, es líder absoluto del mercado de radios cordobés con otras dos marcas además de LV3, FM Córdoba y La Popular.

El Grupo América es otro de los grandes conglomerados de medios que tiene un fuerte peso en la industria radiofónica. Si bien en los últimos años se desprendió de parte de sus emisoras en Entre Ríos y Santa Fe, conserva unas diez frecuencias con foco en la zona de Cuyo (Mendoza y San Juan) y en Buenos Aires, donde cuenta con Radio La Red y FM Blue. El Grupo Indalo también tiene relevancia ya que desde Buenos Aires gestiona cinco emisoras con muchas repetidoras en todo el territorio y de mucha audiencia: Pop, Radio 10, Mega, One y Vale.

Propiedad de los medios

En un nivel intermedio podría ponerse una serie de actores, como los españoles de Prisa y los mexicanos de Albavisión, los argentinos de Metro Media Group, Televisión Litoral, Grupo Radio y TV de Cuyo o Radiovisión Jujuy, que cuentan con una fuerte presencia en distintas regiones del país.

Un caso paradigmático en este sistema es el de Radio Nacional. La emisora estatal cuenta con una red de 50 cabeceras distribuidas en todo el país, cada una con una frecuencia de AM y una de FM. En CABA, tiene una AM y tres FM. En estructura y cantidad de emisoras propias, es la única con la capacidad para transformarse en una cadena radiofónica nacional. Sin embargo, su presencia en los mercados de las principales ciudades es débil en cuanto a la audiencia pese a brindar un gran servicio en muchas provincias y ciudades donde es la única radio que se escucha.

Hacia la convergencia

La convergencia producida por la acción en tándem de la digitalización de los bienes culturales y la explotación de Internet como canal de distribución da lugar a la ampliación de dispositivos para el consumo de contenidos sonoros: computadoras de escritorio, portables, smartphones, tablets, televisores conectados, entre otros. La radio adquiere nuevas capacidades en Internet: se puede desprogramar para ofrecer sus contenidos a demanda de sus oyentes; puede complementarse con imágenes y textos para enriquecer y complementar la experiencia de acceso a sus contenidos; cuenta con mayores capacidades para relacionarse con sus audiencias no solo a través de los medios o redes sociales sino también con la inclusión en su programación de contactos vía WhatsApp, por ejemplo; la comercialización también tiene nuevas características en plataformas digitales y amplía el campo del modelo de negocio radiofónico.

Este escenario de la radio en Internet puede definirse como un ecosistema: el Ecosistema Radiofónico Online. La red es el hábitat donde una serie de actores amplían y diversifican el mercado de la radio así como también sus posibilidades expresivas, formatos y maneras de comercializar sus contenidos. En este ecosistema aparecen e interactúan distintos tipos de servicios que producen o distribuyen unos contenidos esencialmente radiofónicos (que utilizan el sonido como principal soporte y la palabra hablada, la música, los efectos sonoros y el silencio como instrumentos comunicativos de su lenguaje).

Productores de podcasts, emisoras exclusivamente online, agregadores como RadioCut y plataformas como Spotify y YouTube dan forma a un mapa que presenta muchos desafíos pero también oportunidades para la radio. Acercarse a las audiencias jóvenes, jugar con los límites de la expresividad de los sonoro, romper el mediacentrismo e ir a buscar a las audiencias ahí donde están y acomodarse a las nuevas formas de consumo cultural son algunos de estos desafíos que surgen en Internet.

Los próximos cien

El centenario es una excusa para pensar lo que la radio fue pero también lo que puede ser. Para discutir sus problemas, destacar sus fortalezas y reforzar su vigoroso aporte cultural y social. El medio más democrático de todos, el más accesible como audiencias y como productores, el más federal y diverso está más vivo que nunca y toma carrera para viajar por las plataformas cien años más. «

El potencial de las propuestas online

Radios que transmiten solo por internet y podcast como renovación del medio

Así como el podcast renueva la forma de acceder a los contenidos, las emisoras que utilizan exclusivamente a internet como tecnología de transmisión completan un mapa de oxigenación del mercado tradicional. En especial desde 2016 con la experiencia de Futuröck, internet ha surgido como una alternativa real y firme para distintos proyectos artísticos. Si bien no fue la primera, Futuröck demostró el potencial de la radio como medio de comunicación para generar una relación con las audiencias tan fuerte que se transformaran en la principal fuente de financiamiento.
El concepto de “comunidad imaginada”, las relaciones de cercanía y confianza, y la identificación entre oyentes y conductores-realizadores radiofónicos encuentra su punto máximo de consolidación cuando los primeros deciden aportar económicamente al proyecto de los segundos. E internet, y principalmente las redes sociales, le dan a la radio un potencial enorme para dar ese salto de comunidades imaginadas a comunidades digitalmente situadas; de oyentes a suscriptores. Congo y El Destape son otros ejemplos de lo mismo. Son pocos, cierto, pero hay un potencial grande en esa estrategia cuando el modelo de negocio y la generación de ingresos atraviesa cierta crisis en el mercado tradicional.

Un formato renovador

El podcast se instala en el presente y se proyecta en el futuro de la producción de contenidos radiofónicos como un escenario de explosión artística, de posibilidad expresiva y de renovación de temas, voces y tratamientos. Desde programas de radio que te perdiste hasta contenidos exclusivos pensados para que los escuches cuando puedas, la escena del podcast es amplia.

A nivel mundial el formato crece en audiencia, producciones y también en negocio. Grandes empresas digitales como Spotify, Google y Amazon apuestan por transformarse en plataformas masivas de acceso a estos contenidos. Productores como The New York Times, Grupo Prisa, Red O’Globo, The Guardian, la BBC o la NPR cuentan de a millones las reproducciones de sus contenidos.

En la Argentina el formato empieza a despegar. La producción aún crece más que la audiencia, pero el fenómeno se expande. Parece la oportunidad perfecta para recuperar audiencias jóvenes o desencantadas del vivo y la rutina radiofónica: pueden elegir qué, cómo y cuándo escuchar. Los productores abren un abanico amplísimo: desde grupos de amigos hasta productoras independientes, medios tradicionales, personalidades del periodismo, organismos públicos y, obvio, radios.

El formato aparece como una posibilidad de renovar las formas de contar y producir contenidos radiofónicos, y complementar la oferta más tradicional. (Tiempo Argentino)

Los dueños de Internet

En remera y con un ejército de relacionistas públicos que difunden sus acciones filantrópicas, un club de cinco empresas tecnológicas domina el mundo como antes lo hicieron las grandes potencias. Sin palacios, murallas ni sangre, este neocolonialismo tech llegó a la cima. ¿Cuánto podrá mantener su dominio?

por Natalia Zuazo (*)

En este mismo momento, una de cada dos personas en el mundo están conectadas a los servicios de alguna de estas cinco empresas: Google, Microsoft, Facebook, Apple y Amazon. A través de los mails que llegan a su teléfono, de la notificación a la foto que subió hace un rato, de los archivos que guardó en un servidor lejano, de los datos que está procesando con un software creado por ellas o por el paquete que espera desde el otro lado del mundo. La vida de medio planeta está en manos del Club de los Cinco, un manojo de corporaciones que concentra tanto poder que gran parte de la economía, la sociedad y las decisiones del futuro pasan por ellas.

Pero esto no siempre fue así. Hubo un tiempo en que el Club de los Cinco tenía competencia. En 2007, la mitad del tráfico de Internet se distribuía entre cientos de miles de sitios dispersos por el mundo. Siete años después, en 2014, esa misma cifra ya se había concentrado en 35 empresas. Sin embargo, el podio todavía estaba repartido, tal como venía sucediendo desde el gran despegue del cambio tecnológico en la década de los 70. Microsoft repartía su poder con IBM, Cisco o Hewlett-Packard. Google convivió con Yahoo!, con el buscador Altavista y con AOL. Previo a Facebook, MySpace tuvo su reinado. Antes de que Amazon tuviera una de las acciones más valiosas de la Bolsa, eBay se quedaba con una buena parte de los ingresos del comercio electrónico. El Club de los Cinco ni siquiera estaba a salvo de que alguna startup, con un desarrollo innovador, le quitara su reinado.

Sin embargo, en los últimos años, el negocio de la tecnología ubicó a esos cinco gigantes en un podio. Y todos nosotros –que les confiamos nuestro tiempo, costumbres y datos a estas empresas– contribuimos. Hoy ostentan un poder tan grande y concentrado que ponen en juego no solo el equilibrio del mercado, sino también las libertades y los derechos de las personas en cada rincón del mundo.

Un dominio más eficiente

La leyenda cuenta que el Club de los Cinco alguna vez fue un grupito de nerds conectando cables y escribiendo líneas de código en un garaje. En 1975, Bill Gates y Paul Allen, trabajando día y noche durante ocho semanas en el programa para la computadora personal Altair, que daría inicio a Microsoft y haría que Gates dejara la Universidad de Harvard a los 19 años para dedicarse a su nueva empresa en Seattle. En 1998, Larry Page y Sergei Brin, desertando de su posgrado en Computación en Stanford para fundar Google en una cochera alquilada de Menlo Park, California, luego de publicar un artículo donde sentaban las bases de “Page Rank”, el algoritmo que hoy ordena cada resultado de la web. En 2004, Mark Zuckerberg en su habitación de Harvard creando Facemash, el prototipo de Facebook, para conectar a los estudiantes de la Universidad.

Todos ellos hoy integran una súper clase de multimillonarios que desde la torre de sus corporaciones miran al resto del mundo (incluso al poder de los gobernantes, jueces y fiscales) con la calma de los invencibles. Desde sus aviones privados o sus oficinas con juegos, mascotas y pantallas donde exhiben su filantropía para con los pobres, saben que con un minuto de sus acciones en la Bolsa pueden pagar el bufete de abogados más caro de Nueva York o al financista que les resuelva en instantes un giro millonario a un paraíso fiscal.

Lo curioso de esta historia es que el Club de los Cinco llegó a la cima sin violencia. No necesitó utilizar la fuerza, como otras superclases de la Historia. Su dominio, en cambio, creció controlando piezas tan pequeñas como datos y códigos. Luego, consolidó su feudo en los teléfonos móviles, Internet, las “nubes” de servidores, el comercio electrónico y los algoritmos, y los llevó a otros territorios.

Hoy las grandes plataformas tecnológicas son, a su vez, los monopolios que dominan el mundo. Unos pocos jugadores controlan gran parte de la actividad en cada sector. Google lidera las búsquedas, la publicidad y el aprendizaje automatizado. Facebook controla gran parte del mercado de las noticias y la información. Amazon, el comercio en gran parte de Occidente, y está avanzando en producir y distribuir también sus propios productos. Uber no sólo quiere intermediar y ganar dinero con cada viaje posible, sino que también busca convertirse en la empresa que transporte los bienes del futuro, incluso sin necesidad de conductores, a través de vehículos autónomos. De la tecnología al resto de nuestras vidas, estas empresas están comenzando a conquistar otras grandes industrias, como el transporte, el entretenimiento, las ventas minoristas a gran escala, la salud y las finanzas.

En remera y con un ejército de relacionistas públicos difundiendo sus comunicados de prensa donde se declaran en favor del desarrollo de los más necesitados, los Cinco Grandes dominan el mundo como antes lo hicieron las grandes potencias con África y Asia. La diferencia es que en nuestra era de tecno-imperialismo su superclase nos domina de una forma más eficiente. En vez de construir palacios y grandes murallas, se instala en oficinas abiertas llenas de luz en Silicon Valley. En vez de desplegar un ejército, suma poder con cada “me gusta”. En vez de trasladar sacerdotes y predicadores, se nutre del “capitalismo del like” –en palabras del filósofo surcoreano Byung-Chul Han (1)–, la religión más poderosa de una época en la que nos creemos libres mientras cedemos voluntariamente cada dato de nuestra vida. Cien años después, estamos viviendo un nuevo colonialismo.

La era de los imperios

“¿Qué ocurriría si cada uno de los trescientos millones de seres que viven en China compran tan sólo una caja de clavos?”, se preguntaban los comerciantes británicos en la era de los imperios. “¿Qué ocurriría si cada habitante del planeta que todavía no tiene Internet la tuviera y pudiera acceder a mi red social?”, sería la frase idéntica que, en nuestra época, se hizo Mark Zuckerberg al lanzar el proyecto internet.org (o Free Basics), que ofrece Internet “gratuita” en países pobres a cambio de una conexión limitada donde está incluida su empresa Facebook.

Las similitudes entre las dos etapas son impactantes. En la era de los imperios, un puñado de naciones occidentales se repartió el control del mundo hasta dominar al 50% de la población. En nuestra época, el Club de los Cinco controla la mitad de nuestras acciones diarias. En ambos casos, la tecnología jugó un papel decisivo. La diferencia es que en la era imperial, Europa y Estados Unidos controlaban territorios y acopiaban oro. Hoy, la súper clase tecno-dominante controla el oro de nuestra época: los datos. Cuantos más tienen, más poder concentran.

Mientras que en la era imperial las potencias intentaron imponer una educación occidental en sus colonias y no lo lograron masivamente, en nuestra era el Club de los Cinco todavía domina con un consenso casi absoluto. En África y Asia la gran masa de la población apenas modificó su forma de vida: la “occidentalización” tuvo límites. Sin embargo, hoy no hay habitante del mundo que no sueñe con un iPhone. Aun más, los grandes de la tecnología no sólo dominan en sus productos, sino que también ganan dinero cada vez que pagamos con nuestros datos. Todos, de alguna forma, terminamos sometidos a ellos.

Lo que permanece, de una época a otra, es la desigualdad. La diferencia entre unos pocos que tienen mucho y otros muchos que tienen muy poco es el denominador común. Hoy, ocho grandes millonarios concentran la misma riqueza que la mitad de la población del mundo. De esa cúpula, cuatro son dueños de empresas tecnológicas: Bill Gates de Microsoft, Jeff Bezos de Amazon, Mark Zuckerberg de Facebook y Larry Ellison de Oracle. Muy cerca de ellos están Larry Page y Sergei Brin de Google, Steve Ballmer de Microsoft, Jack Ma de Alibaba y Lauren Powell Jobs, viuda de Steve Jobs y heredera de Apple.

“La tecnología no hace más que mejorarnos la vida”, leemos como mantra de la publicidad tecno-optimista. Es cierto: gracias a ella hacemos cosas como ir al supermercado desde la computadora, llevar en la mochila una colección infinita de libros en un lector digital o tener del otro lado de la cámara a nuestro abuelo que vive lejos. También la tecnología aplicada a la salud mejoró la esperanza de vida de gran parte del planeta: en 2015 una persona vivía un promedio de 71 años, cinco años más que en el año 2000, el mayor salto desde el año 1960. Se mejoraron los niveles de supervivencia infantil, el control de enfermedades como la malaria, se amplió el acceso a las vacunas y descendió la tasa de muerte por enfermedades como el cáncer (2).

Sin embargo, hay un problema que no mejoró, sino que, al contrario, se profundizó: la desigualdad. Allí reside el gran dilema de nuestro tiempo: si la tecnología no sirve para que más personas vivan de un modo digno, entonces algo está fallando.

Pero algo está empezando a cambiar. En los últimos años, distintas voces provenientes especialmente desde Europa y desde algunos centros académicos y grupos de activistas en todos los continentes están comenzando a alertar y tomar acciones respecto del gran poder concentrado de las compañías tecnológicas y su impacto en la desigualdad. El control de los datos de Google, la poca transparencia de Facebook sobre el manejo de las noticias, los conflictos laborales y urbanísticos de Uber y el impacto comercial de gigantes como Amazon prendieron las primeras alarmas serias. El movimiento, no obstante, todavía es lento y enfrenta grandes obstáculos.

NOTAS

  1. Byung-Chul Han, Psicopolítica, Herder, Barcelona, 2014.
  2. Federico Kukso, “Los mejores años de nuestra vida”, Le Monde diplomatique, edición Cono Sur, Buenos Aires, octubre de 2017.

Este artículo forma parte de El Atlas de la revolución digital
Este artículo integra la serie: Cartografías. Coordenadas de un mundo que cambia

(*) Periodista. Su último libro es Los dueños de Internet (Debate, Buenos Aires, 2018).
© Le Monde diplomatique, edición Cono Sur

Quedó inagurada la empresa Proyectar Innova

El viernes 20 de diciembre quedó inagurada de manera oficial la fábrica multipropósito de tecnología médica con certificación internacional, Proyectar Innova.

Empresarios del nuevo empredimiento junto a autoridades municipales

Ubicada sobre calle Los Canarios, brindará asesoramiento con alto nivel de innovación a emprendedores y personas interesadas en la materialización de proyectos con base científica – tecnológica y el Municipio meses atrás, estableció un convenio de cooperación y brindó su aval institucional.

Estuvieron presentes la Viceintendenta del Municipio de Oro Verde Marianela Komar, junto al responsable de Ambiente Bioing. Javier Fernández, el decano de la Facultad Dr. Diego Campana y el Secretario de Investigación, Ciencia y Técnica de la UNER, Dr. Gabriel Gentiletti, quién además forma parte del proyecto del Distrito de Innovación Tecnológica Oro Verde.

Los socios de esta iniciativa Ricardo Rodríguez y Leandro Planas explicaron cómo es su funcionamiento y realizaron un recorrido por las instalaciones. Proyectar Innova brinda el servico de hosting regulatorio de incubación, certificación de Buenas Practicas de Fabricación, Registro de productos Médicos y estrategias regulatorias de vanguardia a emprendedores.

Vale destacar, meses atrás el municipio y los socios de Proyectar Innova rubricaron un convenio donde se había acordado un intercambio recíproco de cooperación y en la oportunidad el Municipio brindó su aval institucional. (Emisora Regional)

En Oro Verde utilizan Software Libre para procesar información sobre salud

Desde la disciplina Salud Pública de la Facultad de Ingeniería desde hace más de una década se vienen desarrollando proyectos para abordar algunos problemas de la salud – enfermedad-cuidado de poblaciones y organizaciones de salud. El sistema usa software libre.

Javier Fernández, responsable del proyecto.

A modo de cierre, el próximo lunes 23 de diciembre se realizará a partir de las 9 horas en el CIC Dr. Domingo Liotta de la ciudad de Diamante por la mañana y en la FIUNER local durante la tarde la Jornada “Desarrollando e Implementando Tecnologías apropiadas para el cuidado de la salud de nuestras comunidades”.

En ese marco se compartirán las actividades desarrolladas en el marco del proyecto PDTS- CIN “Análisis de diseño, Desarrollo e implementación de Módulos de un Sistema de Información basado en Software libre para el Primer Nivel de Atención de la Salud (2014-2019)”, implementado en la sala de primeros auxilios Crisólogo Larralde que funciona en barrio El Triangular y depende del Municipio local.

El responsable de Ambiente municipal, Bioing. Javier Férnandez e investigador en este proyecto, expuso “estamos muy satisfechos con este proyecto, ya que ha permitido el cargado de datos con una mayor precisión en la Sala de Primeros Auxilios, porque los programadores tuvieron en cuenta las necesidades de los profesionales de la salud en los que respecta a registros de atención y una mejor accesibilidad en el manejo de uso diario implementando este software libre”.

Además, se presentarán también las actividades desarrolladas en el marco del proyecto PDTS- UNER “Desarrollo e implementación de un sistema de información interpoperable para abordar la fragmentación de datos para el Primer nivel de Atención en Salud” (2018-2020).

¿Qué es software libre?

El software libre es todo software cuyo código fuente puede ser estudiado, modificado, y utilizado libremente con cualquier fin y redistribuido con cambios y/o mejoras o sin ellas.​ Su definición está asociada al nacimiento del movimiento de software libre, encabezado por el activista y experto informático estadounidense Richard Stallman y la fundación en 1985 de la Free Software Foundation, una organización sin ánimo de lucro que coloca la libertad del usuario informático como propósito ético fundamental.

Un software es libre si otorga a los usuarios de manera adecuada las denominadas cuatro libertades: libertad de usar, estudiar, distribuir y mejorar, de lo contrario no se trata de software libre. Existen diversos esquemas de distribución que no son libres, y si bien podemos distinguirlos sobre la base de cuánto les falta para llegar a ser libres, su uso bien puede ser considerado contrario a la ética en todos los casos por igual.

La expresión «software libre» proviene de la expresión del inglés free software, que presenta ambigüedad entre los significados «libre» y «gratis» asociados a la palabra free. A raíz de esto se suele considerar, de manera errónea,​ como software gratuito y no en su acepción más precisa como software que puede ser modificado y compartido sin infringir la licencia. (Más información aquí)

Agroalimentos, el futuro ya llegó

2019-10-31-Matias_Strasorier-ModeloAgroalimentario

Matías Strasorier, médico veterinario y director del Centro de Estudios Agrarios de la Argentina dialogó con Emisora Regional acerca de los escenarios que se plantean a través de la incorporación de tecnología en la producción de alimentos. ¿Cómo se reconfigura la producción agrolimentaria? El rol de los trabajadores rurales y otros temas son desarrollados por el especialista en la entrevista.


More Entradas for Show: Mediodía Regional

Proyectar Innova ya tiene su espacio en Oro Verde

Se realizó la presentación oficial de la incubadora y fábrica multipropósito de tecnología médica con certificación internacional, Proyectar Innova. Esta incubadora brindará asesoramiento con alto nivel de innovación a emprendedores y personas interesadas en la materialización de proyectos con base científica – tecnológica. Meses atrás el Municipio firmó un convenio de cooperación y brindó su aval institucional.

Si bien faltan ultimar detalles de infraestructura, ya se realizó la presentación de su espacio físico sobre calle Los Canarios, de la que participó el Municipio y diferentes actores que se encuentran trabajando en el proyecto del Distrito de Innovación Tecnológica Oro Verde. Estuvo el intendente electo Oscar Toledo, junto al responsable de Ambiente Javier Fernández, autoridades de la Facultad de Ingeniería de la UNER, de la Subsecretaría de Desarrollo Emprendedor y de la Secretaría de Modernización del Estado, Ciencia y Tecnología de la provincia, y emprendedores locales.

Los socios de esta iniciativa Ricardo Rodríguez y Leandro Planas realizaron un recorrido de las instalaciones y explicaron cómo será su funcionamiento y la disposición de las oficinas. Proyectar Innova brindará el servico de hosting regulatorio de incubación, certificación de Buenas Practicas de Fabricación, Registro de productos Médicos y estrategias regulatorias de vanguardia.

Vale destacar, meses atrás el municipio y los socios de la Incubadora de empresas Proyectar Innova rubricaron un convenio donde se había acordado un intercambio recíproco de cooperación y el Municipio avaló institucionalmente este proyecto.

Realidad virtual para conocer paisajes de Argentina

Desarrollan un videojuego educativo de realidad virtual permite conocer los mejores paisajes de Argentina.

La aplicación generada por un equipo interdisciplinario tiene como ventaja extra que es de acceso y descarga libre por parte de cualquier usuario

En el marco del proyecto “Huellas Patrimoniales” de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNLP, surge “HuVi”, una aplicación de realidad virtual (videojuego móvil 360°), que promueve la inclusión educativa e identitaria de niños en situación de exclusión social. El uso de nuevas tecnologías se combina con contenidos de carácter educativo, lúdico y recreativo, para ofrecer a los chicos la posibilidad hacer un recorrido virtual por los paisajes turísticos más emblemáticos de la Argentina,

HuVI es el fruto del talento y la imaginación de un equipo interdisciplinario de las facultades de Ciencias Económicas, Bellas Artes e Informática. La propuesta hace foco en las oportunidades que brinda la realidad virtual como herramienta mediadora en el proceso de enseñanza y aprendizaje, a partir de la realización de viajes interactivos. La aplicación desarrollada en la UNLP tiene como ventaja extra que es de acceso y descarga libre por parte de cualquier usuario.

El proyecto de extensión, del que participan estudiantes y docentes, contempla diferentes instancias: por un lado, la producción de contenidos audiovisuales para realidad virtual, tomando como referencia sitios argentinos inscriptos en la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO; luego el diseño y programación de un videojuego móvil 360°; y finalmente la ejecución de talleres educativos en diferentes barrios de la periferia.

De este modo, la UNLP llegará a los barrios con talleres de interpretación patrimonial especialmente orientados a los más chicos, cuyo objetivo es sensibilizar, reflexionar e introducir nociones generales de patrimonio, identidad e historia. En esos espacios, los niños acceden a la aplicación e inician su experiencia viajera virtual guiados por los extensionistas de la UNLP.

HuVI se desarrolló en la Facultad de Informática en el marco de una tesis de Maestría en Tecnología Informática Aplicada en Educación. “Esta aplicación posibilita la interacción del jugador con un videojuego lúdico-educativo, a través de un viaje a los sitios patrimonio de la humanidad de Argentina, donde los protagonistas excluyentes son el niño y el paisaje”, explicó la coordinadora del proyecto, Cecilia Sanz.

En su primera versión, HuVi presenta uno de los tres ejes a trabajar, sobre las características patrimoniales del “Parque Nacional Iguazú”. El juego fue testeado en un taller educativo en la Asociación Civil El Roble, en el que participaron niños y jóvenes con y sin discapacidad. Allí se evaluaron diferentes ítems como la jugabilidad, usabilidad y disfrute que experimentaron los usuarios, con el objetivo de ir perfeccionando el diseño para sus versiones futuras.

Integrantes del proyecto HUVI

El proyecto está integrado por: Gabriel Comparato, y Cecilia Sanz, Virginia Sahores Avalis, Agustina Romero, Luciana Renzella, Yamila Capeletti, Nela Ravea, Sofía Cardellini y Luisina Cimatti , Gabriel Gonzalez, Ayelén García,  Clemente Moroni,  Yesica Chirinos y Sebastián Dapoto.

 “Huellas Patrimoniales”: un proyecto para la inclusión

El proyecto surgió en el año 2016 con el propósito de trabajar en dos planos de forma simultánea: por un lado, incentivando al conocimiento, al reconocimiento y a la puesta en valor de los referentes patrimoniales más representativos el país y, por otro lado, promover la inclusión social a partir del uso de la tecnología.  

Los responsables de la iniciativa explicaron que “si bien la propuesta no pretende ser un reemplazo al viaje propiamente dicho, busca ser un complemento al proceso de movilidad in situ, que permita generar otro tipo de oportunidades dentro del aula y de talleres territoriales, tanto previos como posteriores al viaje”. De hecho, cabe destacar que esta propuesta surgió como complemento de otro proyecto de extensión ya en curso llamado: “Dejando Huellas”. Este también surgió como iniciativa de la Facultad de Ciencias Económicas y, desde 2012, promueve la organización de viajes en el marco de un turismo solidario.

Durante el 2017, en “Huellas Patrimoniales” participaron más de quince voluntarios, entre los que se incluyen docentes-investigadores, graduados y alumnos, y se filmaron tres sitios patrimonio de la humanidad (UNESCO) en la República Argentina con sus respectivos guiones y post-producciones. Estos sitios son: las Misiones Jesuíticas Guaraníes y las Cataratas del Iguazú (declarados en el año 1983), en la provincia de Misiones, y la Casa Curutchet de la ciudad de la Plata (declarada en el año 2016). En este sentido, se realizó un libro fotográfico y, a modo de cierre de ese año, se llevó a cabo una muestra dentro de la Facultad de Ciencias Económicas donde se intervino artísticamente parte del tercer piso y se lo ambientó acorde a las proyecciones. Ello incluyó el diseño de una muestra fotográfica, una muestra audiovisual HD, 360 y de sonidos ambiente. (Fuente: Noticiero de la UNLP)

Fracasó el simulacro de escrutinio y hay alertas por fraude electoral

El simulacro del escrutinio falló y el peronismo está con la guardia alta por un posible “fraude”. El último sábado, el Correo Argentino realizó la primera práctica para probar el nuevo sistema de transmisión de datos que se utilizará en el escrutinio provisorio y el resultado fue el “colapso del sistema”. Ante ello, desde el Partido Justicialista advierten: “las pruebas que está haciendo el Gobierno no son transparentes”. Ampliarán la denuncia presentada ante la Justicia.

Una vez más, el desarrollo del escrutinio de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) se ubicó en el centro del conflicto. Es que, desde el Partido Justicialista pusieron el foco en la posibilidad de un fraude de parte del gobierno de la Nación. Para ello, sustentan la acusación en una modificación realizada por la gestión de Mauricio Macri hace unos meses y que ya comenzó con errores.

Vale recordar que, desde la Casa Rosada impulsaron una variable en el sistema de transmisión de datos para el escrutinio provisorio. De cara a los comicios del próximo 11 de agosto, la Nación dispuso que se realice el primer simulacro del nuevo esquema y la suerte fue adversa.

En si, este sábado, el Correo Argentino realizó el primer simulacro para probar el nuevo sistema de transmisión de datos. El ensayo del mecanismo bajo el control de la empresa inglesa Smartmatic derivó en “un colapso de la plataforma de transmisión”. Del simulacro participaron 3.000 escuelas de todo el país y 1.000 sucursales del Correo.

La modificación que impulsó Macri se basó en un presunto aceleramiento del conteo provisorio debido a la instalación de modems y scanners en las escuelas. La tecnología debería agilizar el envío de los telegramas donde constan los votos de cada urna. Sin embargo, el primer ensayó “colapsó” y no se produjo tal celeridad.

Cabe destacar que, en 2017, el recuento de votos en las PASO para senadores nacionales por la provincia de Buenos Aire se extendió en demasiado y la victoria de Cristina Fernández se conoció casi 24 horas después de cerrar las urnas.

Ante ello, y con las fallas del nuevo sistema impulsado por Juntos por el Cambio, desde el Partido Justicialista pusieron el grito en el cielo y alertaron de un posible fraude electoral. El portavoz de la doctrina peronista fue el apoderado partidario, Jorge Landau, que señaló: “las pruebas que está haciendo el Gobierno con la tecnología electoral no son transparentes y las hacen sin participación de los partidos opositores”.

“El Gobierno está introduciendo modificaciones tecnológicas en la elección que nadie nos consultó y nos enteramos por los medios. Entre gallos y medianoche, están haciendo estas pruebas del sistema electoral de las cuales no participamos y nos enteramos por trascendidos”, abundó Landau.

De esa manera, sentenció que el cambio generado por el Gobierno es “improvisado” y por eso “falló”. Asimismo, el especialista del PJ remarcó que “con el pretexto de introducir tecnología en el proceso electoral van torciendo un sistema que históricamente fue transparente”.

“No tengo dudas de que van a querer hacer un contrabando informativo durante las elecciones con esta nueva tecnología”, disparó Landau al tiempo que cruzó a la Cámara Electoral por el fallo en el que aseveró “no tener competencia”.

Por último, el apoderado del PJ cuestionó: “Los resultados se van a saber a la misma hora que siempre. Entonces, ¿para que quieren transmitir los telegramas en forma electrónica? Estamos pidiendo que no se use este sistema electrónico, es crónica de una muerte anunciada”.

Con la falla del primer experimento realizado por el gobierno de Macri, el PJ piensa en extender la presentación realizada ante la Justicia para frenar un eventual fraude electoral en las próximas PASO. (Fuente: La Tecla.info)

Proyectan a Oro Verde como distrito de innovación tecnológica

El viernes 31 de mayo se realizó una reunión en el Municipio de la que participaron diferentes instituciones para trabajar en el proyecto de Distrito de Innovación Tecnológica de Oro Verde. Participó el Secretario de Ciencia y Tecnica de la Uner, la encargada de Vinculación Tecnológica de la Facultad de Ingeniería de la misma universidad, representantes del Inta, de la subsecretaría de Ciencia y Tecnología, y de Producción y Modernización de la Provincia, e integrantes de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la Uader. Por el Municipio estuvieron el responsable de Ambiente, Javier Fernández, y el presidente municipal, José Luis Dumé.

El encuentro tuvo el objetivo sentar las bases del Distrito de Innovación de Oro Verde. Allí, se definieron los roles de las instituciones participantes del proyecto, las acciones a llevar adelante por parte de cada miembro, como también los aportes o herramientas con los que pueden contribuir al distrito. Asimismo, se habló de las limitaciones de cada una.

Desde el Municipio, el intendente Dumé afirmó “en primer lugar es un paso más para definir nuestro perfil de ciudad, que por una parte viene determinado por los recursos que tenemos en Oro Verde con todas estas instituciones que producen conocimiento, y por otra por lo que aspiramos para nuestra comunidad. Lo del distrito es poner en valor ese potencial, se trata de iniciativas que están relacionadas con una de las premisas para nuestra gestión, que es el cuidado del ambiente”.

En este momento el grupo está elaborando un documento que da cuenta del resultado de la reunión y el próximo encuentro será en dos semanas en el Centro de Medicina Nuclear.

“Exportar a través de Bitcoin”, capacitación gratuita

La capacitación será brindada por especialistas de la compañía Bitex. Consiste en un encuentro para hablar sobre la tecnología Bitcoin y blockchain aplicada en los negocios y sobre cómo realizar exportaciones a través de Bitcoin.

Bitex es una startup Fintech que inició sus operaciones en 2014. Se especializa en proveer servicios sobre el blockchain de bitcoin, el protocolo de transmisión de valor descentralizado más potente del mundo. Actualmente opera en Argentina, Uruguay, Paraguay y Chile. En conjunto con el Consejo Empresario de Entre Ríos, estarán ofreciendo esta capacitación para hablar sobre la temática bitcoin aplicada en los negocios, y  cómo se puede cobrar una exportación a través de la solución de pagos internacionales Concierge, que ofrece Bitex.

La charla llamada “Exportar a través de Bitcoin” estará a cargo de Iñaki Apezteguia, Líder de la unidad de Blockchain, socio de Gest Innova SRL y asesor en Blockchain para empresas de la Región, Marcelo Moscatelli, Desarrollador de Negocios de Bitex, Abogado y Experto en finanzas corporativas e Ignacio del Pino, Lic. en Administración y Desarrollador de Negocios de Bitex.

El evento es este viernes 10 de mayo, a las 14 horas en la sede del Consejo Empresario de Entre Ríos, calle Alameda de la Federación 290, 6º Piso, Paraná, Entre Ríos. La inscripción es gratuita, a través de este link: https://www.eventbrite.com.ar/e/bitex-exportar-a-traves-de-bitcoin-tickets-61404484466

“Nuestro objetivo, con esta serie de encuentros, es seguir expandiendo esta temática en todo nuestro país. Hablar sobre Bitcoin y los beneficios que esta tecnología brinda para diferentes tipos de negocios, empresas y/o emprendimientos. El evento es una excelente oportunidad, no solo para capacitarse sobre nuevas alternativas de exportación, sino también para entrar en contacto con otros profesionales y hacer relacionamiento”, afirman desde Bitex.

El encuentro cuenta con el apoyo del: Consejo Empresario de Entre Ríos, Polo Tecnológico del Paraná y Gest Innova SRL. (El Diario)